¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 28 de noviembre de 2011   |  Número 43 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PRIMERA PERSONA: MARÍA BLASCO, DIRECTORA DEL CNIO
“El CNIO no tendría excelencia si sus cargos tuviesen connotación política”
La sucesora de Mariano Barbacid reparte su tiempo entre la gestión y la investigación

Javier Barbado. Comunidad Valenciana
Los puestos con responsabilidad directiva en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) no se encuentran a merced del poder político como sucede, en cambio, con los hospitales de la sanidad pública española, según asegura la sucesora de Mariano Barbacid. El conocido científico propuso una fórmula de financiación del centro que, de acuerdo con la entrevistada, incumplía la legalidad vigente. En su opinión, ese trance es agua pasada y ahora el CNIO disfruta de reconocimiento internacional por su excelencia atribuible, entre otros factores, a la tradicional independencia de su dirección respecto de los poderes públicos.

María Blasco, fotografiada en el Colegio de Médicos de Alicante durante las IV Jornadas Nacionales de Sedisa.

La dirección del CNIO, ¿le roba tiempo para la investigación científica?

No. En el CNIO, el director del centro –esto ha sido así desde los inicios de su existencia – es un científico activo. Así que en mi caso también es así. Tengo, digamos, dos trabajos: soy, por una parte, directora médico de investigación, y también directora del CNIO, de modo que lo compagino dividiendo mi tiempo más o menos a partes iguales. Puedo hacer las dos cosas y hacerlas bien.

¿Qué habilidades debe reunir el gestor de una institución biomédica y sanitaria en general?

No es exactamente lo mismo: el CNIO es un centro de investigación, no un hospital. En el CNIO lo que es importante es ser valorado y juzgado con relación a la excelencia en la investigación que producimos (ése es el parámetro por el cual se mide nuestra actividad principal). En este sentido, lo que se mide es el número e impacto de las publicaciones de los investigadores del CNIO.

Por otra parte, desde hace un año y medio el CNIO tiene un acuerdo con el Hospital Universitario de Fuenlabrada y vamos a empezar a hacer ensayos clínicos, en concreto relacionados con el cáncer en fase temprana, es decir, el empleo de nuevos fármacos, lo cual será medido en función de la calidad de las puntuaciones que salgan en estos ensayos, de los descubrimientos, en fin, que se hagan de nuevas combinaciones de fármacos (o nuevos fármacos) y los mecanismos moleculares por los cuales actúan. Así que, en principio, se nos evalúa por la calidad y el impacto de las publicaciones que hacemos. No somos clínicos asistenciales: es un centro de investigación.

Su antecesor en el cargo, Mariano Barbacid, propuso una fórmula jurídica de financiación del CNIO (denominada “Asociación de Interés Económico”) que desaprobó el Ministerio de Ciencia. ¿Cómo ha quedado este asunto?

Bueno, es una cosa ilegal, que no se puede hacer, no es que el Ministerio de Ciencia no lo aprobara. De hecho, estamos haciendo otras cosas porque el CNIO no puede hacer algo que es ilegal. Somos un centro de investigación y tenemos que actuar y hacer un tipo de cosas que son normales en los centros de investigación y no solo en España, sino en el mundo. En este sentido, tenemos que mantenernos como una institución académica que hace investigación.

Según tenemos entendido, el ambiente de trabajo en el centro no era muy bueno antes de su llegada a la dirección… ¿Cómo ha manejado la situación para mejorarla?

Digamos que esto es algo “a toro pasado”. Desde mi nombramiento, el CNIO ha vuelto a la normalidad y estamos dedicados cien por cien en lo que sabemos hacer en el centro, es decir, producir ciencia de la más alta calidad y una ciencia competitiva internacionalmente. De hecho, estamos muy contentos con el hecho de que se nos haya concedido una de las acreditaciones Severo Ochoa, en total ocho acreditaciones en todos los campos de la ciencia. El CNIO es uno de los centros que se considera excelente a nivel internacional. Estamos muy contentos con esta acreditación y estamos mirando hacia el futuro para iniciar cosas nuevas y explorar hacia dónde se dirigen las actividades propias del centro.

Los directivos de la salud en España aún dependen en exceso del poder político, como se comprueba con los relevos que siguen a cada convocatoria electoral. ¿Sucede esto también con los investigadores?

No, para nada. Los investigadores no son personajes políticos. Los directivos del CNIO nunca han sido cargos políticos; ha coexistido con varios gobiernos, tanto del PP como del PSOE, y nunca ha habido connotación de que las personas encargadas de la dirección del CNIO sean cargos políticos. Si fuera así no estaría donde está, no sería un centro de excelencia probablemente.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com