¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Viernes, 04 de octubre de 2013   |  Número 84 Año IV
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
ALEMANY Y CARRETERO INTERVIENEN EN EL ‘FORO GERENDIA’
Madrid y Castilla-La Mancha persisten en su compromiso con la gestión público-privada
El gerente del Sergas cita el Informe Abril Martorell para defender su política

Javier Barbado / Imagen: Adrián Conde. Madrid
Ni la Comunidad de Madrid ni la castellano-manchega darán un solo paso atrás en su estrategia política sanitaria, como se ha comprobado este jueves durante el ‘Foro Gerendia’ celebrado en la Real Academia Nacional de Medicina, en el que han ratificado sus posiciones en este sentido tanto el director de Atención Primaria de la primera, Antonio Alemany, como el gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Luis Carretero.

Ambos se remontaron a julio de 1991 para explicar que el Informa Abril Martorell abrió la puerta a las nuevas fórmulas de gestión en las que el sector privado complementa la sanidad pública, y Carretero, en particular, se preguntó por qué persevera una idea más propia de los tiempos de la extinta Unión Soviética: la de que el Estado no se vea interferido en sus servicios por otros agentes a pesar de que se haya demostrado la mejoría global conseguida de este manera.

 Luis Carretero, Antonio Sarría, Jesús Sanz (presidente de la ANDE) y José Manuel Boavida (director del Programa Nacional de Diabetes de Portugal.

Carretero ha recordado la reducción del 23 por ciento del gasto de este departamento llevada a cabo por el actual Ejecutivo económico, y ha precisado que todavía queda margen para el ahorro en algunos aspectos administrativos y clínicos.

De la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE): María del Carmen Yarritu (vocal por el País Vasco); Maria Andion Goñi, directora de Enfermería en la Comunidad de Madrid; María de la Loma Segarra, directora de Enfermería en el Infanta Sofía de Madrid, y Jesús Sanz (presidente).

De acuerdo con Carretero, existe evidencia de que el coste de un paciente que acumula enfermedades crónicas aumenta de forma exponencial en los últimos años, y, además, se debe tener en cuenta que su perfil exige una atención diferenciada con recursos específicos. Al mismo tiempo –recordó– el paciente cada vez demanda más información, lo que también plantea un reto a los servicios regionales de salud.

En alusión a la tecnología, el gerente del Sermas se preguntó si constituye un elemento estratégico de primera línea en el Sistema Nacional de Salud o, más bien, no es así. Y con relación a la farmacia, citó que el margen de eficacia en este campo cubre un intervalo del 25 al 65 por ciento por lo que “todavía hay mucho por mejorar”.

Por su parte, Antonio Alemany, director de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, anunció que, a finales de mes, el consejero de Sanidad autonómico, Javier Fernández Lasquetty, presentará el Plan Estratégico de Crónicos regional. Y, por otra parte, adelantó que la intención del Ejecutivo autonómico en Primaria pasa por ceder la prestación sanitaria y la capacidad organizativa y gestora a los profesionales, lo que incluye basar los salarios en la capitación modulada y en los criterios de eficiencia.

Alemany también expuso al auditorio un análisis del Real Decreto 137/84 sobre estructuras básicas de salud en esta autonomía. Y recordó que, una vez transferidas las competencias de sanidad desde el Insalud en 2001, la comunidad se dividía en once áreas sanitarias, lo que creaba trabas, a su juicio, en la toma de decisiones comunes por parte de sus gerentes.

Repaso histórico

En sur repaso histórico, Alemany citó las primeras fórmulas de gestión alternativas a la directa tradicional en el primer nivel asistencial y también en los hospitales como, por ejemplo, los consorcios, las empresas públicas, las concesiones e incluso esquemas organizativos como las gerencias únicas de área (la primera de las cuales –precisó– fue la de Puertollano en Ciudad Real).

En referencia el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), Alemany mencionó la ley de área única y libre elección de médico, pediatra y enfermera aprobada por el Ejecutivo gobernado por el Partido Popular.

Por su parte, Antonio Alemany, director de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, anunció que, a finales de mes, el consejero de Sanidad autonómico, Javier Fernández Lasquetty, presentará el Plan Estratégico de Crónicos regional. Y, por otra parte, adelantó que la intención del Ejecutivo autonómico en Primaria pasa por ceder la prestación sanitaria y la capacidad organizativa y gestora a los profesionales, lo que incluye basar los salarios en la capitación modulada y en los criterios de eficiencia.

Alemany también bexpuso al auditorio un análisis del Real Decreto 137/84 sobre estructuras básicas de salud en esta autonomía. Y recordó que, una vez transferidas las competencias de sanidad desde el Insalud en 2001, la comunidad se dividía en once áreas sanitarias, lo que creaba trabas, a su juicio, en la toma de decisiones comunes por parte de sus gerentes.

En su repaso histórico, Alemany citó las primeras fórmulas de gestión alternativas a la directa tradicional en el primer nivel asistencial y también en los hospitales como, por ejemplo, los consorcios, las empresas públicas, las concesiones e incluso esquemas organizativos como las gerencias únicas de área (la primera de las cuales –precisó– fue la de Puertollano en Ciudad Real). En referencia el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), Alemany mencionó la ley de área única y libre elección de médico, pediatra y enfermera aprobada por el Ejecutivo gobernado por el Partido Popular.

Antonio Sarría, director de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III, ha explicado que, en la sanidad pública española, más que seguir produciendo conocimiento han de crearse estrategias que permitan aplicarlo, y, en este contexto, ha hablado de “la innovación disruptiva”, que alude a la repensar lo que se hace en el sistema con nuevo métodos.

Sarría citó un estudio sobre el coste de no aplicar la evidencia clínica (las guías y protocolos) en las pruebas diagnósticas de Atención Primaria y, asimismo, habló de la “cultura del clan” en alusión a los profesionales y su forma de organizarse en la sanidad pública española, y también mencionó el concepto de “sistemas complejos adaptativos” aplicado a los entornos clínicos, modelos que se relacionan con los buenos resultados.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com