¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 16 de diciembre de 2014   |  Número 101 Año IV
Acceda a nuestra hemeroteca
enfermería directiva
JOSÉ RODRÍGUEZ ESCOBAR, JEFE DEL SERVICIO  DE LA SUBDIRECCIÓN DE CALIDAD DE SANIDAD
“Las estrategias de crónicos y neurodegenerativas las lideran enfermeras”
El alto cargo del Ministerio reivindica el papel de la profesión en la gestión sanitaria

Javier Barbado. Madrid
La subordinación de la enfermera al médico y a otros sanitarios no es asunto nuevo. Con todo, existen indicios de cambio de paradigma en la importancia que el Ministerio de Sanidad atribuye a los cuidados del paciente, y no solo a su diagnóstico y tratamiento. Uno de ellos reside en algunos planes estratégicos de primera línea gubernamental, como el plan de crónicos, el de enfermedades neurodegenerativas o el de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), todos ellos con creciente implicación directiva del enfermero.

¿Por qué las enfermeras, en general, no ocupan altos cargos directivos en las administraciones (direcciones generales, gerencias de área, etc.)?

Creo que hay muchas posibles causas; una de ellas es que, hasta muy recientemente, la profesión enfermera requería una titulación universitaria de grado medio, y, a muchas personas, esto las dificultaba para poder gestionar o dirigir departamentos o áreas en las que trabajaban titulados superiores; sin embargo, creo que tienen más importancia otros dos factores.

El primero tendría que ver con la tradicional subordinación que la Enfermería, y con ella los cuidados, han tenido respecto a la Medicina y la curación. Esto, que paulatinamente se va corrigiendo, no solo conlleva el que a los pacientes y a la población general no se le den de forma completa y con la calidad necesaria los cuidados que requieren, sino que, además, los profesionales de los cuidados hayan sido excluidos de los puestos de decisión.

José Rodríguez Escobar.

Por último, el hecho de que nuestra profesión sea mayoritariamente femenina. De nuevo nos encontramos con otra subordinación, la de la mujer respecto al hombre, que también se da en los puestos directivos de nuestra propia profesión. Los presidentes de los Colegios, del Consejo, Rectores, sociedades científicas… son, con mayor frecuencia, hombres.

¿Qué papel desempeñan las enfermeras en los planes y estrategias de salud del Ministerio?

Aunque están en todas las estrategias, sí que es cierto que, por los requerimientos propios de la patología o el problema que se aborda, hay algunas en las que la presencia es más notoria o debería serlo.

EPOC es un patología en la que el papel de Enfermería es muy notorio: prevención y erradicación del tabaquismo, detección precoz mediante espirometrías (un amplio porcentaje de las personas con EPOC no está diagnosticada), educación sanitaria a los pacientes para que por ellos mismos puedan afrontar eficazmente la enfermedad y evitar exacerbaciones. Todas estas actividades pueden y deben ser llevadas a cabo por Enfermería.

Cuidados Paliativos, por su mismo concepto, requiere un amplio liderazgo enfermero, como sucede con la diabetes, en la que la formación del paciente es imprescindible. También debe aumentarse la presencia y el liderazgo de Enfermería en Salud Mental.

Pero es sin duda en la estrategia de abordaje de la cronicidad y en la estrategia en enfermedades neurodegenerativas en las que la necesidad de cuidados y de promoción del autocuidado ha hecho que la presencia de Enfermería sea más notoria, incluso en la máxima dirección de las mismas, ya que ambas tiene una coordinadora enfermera, Carmen Ferrer en el caso del abordaje de la cronicidad, y Teresa Martín Acero en la de enfermedades neurodegenerativas.

El perfil docente e investigador del enfermero, ¿por qué es tan exiguo en comparación con otras profesiones sanitarias? 

En el campo universitario, además de los requisitos del Doctorado, creo que ha influido notablemente lo que expliqué en el primer punto, esto es, la subordinación de los cuidados y de la mujer. Aunque tengo que decir que, con respecto a la formación a pacientes, a población general y formación continuada, la Enfermería se ha volcado y participa de forma muy activa.

Con respecto  a la investigación, por un lado, la posibilidad de investigar con financiación está limitada a personas con currículum investigador y es más fácil si el investigador tiene el título de Doctor. Hasta hace poco, no ha habido doctoras en la disciplina enfermera, y, poco a poco, el hecho empieza a cambiar. Probablemente tampoco ha habido mucha formación en investigación, algo que sí cambia con las nuevas promociones de Grado, y, sobre todo, con el desarrollo de las especialidades enfermeras.

La investigación también está, en el campo de la salud, muy centrada en técnicas diagnósticas y de terapia farmacológica, y los cuidados y la capacitación de las personas y su influencia no solo en la prevención y el bienestar, sino incluso en la curación, están todavía relegados en el campo investigador.

¿Qué relación mantiene el Ministerio de Sanidad con colegios profesionales enfermeros, y, en concreto, con la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE)?

No soy la persona más indicada para hablar globalmente de este tema. En el campo de las estrategias en salud colaboramos activamente con todas las sociedades científicas de Enfermería y en todas las estrategias están representadas.

Dado el carácter gestor de ANDE, en mi experiencia en el Ministerio solo colaboramos con ella, y de forma muy importante y satisfactoria, cuando se desarrolló el Proyecto Seneca de estándares de calidad de cuidados para la seguridad de pacientes en los hospitales del Sistema Nacional de Salud.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com