¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 17 de enero de 2012   |  Número 46 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
ALFONSO CRUZ LENDINEZ, DIRECTOR DE ENFERMERÍA DEL HOSPITAL DE JAÉN
“Nuestro hospital lidera la consulta enfermera avanzada”
El centro desarrolla programas específicos de cuidados como el módulo “Azahar”

Javier Barbado. Madrid
El Complejo Hospitalario de Jaén, constituido por cinco edificios (cuatro de ellos, hospitales) se encuentra muy avanzado en atención y cuidados enfermeros, tal como explica en esta entrevista su director del ramo. Las consultas finalistas, es decir, dotadas de su propia agenda y dedicadas a la asistencia enfermera de forma personalizada, constituyen, según indica, “el último eslabón” de la clasificación organizativa de las funciones del colectivo en el centro. Entre otros proyectos del centro, este directivo cita el módulo de cuidados “Azahar”, soporte informático de la práctica clínica para los cuidados que se integrará a corto plazo en el sistema Diraya Atención Especializada, el cual, a su vez, permitirá integrar la historia clínica digital en el hospital.

¿De qué experiencias de práctica enfermera avanzada está al corriente en Andalucía? ¿De qué manera participa en ellas?

En Andalucía disponemos de una larga trayectoria de avances en el ámbito de los cuidados. De hecho, desde hace más de diez años, existen estructuras centralizadas de apoyo e impulso a los cuidados, inicialmente en el Servicio Andaluz de Salud, lideradas por Rosa Pérez, y, desde hace casi cuatro años, también en la Consejería de Salud. Se trata de la Dirección Estratégica de Cuidados liderada por Concha Padilla. De esta forma, se han ido implementando nuevas estrategias en toda Andalucía en el ámbito de cuidados en todas las instituciones y niveles asistenciales.

De forma resumida, podemos hablar de la implantación y consolidación de prácticas avanzadas como gestión de pacientes complejos por las enfermeras de enlace comunitarias y de las enfermeras gestoras de casos hospitalarios, de la prescripción enfermera, de la clasificación avanzada en servicios de Urgencias de AP y AE y en salas de coordinación, y la cirugía menor en Atención Primaria. Por otra parte, también existe toda una estrategia en torno a la formación, la investigación de Enfermería, la acreditación de profesionales, la seguridad del paciente y la atención a cuidadoras de grandes dependientes.

El Complejo Hospitalario de Jaén se encuentra absolutamente inmerso e implicado en todas las acciones de mejora de los cuidados e incluso lideramos alguna de las prácticas avanzadas, tal es el caso de la clasificación avanzada en urgencias por enfermeras y en base a protocolos, ya que, en breve, implantaremos el último eslabón del proceso de clasificación que es la consulta de Enfermería con carácter finalista.

También somos el primer hospital de nivel I de la comunidad andaluza que ha completado la implantación del módulo de cuidados Azahar en todo el Complejo Hospitalario. Estamos desarrollando e implantando consultas de Enfermería en casi todas las unidades clínicas, consultas finalistas con su propia agenda para la atención de pacientes especialmente sensibles de patologías crónicas;  actualmente contamos con más de 15 y estamos desarrollando otras para implantar, durante este primer trimestre, una Unidad Integral de Atención a las Heridas crónicas y una unidad de telecuidados para interconectar y asesorar a los distintos profesionales de Enfermería de AP y AE que lo necesiten en técnicas y cuidados.

¿Qué autonomías, aparte de Andalucía, desarrollan nuevas competencias del profesional enfermero?

Además de Andalucía, conocemos experiencias similares, sobre todo en Gestión de casos en el País Vasco, Cataluña, Madrid y recientemente en la Comunidad Valenciana.

¿Cómo está organizada la Dirección de Enfermería del Hospital de Jaén? 

El Complejo Hospitalario de Jaén se compone de cinco edificios, cuatro de ellos hospitales, un hospital médico-quirúrgico; un hospital materno-infantil; un hospital neurotraumatológico; un hospital de pacientes pluripatológicos y de cuidados paliativos; y un gran centro diagnóstico destinado a consultas. Los últimos hospitales se encuentran a 3,5 y 4 km, respectivamente, de los primeros, lo que supone una mayor complejidad cara a la organización y gestión de los recursos.

Nuestra organización se basa en tres Subdirecciones Asistenciales con sus mandos intermedios correspondientes y dos estructuras transversales dependientes de la Dirección, una que da soporte de recursos a las distintas UGC y otra unidad, la unidad de Estrategia de Cuidados que da soporte a todo el Complejo Hospitalario en Normalización de la práctica clínica y en Prácticas Avanzadas, además de coordinar todas las estructuras y comisiones dependientes de la Junta de Enfermería, la gestión del conocimiento y la evaluación y mejora de los cuidados. Esta unidad también se ocupa de coordinar las prácticas clínicas de los Grados de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los posgrados.

¿Qué proyectos ha llevado a cabo desde su cargo en ese complejo hospitalario? 

 Tras acometer una primera reordenación de efectivos en todo el CHJ y proceder a la estabilización de las plantillas, iniciamos, hasta concluirla durante 2011 la implantación del módulo de cuidados Azahar. Dicho módulo es el soporte informático de la práctica clínica para los cuidados, módulo que se integrará a corto plazo en el sistema Diraya Atención Especializada, que permitirá integrar la historia clínica digital en el hospital. También hemos hecho un esfuerzo importante por implantar todas las estrategias de prácticas avanzadas, como decía antes e incluso liderando algunas de ellas. Merece especial atención el impulso que le estamos dando a las Enfermeras de Consultas de las distintas unidades para que definan, implanten y lideren consultas de Enfermería, cambiando el concepto de Enfermera asistente del médico a Enfermera protagonista en su propia consulta, toda vez que contamos en las consultas con las Enfermeras más “sabias del hospital”.¿

Otra cuestión importante ha sido la transformación de todas las unidades y servicios del CHJ en 34 Unidades de Gestión Clínica, con su propia estructura de dirección , con sus propios acuerdos de gestión y con toda la estructura de mandos intermedios de Enfermería integrados en las mismas como líderes de cuidados, lo que ha supuesto un avance considerable en la transformación de los hospitales del CHJ, desde una estructura vertical y jerárquica o otra matricial o en red en e la que la Enfermería se integra con los demás profesionales en torno a Procesos asistenciales integrados, con objetivos compartidos y con el ciudadano como eje del sistema.

¿Qué retos se ha planteado como directivo de hospital de aquí a las próximas elecciones autonómicas?

Como principal reto podemos hablar de la consolidación de la estructura de Unidades de Gestión Clínica, ya asentada en la organización y el desarrollo de medidas encaminadas a aumentar la autonomía y corresponsabilidad de los profesionales de las mismas, convirtiendo la estructura directiva del CHJ en meros facilitadores del proceso asistencial en el seno de las UGC lideradas por los profesionales y orientadas al ciudadano. También estamos trabajando sin descanso en la acreditación de profesionales y de unidades, lo que a la postre no deja de ser un continuo camino hacia la mejora de la competencia profesional y de la estructura y organización asistencial.

Tenemos también la intención de consolidar dos dispositivos de cuidados relevantes e innovadores tales como la Unidad de Heridas Crónicas y la Unidad de Telecuidados.

¿De qué manera participa en las funciones de ANDE como vocal de Andalucía? 

Mi trayectoria en ANDE se remonta a mi paso por la Comunidad Canaria, periodo de más de diez años durante los que fui vocal de ANDE por Canarias. Actualmente soy vocal de ANDE en Andalucía y mi función, además de participar en todas las actividades e iniciativas de la asociación, es coordinar la acción de la ANDE en Andalucía, estimular la participación de directivos, mandos intermedios y Enfermas interesadas en la ostión de cuidados de instituciones sanitarias, sociosanitarias y docentes públicas y privadas, así como transmitirles la acción de ANDE y reportar periódicamente a la asociación las inquietudes de los profesionales. La ANDE no deja de ser un pulsómetro de la situación en la que se encuentra la Gestión Enfermera y sus protagonistas en todos los rincones de la geografía española, además de ser la casa común de los gestores de cuidados donde se comparten inquietudes, experiencias y como no, también los problemas y obstáculos que vamos encontrando por el camino.

Ante la dramática situación de recortes en la sanidad pública, ¿teme que la Enfermería se resienta más que otros colectivos profesionales?

A pesar de la información que pueda tener la población en general, mediatizada a veces por algunos medios de comunicación y colectivos profesionales, la situación que vive la sanidad en España pasa por el protagonismo de la Enfermería en todos los niveles asistenciales, asumiendo nuevas competencias, garantizando la continuidad asistencial y liderando la atención a pacientes crónicos y dependientes. Los cuidados son la piedra angular del grueso de la atención sanitaria e indefectiblemente ha de pasar por un mayor liderazgo de las enfermeras en los sistemas sanitarios. Hemos de mirar y aprender de los países de nuestro entorno y aprovechar el potencial de la Enfermería española para dar respuestas a los ciudadanos con problemas de salud, sin olvidar la importancia del papel de la Enfermería en la prevención y en la promoción de la salud.

El modelo “hospitalocentrista” y medicalizado de la sanidad en España ya no es viable, así que estoy completamente convencido de que será la Enfermería la que más crezca y la que más protagonismo cobre a corto plazo en este entorno hostil de recortes porque, sin duda, es la que mayor eficiencia aportará al sistema sanitario. Las enfermeras estamos preparadas siempre para reinventarnos y para ponernos en las soluciones antes que en los problemas.

¿Va a ser más difícil de lo esperado el desarrollo y normalización del Grado de Enfermería?

A pesar de la travesía del desierto que hemos vivido y soportado las Enfermeras españolas, el grado ya es una realidad en nuestro país, siendo una realidad académica, será cuestión de tiempo que lo sea también en el ámbito laboral, no se podrá mantener por mucho tiempo la discriminación salarial y competencial de profesionales sanitarios con el mismo nivel académico, no olvidemos que el grado ha dado acceso a los profesionales de Enfermería a los grados de Máster y Doctor.

Cada día somos más las Enfermeras y enfermeros doctores en todos los ámbitos sanitarios y docentes y de una u otra forma, más pronto que tarde, las administraciones e instituciones tanto públicas como privadas habrán de reconocer esta realidad y admitir y retribuir de distinta forma las distintas competencias de los distintos niveles profesionales. Se dan, y aumentarán exponencialmente, situaciones en las que conviven enfermeras generalistas, Enfermeras especialistas, Enfermeras de práctica avanzada y Enfermeras Máster y Doctoras haciendo cosas distintas, con distintas responsabilidades y competencias y con el mismo salario, cuestión esta objeto de un profundo análisis en Andalucía y que sin duda ha de serlo también en el contexto nacional.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com