¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 18 de julio de 2011   |  Número 36 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
RAMÓN ARES RICO, GERENTE DEL HOSPITAL VIRXE DA XUNQUEIRA DE A CORUÑA
“Las fundaciones desaparecieron por la presión sindical, pero eran un buen modelo”
Considera necesario debatir sobre qué medidas necesita el SNS para mantener su calidad

Javier Barbado / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Lerma (Burgos)
La presión sindical y laboral hizo que desaparecieran en Galicia las fundaciones a partir del año 2008; sin embargo, la fórmula de gestión propiciaba actuaciones adecuadas en los hospitales en que se aplicaban, a tenor de lo expuesto para Redacción Médica por el gerente del Virxe da Xunquiera de A Coruña. A lo largo de la conversación, Ares Rico habla sobre la integración exitosa del centro que dirige en la red sanitaria del Sergas con el sistema de gestión tradicional, e insiste en que las fórmulas de colaboración público-privada permiten llevar a cabo una gestión “un poco más eficiente”; asimismo, reivindica un foro sosegado en el que los agentes sanitarios debatan sobre las medidas más adecuadas para mantener el Sistema Nacional de Salud, cuya validez general como modelo considera probada en los indicadores de salud registrados a lo largo del tiempo.

El gerente del Virxe da Xunqueira de A Coruña describe las características del hospital y su modelo de gestión.

Ramón Ares ofrece su visión sobre la desaparición de las fundaciones como modelo hospitalario en Galicia.

¿Cuáles son las características del hospital que dirige y qué proyectos tiene en su punto de mira?

Es un hospital comarcal que atiende a una población de alrededor de 60.000 habitantes; está situado en la zona noroeste de la provincia de La Coruña, en la zona de Finisterre (normalmente atiende a toda la comarca de la Costa da Morte. El hospital nació con la vocación de remediar la distancia de la zona respecto a los hospitales de referencia; su cartera de servicios es propia de un centro de este tamaño, provista de los servicios básicos, centrales y de urgencias. Para lo que no se puede practicar en él, están los hospitales de referencia para derivar a los pacientes (dependiendo de las zonas, puede tratarse del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, o bien el Clínico de Santiago).

El modelo de gestión es puramente público, ¿no es así?

Así es. Bueno, en realidad siempre lo fue; es cierto que el hospital nació como una fundación pública de gestión sanitaria, y así permaneció hasta el año 2008. En este año, desaparecieron las fundaciones en Galicia que gestionaban cuatro hospitales comarcales que se habían creado con esta figura. De modo que el centro se integró como un hospital de gestión tradicional en la red del Sergas.

En su opinión, ¿por qué se suprimieron las fundaciones en Galicia?

En realidad yo creo que fue una decisión que ya se había tomado en el año 2004-2005: paulatina desaparición de las fundaciones e integración de estos hospitales en la red del Sergas. Creo que fue más por motivos laborales y por las presiones que hubo que por tratarse de un modelo ineficiente o que no permitiese desempeñar una adecuada gestión.

La cuestión fundamental es que la fórmula es buena; permite gestionar, creo, con un poco más de flexibilidad y ser un poco más eficiente que los hospitales de gestión tradicional. También es cierto que los hospitales que adoptamos en su momento la figura de fundación, y que ahora nos estamos integrando de otra manera en la red del Sergas, somos más eficientes porque estamos funcionando con presupuestos menores para una cartera de servicios muy similar (respecto a los hospitales que tuvieron gestión tradicional ya desde sus inicios).

Así que creo que el modelo [de fundación] es bueno, solo que tal vez sucedió que la utilización que se hizo de él no fue totalmente correcta, lo cual llevó a que hubiese una gran contestación, ante todo una gran presión laboral y sindical que, al final, condujo a la desaparición de las fundaciones.

¿Cree que los modelos de colaboración público-privada son, en general, recomendables para los hospitales frente a la crisis económica y financiera?

Yo creo que cualquier modelo es bueno: todos tienen sus ventajas e inconvenientes con respecto a otros modelos. Sí que es cierto –y no ya solo en una época de crisis como esta, sino en cualquier otra, incluidas las épocas de bonanza– que estos modelos de gestión permiten trabajar de una manera más flexible; no tener un corsé tan rígido como el que a veces tenemos en los hospitales de gestión tradicional; y disponer, en fin, de más libertad para implantar medidas más eficientes y poder conseguir una gestión más eficiente.

El entrevistado analiza el control del gasto farmacéutico y el tipo de reformas que necesita el Sistema Nacional de Salud.

De manera que estos modelos son buenos; tienen un desarrollo importante y, si se utilizan sus bondades correctamente, creo que permiten una gestión al menos un poco más eficiente que los modelos tradicionales.

¿Cuál es su opinión sobre el famoso “cataloguiño” promovido por la consejera de Sanidad autonómica, Pilar Farjas?

Es cierto que el gasto de farmacia es uno de los handicap más importantes que tenemos en todo el Sistema Nacional de Salud, y que todos los servicios de salud están tomando medidas para intentar racionalizar. Desde luego, la introducción más amplia de genéricos es algo promovido desde hace años y que se aplica en todos los servicios de salud.

En Galicia, el catálogo responde a una ley que aprobó el Parlamento gallego (en estos momentos está recurrida) y que, de alguna forma, nos permite utilizar más intensamente los genéricos, de modo que la decisión final sobre qué fármaco o principio activo se prescriba o recete resida más en el médico y menos en la oficina de Farmacia. Creo que es una medida que, en el tiempo que lleva implantada, ha permitido un ahorro importante y que el sistema, en estos momentos, sea un poco más solvente; tengamos más posibilidades de poder mantener otros servicios y poder realizar otras actividades o proyectos que, cosa que no sería posible si no dispusiéramos de algún tipo de ahorro o  financiación o si no se lograra gestionar mejor a partir de lo poco con lo que se cuenta.

Por último, frente a la crisis hay quien apuesta por medidas coyunturales y quien lo hace por reformas estructurales que aseguren el futuro del sistema sanitario. ¿Por cuáles se decanta como gestor?

Hombre, yo creo que medidas estructurales hay que tomar en cualquier caso, porque la situación es la que es; el déficit presupuestario que tenemos es muy importante y tenemos que tomar medidas coyunturales para poder llegar a fin de mes y para poder llegar a fin de año, con lo cual eso es absolutamente inevitable y, en ese sentido, todas las medidas son buenas. En función de cada servicio de Salud, estas medidas coyunturales podrán ser más drásticas y, a lo mejor, hay situaciones en que parecen un poco más drásticas (como es el caso, por ejemplo, de Cataluña): pero no queda más remedio que tomarlas, como digo, para poder llegar a fin de mes.

Por otra parte, es cierto que llevamos hablando de las reformas del Sistema Nacional de Salud desde hace mucho tiempo (tanto en épocas de bonanza como de crisis). Creo que no se ha hecho un planteamiento serio hasta ahora de cuál es la reforma estructural que tenemos que hace; qué modelo de Sistema Nacional de Salud queremos tener y cuál es la manera adecuada de financiarlo. La crisis probablemente nos obligue a todos a replantearnos el modelo que tenemos y qué medidas deben tomarse para mantenerlo, ya que creo que, como tal, es muy bueno como así lo avalan los indicadores de salud a lo largo del tiempo; además, genera muchísima riqueza, empleo y desarrollo en todas las comunidades autónomas. De manera que creo que debe hacer una discusión que deje al margen las decisiones partidistas y permita definir, entre todos, el modelo que queremos tener.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com