¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 07 de noviembre de 2012   |  Número 64 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
gestión autonómica
EL CARLOS III PASARÁ A SER HOSPITAL DE MEDIA ESTANCIA
Madrid extiende el modelo Alzira a otros seis hospitales y reconvierte La Princesa para asistir a enfermos mayores
Lasquetty dirige una misiva a los profesionales sobre el Plan de Sostenibilidad autonómico

Redacción. Madrid
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha anunciado las medidas incluidas en el Plan de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de esta comunidad autónoma, entre ellas la conversión del Hospital La Princesa de la capital en un centro de alta especialización para la patología de las personas mayores; la del Carlos III en un hospital de estancia media; y, asimismo, la implantación del modelo Alzira en los hospitales Infanta Leonor, Infanta Sofía, Hospital del Henares, Hospital del Sureste y Hospital del Tajo.

Javier Fernández-Lasquetty.

Por lo tanto, media docena de hospitales madrileños aparte de los de Valdemoro, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Collado Villalba (la apertura de este último se retrasa al menos un año), se regirán por la fórmula de concesión en sus servicios asistenciales, esto es, el Ejecutivo regional adjudica a una empresa privada la gestión del personal sanitario y de la actividad hospitalaria a cambio de un canon anual por enfermo atendido, tal como comenzó a hacerse en el Hospital La Ribera de Alzira de la Comunidad Valenciana finales de los años 90.

Otras de las medidas contempladas en la nueva estrategia –que está pendiente de ser aprobada en la Asamblea de Madrid junto con los presupuestos autonómicos de 2013, lo cual debe acontecer antes del 8 de diciembre conforme al funcionamiento parlamentario– consiste en que los profesionales sanitarios puedan gestionar los centros de salud. La Consejería sacará a concurso a unos 27 centros de salud para que sean gestionados por sociedades de profesionales con el objetivo de conseguir una gestión más eficiente de los recursos mediante un modelo que genere mayores incentivos y motivación para aquéllos. Asimismo, ha anunciado la externalización de determinadas categorías profesionales, concretamente cocina, lavandería y almacenes, durante este ejercicio 2012.

En lo referente a la mejora de la eficiencia, utilización racional de los recursos y ahorro, el objetivo es reducir el gasto medio por receta para lo cual se seguirán impulsando planes como la prescripción por principio activo y se implantará, a partir de enero de 2013, el euro por receta, que tendrá un límite máximo de 72 euros al año y del que quedarán exentos los parados de larga duración sin subsidio (algo que no se contempla en el euro por receta catalán), las pensiones no contributivas, las rentas de mínima inserción, los discapacitados, los pacientes afectados por síndrome tóxico y los afectados por enfermedades laborales. No obstante, las recetas emitidas en las cuales el coste del medicamento sea igual o inferior a 1,67 euros quedarán exentas del pago.

El consejero ha anunciado también que se dará un paso importante en la central de compras, ya que genera economías de escala que permiten adquirir un mayor volumen de productos y servicios sanitarios a precios más bajos. El objetivo con esta medida es obtener un ahorro de 150 millones en el próximo año.

Trabajar también por la tarde

En el último capítulo, Fernández-Lasquetty ha explicado que hasta ahora, la mayor parte de la actividad hospitalaria en jornada de tarde se realizaba como jornada extraordinaria por parte de los profesionales. Ahora, el Gobierno quiere que los hospitales trabajen por la tarde para llevar a cabo pruebas diagnósticas, intervenciones quirúrgicas o consultas, pero no como algo extraordinario y que acarrea un gran coste para los ciudadanos, sino como parte de una jornada laboral normal.

Por este motivo se va a cambiar el modelo vigente, mediante la contratación de profesionales cuya jornada laboral será de tarde, para poder seguir aliviando la lista de espera quirúrgica y diagnóstica, pero a un coste más razonable y sostenible que el actual.

Dentro de la ordenación de los equipos profesionales que pretende la Consejería, se encuentran también medidas como la prolongación del servicio activo de los profesionales a partir de los 65 años que se hará de manera excepcional basándose en criterios rigurosos de desempeño de sus funciones; se concentrará en un número reducido de centros hospitalarios la mayor parte de los procesos de laboratorio de rutina, ya que pueden absorber un volumen mucho mayor de pruebas de laboratorio; y se concentrarán los procesos complejos en determinados hospitales madrileños.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com