¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 18 de julio de 2011   |  Número 36 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
MARÍA PILAR MARQUÉS, PROFESORA DE ENFERMERÍA EN LA UNIVERSIDAD DE LEÓN
“Las redes sociales existen desde el origen del hombre”
La Universidad de León aplica la ciencia para medir la interacción entre los profesionales

Javier Barbado. Madrid
Las redes sociales no se limitan al fenómeno reciente de portales como Facebook, Twitter o Tuenti, por citar los más conocidos. Por el contrario, se trata de algo mucho más antiguo, porque hablamos de la interacción entre personas e incluso de la dirección de equipos humanos. Así lo explica María Pilar Marqués, enfermera dedicada a la investigación en la Universidad de León, que ha participado esta semana en un curso monográfico sobre investigación y análisis de redes sociales. La iniciativa ha merecido el interés inmediato de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), que preside Jesús Sanz, por cuanto conocer y medir con recursos científicos la capacidad de relación de los profesionales contribuye a mejorar el funcionamiento de las organizaciones sanitarias.

María Pilar Marqués, docente del Área de Enfermería en el Departamento de Enfermería y Fisioterapia de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud del Campus de Ponferrada (Universidad de León).

Acaba de celebrarse el Primer Curso de Verano sobre Redes Sociales en el centro asociado de la UNED en Ponferrada, León, en el que ha participado como parte de su personal docente. ¿En qué ha consistido?

Se trata de un discurso sobre redes sociales tanto las que hacen alusión a las interpersonales como a las digitales. Está dirigido a todo tipo de profesionales, incluidas por supuesto las enfermeras. En realidad, en todos los cursos y programas sobre redes sociales, la gente procede de varias disciplinas, lo cual es mucho más enriquecedor y aporta más rigor: se juntan sociólogos con matemáticos, físicos, médicos, economistas, enfermeras.

¿Quiénes lo dirigen?

El curso lo dirigen la Universidad de León, la Universidad Nacional de Educación a Distancia y la Fundación Ciudad de la Energía.

¿Qué aportan las redes sociales a los enfermeros?

Nos aporta ventajas a nivel organizativo, en primer lugar, ya que nos permite medir las relaciones interpersonales de los profesionales, optimizarlas y observar cómo repercuten en el rendimiento, qué redes de colaboración se establecen entre ellos, cómo se transfiere el conocimiento, con quién se habla en la práctica clínica y cómo se puede mejorar. Todo eso queda dispuesto en la organización, y es algo que nunca llegamos a premiar ni a recompensar; ni siquiera propiciamos ese ámbito. De manera que aquí se abre un campo, a nivel de dirección, para, precisamente, convertir las redes colaborativas en una costumbre, en una dinámica dentro de nuestros hospitales y centros de Salud.

Ello en cuanto al tema organizativo. Después, en la reunión que hemos tenido, se ha abierto una línea nueva por parte de Pedro Tamayo, Mari Paz Mompart y Jesús Sanz, que se centra en el uso de las redes por el usuario, de modo que podría potenciarse su uso, por ejemplo, en Atención Primaria. Las enfermeras podrían relacionarse de ese modo con los pacientes fumadores, con diabetes… con el fin de darles formación, mejorar su interrelación y así también potenciar sus hábitos saludables.

¿No solo hablamos, entiendo, de las redes sociales en internet?

No. Necesito que quede claro que las redes sociales no se reducen a las tecnológicas. Existen unas redes digitales, como Facebook y Tuenti, pero hay otras redes que tenemos entre nosotros todos los días, y que son las que nosotros llegamos a cuantificar matemáticamente e incluso las mapeamos. Nosotros nos dedicamos a esto, si bien las redes digitales nos pueden ayudar para entender las interpersonales, a nivel de transferencia de conocimiento. Pero, insisto, mi vía de investigación son las redes sociales entendidas como relaciones interpersonales.

¿Cómo comenzó su interés por este campo de trabajo?

Yo empecé a interesarme porque mi línea de investigación abarcaba la cultura organizativa y los valores aplicados a la organización, y mi directora de tesis en Económicas de la Complutense, Chuca Muñoz, me planteó este tema, que era por entonces un tema emergente: las redes sociales. He ido a formarme a Estados Unidos; me han formado, entre otros, José Luis Molina, de la Universidad Autónoma de Barcelona, y he empezado a introducirme en estos foros y también estoy entrenada con software específicos.

Este periódico publicó una información sobre una novedad de interés para la formación científica del enfermero: sesiones clínicas retransmitidas por medio de una webcam aprovechando los cinco minutos que dura el relevo del personal en un centro. La experiencia se ha desarrollado en el Hospital San Juan de Dios de Barcelona. ¿La conoce?

Sí, y, de hecho, acaba de presentarse en el curso de verano del que hemos hablado. Se trata de una iniciativa que me parece muy interesante, y que nos ayuda a ser más atrevidos y solidarios a la hora de compartir nuestras ideas.

¿Crees que puede tener éxito la idea?

Sí, sin duda. He visto la presentación y me parece muy buena idea. Ahora están apareciendo otras iniciativas, como Qoolife, una red dirigida al paciente crónico en la que participan médicos, enfermeras, ingenieros de Telecomunicaciones… que permite el libre acceso de la gente y en la que los profesionales dan apoyo a los pacientes crónicos.

¿Qué mensaje le dirige a sus colegas enfermeras?

En esta profesión hemos de ser prácticos, y la gente que realmente quiera llegar a medir con rigor (aquí no discutimos valores sociales: las redes sociales existen desde que existe el hombre, porque todos estamos inmersos en redes de amigos, en el trabajo, asociaciones…), aprender de la metodología aplicable a las redes sociales para que eso le permita hacer una radiografía de la situación útil para tomar decisiones, debe ponerse en contacto con nosotros para poder desarrollar juntos trabajos de investigación.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com