¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Jueves, 10 de enero de 2013   |  Número 68 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
gestión e innovación
EL SISTEMA ESTÁ COMERCIALIZADO POR GE HEALTHCARE
Nueva tecnología reduce costes en anestesia sin alterar la seguridad del paciente
Evita el riesgo de mezcla hipóxica y minimiza el exceso de flujo de gases frescos

Redacción. Madrid
La compañía GE Healthcare ha presentado en España CS2, un sistema que permite gestionar de manera más eficaz la administración de agentes anestésicos y facilita la utilización de la anestesia de bajos flujos. Los agentes anestésicos tienen un coste muy elevado para los hospitales y existen, además, evidencias científicas que sugieren que el exceso de agentes anestésicos inhalables liberados en la atmósfera afecta al medioambiente. Con el uso de la estación de cuidados CS2 pueden reducirse sustancialmente dichos costes, puede minimizarse el impacto medioambiental y, al mismo tiempo, puede garantizarse la seguridad del paciente mediante un estricto control de sus constantes y de los gases administrados. La anestesia de bajos flujos, además, incrementa la seguridad del paciente porque puede evitar el riesgo de mezcla hipóxica y ayudar a minimizar el exceso de suministro de flujo de gases frescos.

Tres profesionales sanitarios atienden a un paciente en el quirófano.

Precisamente en lo que respecta a los costes, Mario González, gerente de los sectores sanitarios de Aragón I y II, ha destacado durante la presentación del producto “la necesidad de que los centros hospitalarios incorporen tecnologías que se utilicen realmente y que puedan demostrar que ahorran dinero al hospital incrementando a la vez la eficacia y seguridad”.

El nuevo sistema de GE Healthcare se basa en la tecnología de anestesia guiada ecoFLOW, que puede aportar información constante a los anestesiólogos, facilitándoles la decisión sobre los niveles del flujo de gases frescos que han de administrar. Por medio de una pantalla táctil de 15” los especialistas pueden obtener datos que les ayudan a gestionar de manera precisa los niveles de oxígeno necesarios para el paciente y, en función de los mismos, optimizar el uso de gases y agentes utilizados en cada paciente para reducir su exceso, que, de otro modo, sería desechado a la atmósfera. Además, la pantalla puede incorporar un indicador que informa del coste por hora de los agentes anestésicos utilizados. Así, los especialistas pueden ver de manera inmediata el impacto de los ajustes del nivel de flujo, tanto en lo que se refiere al volumen de anestésicos que llega al paciente como al coste de los mismos.

Según Jaume Canet, jefe del Servicio de Anestesia del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona, este tipo de sistemas para administración de anestesia suponen “un avance tecnológico muy importante para la labor de los anestesiólogos porque les ayuda a tomar las decisiones más adecuadas en cada momento, tanto en criterios de seguridad del paciente como en costes”. Canet destaca que “es una herramienta muy útil, en especial para aquellos profesionales que se enfrentan al reto de utilizar la anestesia de bajos flujos en condiciones de total seguridad para el paciente”. Para Canet la anestesia de bajos flujos es “una práctica que no sólo ahorra dinero, sino que también es más favorable para el medio ambiente”.

Todos los retos a los que se enfrentan los anestesiólogos de hoy en día exigen también disponer de las mejores herramientas de monitorización que les permitan garantizar en todo momento el adecuado estado del paciente en relación con los tres parámetros fundamentales de la anestesia: hipnosis, relajación muscular y analgesia. Tal y como destacó José María Calvo, jefe de Anestesia del Hospital Infanta Leonor de Madrid y vicepresidente de la Sedar, “GE Healthcare ha desempeñado un papel fundamental en la investigación y puesta en el mercado del único sistema integrado de monitorización que permite valorar las tres variables  a través de su sistema AoA (Anestesia Adecuada). Esto garantiza el control y el bienestar del paciente durante la operación, y complementa perfectamente la propuesta de seguridad de CS2”.

Similares a los ventiladores de las UVI

CS2 equipa la misma tecnología de pantalla táctil que puede encontrarse en los dispositivos digitales que se usan hoy en día, lo que hace que la navegación y seguimiento para los clínicos sea intuitiva, contribuyendo a que los anestesiólogos pongan su enfoque máximo en el cuidado del paciente.

La tecnología de ventilación del CS2 permite a los especialistas alcanzar prestaciones ventilatorias similares a las que proporcionan los ventiladores de las UCI (unidades de cuidados intensivos). Tal y como destacó Javier García, jefe de Anestesia del Hospital de Puerta de Hierro, CS2 permite la realización de maniobras de reclutamiento pulmonar, y su uso en todo tipo de enfermos, desde los neonatos a los obesos mórbidos.  Con el incremento de enfermedades crónicas y patología de base en la población como la obesidad, las enfermedades cardiovasculares o respiratorias crónicas, estas características son indispensables para cualquier cirugía en este tipo de pacientes.

Par Antonio Pérez,  responsable de la división de LCS (Soluciones de Soporte de Vida) de GE Healthcare en España, “tras cien años de experiencia en el campo de la anestesiología, nuestro compromiso actual está enfocado en ayudar a los clínicos a trabajar en flujos bajos, aportando soluciones efectivas tanto para los dispositivos automáticos de control objetivo como los de control manual, en línea con nuestro objetivo de mejorar la calidad de la atención médica e incrementar el acceso al cuidado de la salud a un coste asequible”.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com