¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 04 de julio de 2011   |  Número 35 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
RAFAEL PÉREZ-SANTAMARINA, GERENTE DEL HOSPITAL LA PAZ DE MADRID
“Nuestro servicio de Cirugía Plástica prepara logros que serán una sorpresa”
El máximo responsable del centro destaca su prestigio en todo el mundo

Javier Barbado. Madrid
Bautizado como “La Paz” en conmemoración de los 25 años transcurridos desde la Guerra Civil española, este centro está en boca de cualquier médico español que se precie, ya que fue toda una escuela matriz en la formación de muchos de los galenos que hoy ejercen en la capital o fuera de ella. A lo largo de la entrevista, su máximo responsable presume de “estar acostumbrado” a que los alumnos clasificados entre los primeros en el examen MIR escojan una especialidad en el hospital. Sin ir más lejos, este año ha entrado en Cardiología el número uno de la prueba, lo que refuerza el prestigio del área docente, que se desarrolla en comunión con la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, construida al lado del centro.

El máximo responsable directivo de La Paz habla sobre la elección del hospital, este año, por el número 1 del MIR; la creación del Idipaz y las áreas en las que destaca el centro.

Pérez-Santamarina expica cómo ha influido en La Paz la aparición de nuevos hospitales en la Comunidad de Madrid y da su opinión sobre la colaboración público-privada.

Cuéntenos desde cuándo dirige La Paz y las características que, en su opinión, definen este histórico centro hospitalario

Llevo en la gerencia desde abril de 2004. La Paz es un hospital reconocido no ya en España, sino en el mundo entero, y para mí es un orgullo formar parte de su equipo directivo. Creo que, a todos los niveles, tanto asistencial como docente e investigador, es un excelente hospital.

¿Cuál es su formación como profesional de la gestión sanitaria?

Soy licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela en el año 1975. Soy especialista en Medicina Interna. Posteriormente, hice la especialidad de Aparato Digestivo y estuve ejerciendo hasta el año 90 desde el punto de vista asistencial.

Además, poseo un Máster de Gestión Administrativa y Sanitaria. A partir de enero de 1991, he desempeñado diversos puestos de gestión sanitaria, la mayor parte de ellos en hospitales. Así, he estado, entre otros centros, en el Complejo Hospitalario de Pontevedra, en la Fundación Hospital do Salnés y en el Hospital La Paz de Madrid.

Asimismo, he sido secretario general de Sanidad dentro del equipo de la ministra Ana Pastor.

Si nos centramos de nuevo en el Hospital La Paz, este año, el número uno del examen MIR ha escogido en él la especialidad de Cardiología. Suponemos que ese detalle da mayor prestigio, si cabe, a la capacidad docente del centro.

Estamos acostumbrados a que un número importante de los primeros en el MIR escojan el hospital cada año para cursar la residencia y especializarse. Con todo, el que este año sea el número uno el que lo ha hecho, ha supuesto para nosotros un orgullo y una satisfacción; y máxime al haber escogido Cardiología, ya que es una especialidad por la que hemos apostado, que ha mejorado muchísimo en los últimos años y que, en fin, pensamos que es un gran servicio.

Hábleme de la vertiente investigadora. El Idipaz todavía no lleva mucho tiempo…

El Idipaz está acreditado desde hace poco más de un año. Sin embargo, la base del Idipaz es la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital de La Paz, constituida a finales del año 2003 y que ahora, fundamentalmente con la cooperación de la Universidad Autónoma de Madrid, se ha formado y acreditado como Idipaz. Pero las bases de la investigación en el hospital, como digo, ya habían sido puestas con la Fundación.

El centro es una referencia, por ejemplo, en trasplante infantil. ¿En qué más destaca?

El Hospital Materno-Infantil está totalmente reconocido en su totalidad, no solo en el área de trasplantes. En su conjunto, tiene unas especialidades pediátricas que, ciertamente, pocos hospitales de España disfrutan a ese nivel, pero el hospital general y el resto de los servicios del centro también son de excelencia, entre ellos la Cardiología, un área por la que, insisto, hemos apostado con fuerza y no lo hemos hecho solos. En este momento, estamos en colaboración con una empresa en un proyecto de gran magnitud, de tal manera que vamos a ser un hospital de referencia para la fabricación de ensayos clínicos y técnicos en Europa ante esta empresa.

Aparte de la Cardiología, la Cirugía Plástica es una referencia en toda España (destaca la Unidad de Quemados); este servicio hace reimplantes y está al máximo nivel de la cirugía plástica que se hace en España. Creemos que, probablemente, daremos alguna sorpresa con relación a algunos objetivos conseguidos en este servicio.

Y, en fin, por supuesto cabe mencionar al resto de servicios como el de Neurología y Neurocirugía, que tienen un nivel muy importante. En realidad el nivel medio es alto, así que mencionaría a todos los servicios.

La aparición de nuevos hospitales en la periferia de Madrid ha reducido los recursos humanos de los hospitales tradicionales como La Paz. ¿Cómo se ha adaptado el centro a este proceso?

Sí. En este momento ya está consolidado el modelo. Efectivamente, cuando se puso en marcha el Hospital Infanta Sofía, y, con él, tuvo lugar el desplazamiento de parte del personal de nuestro hospital, se perdió personal médico. La relación con el Infanta Sofía es, sin embargo, muy buena. Siempre hay un periodo en el cual existen ciertas dudas respecto a lo que puede suceder, pero esto es algo ya totalmente estabilizado y creemos que se ha mejorado mucho la excelencia en el conjunto de la Comunidad de Madrid.

Frente a la crisis económica, aparecen algunas aparentes soluciones como los modelos de colaboración público-privada, que han proliferado por todo el país, y, en especial, en autonomías como la de Madrid. ¿Cuál es su opinión sobre estas fórmulas de gestión hospitalaria?

Bueno; he acudido al III Encuentro Global de Directivos de la Salud, celebrado en Lerma, y en este foro se han comunicado muchas ponencias que han analizado esas fórmulas. Como conclusión, se ha visto que la variedad de modelos de colaboración público-privada ofrece en realidad la misma calidad de asistencia. Es decir, la misma asistencia se le da a todos los pacientes desde cualquier punto de vista de la organización, sea público o privado, y no hay, por tanto, una alteración de la calidad por esta razón o motivo.

¿Es partidario, frente a la crisis económica, de medidas coyunturales como las que se llevan a cabo, por ejemplo, en Cataluña, o bien de cambios estructurales?

Efectivamente, estamos pasando unos momentos difíciles a nivel de la financiación y de la sostenibilidad de los servicios sanitarios (entre otros). Es decir, que hay que actuar desde el fondo del problema para continuar manteniendo la excelente calidad de la gestión sanitaria de la que disponemos.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com