¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 20 de junio de 2011   |  Número 34 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
MARIONA CREUS VIRGILI, EX PRESIDENTA DEL COIB
“Los recortes en Cataluña afectan a las enfermeras desde hace un año”
La entrevistada expone sus opiniones sobre cuestiones de actualidad del colectivo

Javier Barbado. Madrid
Las enfermeras tienen más difícil su acceso a los puestos directivos en comparación con otros colectivos, a tenor de las opiniones expuestas, a lo largo de esta entrevista, por quien ha presidido con notable éxito el Colegio Oficial de Enfermeras de Barcelona desde 2002 hasta el pasado mes de mayo.

Esta publicación se dirige a directivos de la salud, así que deseamos destacar su labor como presidenta del Colegio Oficial de Enfermeras de Barcelona (COIB). ¿Ha concluido su mandato, no es así?

Sí, ya lo he concluido. Empecé a ejercerlo en octubre de 2002 y lo terminé en mayo de este mismo año.

Valore esos nueve años al frente de la institución.

Cuando llegamos el Colegio estaba embargado, con pleitos a resolver con el Consejo General, que no lograba ponerse de acuerdo. Es decir, nos encontramos un Colegio hipotecado, endeudado hasta las cejas, y ahora, en cambio, estamos en una situación diferente; ha aumentado el número de colegiados, se ha comprado una sede nueva y ha cambiado, en fin, lo que es la estructura de la entidad y su imagen frente a los profesionales. Estuve en una Escuela de ATS en Sabadell, y también fui directora del hospital comarcal de Martorell. Cuando la Generalitat asumió las competencias en Sanidad, trabajé en uno de sus gabinetes. Estuve 17 años de directora de enfermería del hospital Valld'Hebron de Barcelona, después, cuatro años en el Instituto de Estudios de la Salud, ydespués en el Colegio de enfermeras.

El Colegio acaba de crear un Observatorio para seguir de cerca las medidas de recorte del consejero Boi Ruiz. ¿En qué consiste?

La idea original del Observatorio tenía como objetivo que los profesionales pudiesen explicar casos concretos. Como se sabe, se recibe a diario mucha información, a menudo no lo suficientemente clara, de modo que intentamos que pueda ser contrastada. A partir de aquí, hicimos reuniones con los directores de los hospitales, y suponemos que ahora continuarán con este movimiento o proyecto.

En realidad, ya en julio del año pasado se vio que comenzaron los recortes en las instituciones [catalanas], y eso está afectando lógicamente al personal [enfermero]: no al fijo, sino al eventual e interino (sustituciones por bajas, por ejemplo), que ha ido directamente a la calle. Lo que sucede es que no se las despedido, sino que se les ha dejado de contratar al encontrarse, como digo, en una situación de contratación temporal.

¿Justifica la crisis reducir la plantilla en el sector sanitario?

Evidentemente no; ahora bien, todos sabemos cómo se encuentra la situación económica. De todas formas, confío en que, tras esta primera fase, se irán ordenando las cosas y se irán reduciendo los recortes, porque yo creo que contamos con buenos gestores.

Hace un par de años, el déficit de enfermeras ha sido muy importante, o eso al menos se denunciaba desde la profesión. ¿Cómo está ahora la situación?

En teoría, ahora el déficit de enfermeras es exactamente el mismo, porque la ratio de enfermera por habitante está muy por debajo de la media europea (5,3 frente a 8,4, esto es, tres puntos por debajo de Europa). Sin embargo, en su momento el problema no era un déficit de empleo; ahora, en la situación en la que estamos, hay enfermeras en el paro por la sencilla razón de que no las contratan.

Respecto a la formación, el llamado Plan Bolonia ha convertido la carrera enfermera en Grado (como el resto). ¿Cómo recibe el colectivo enfermero este nuevo escenario académico?

Yo creo que muy bien, como lo demuestra que las inscripciones en las Escuelas de Enfermería han aumentado. Ha sido una reivindicación de las enfermeras durante muchos años, ya que consideramos insuficientes tres años de formación en relación a nuestra categoría profesional.

Ha sido presidenta de la Asociación Nacional de Directivos de la Salud (ANDE). ¿Qué opinión le merece esta agrupación en la actualidad?

En efecto, fui presidenta de ANDE hace ya unos cuantos años. Fue una gran experiencia en un momento en que la sanidad comenzaba a estar transferida, poco a poco, a las distintas comunidades, que se regían por modelos parecidos pero nunca iguales, por lo que [la presidencia en ANDE] me permitió conocer diversas situaciones de la profesión en España, y, por supuesto, a muchísima gente del sector.

En su opinión, ¿cuáles son las funciones que debe priorizar esta clase de colectivos?

Defender que haya enfermeros que participen en la gestión sanitaria en España. De hecho, existe un déficit importante de enfermeras en la gestión, porque las enfermeras somos un sector muy mayoritario, con mucha formación, y, sin embargo, nos cuesta mucho llegar a puestos directivos, entre otras cosas por razones históricas. Es muy difícil para las enfermeras hacerse un hueco en la gestión. También es un lastre para ello el hecho de la condición femenina, que es mayoritaria en la profesión.

¿Qué perfil debe tener una enfermera para dedicarse a la gestión?

Básicamente, en primer lugar, tener la formación necesaria, y luego ser capaz de liderar. Formación, experiencia y capacidad personal de saber liderar equipos de personas.

Una cuestión de gran importancia para el colectivo enfermero son los dispositivos de bioseguridad, que deberán revisarse conforme a una directiva europea en todos los países comunitarios con el fin de prevenir y minimizar los accidentes en la práctica clínica. ¿Se están haciendo bien las cosas?

Bueno, yo con [la directiva] estoy encantadísima, ya que se trata de una normativa de seguridad muy importante para las enfermeras. Me consta que el Consejo General de Enfermería ha peleado muchísimo por ello.

Por último, ¿qué importancia le concede a las tecnologías de la información y la comunicación como enfermera?

Muchísima. Por ejemplo, el Colegio de Enfermeras de Barcelona ha desarrollado un instrumento para el profesional de la Enfermería que se denomina “enfermera virtual” y que es de una gran utilidad también para el ciudadano. En todo caso, todas las instituciones y asociaciones se benefician de las nuevas tecnologías de una manera muy importante. Siguiendo con Cataluña, hay un servicio que se llama “Sanidad Responde” en el que se puede llamar por teléfono y hacer consultas sanitarias; hay una serie de protocolos que son respondidos por enfermeros.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com