¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de mayo de 2013   |  Número 77 Año IV
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
LA TRANSPARENCIA ON-LINE ES SU PRINCIPAL BAZA
Las e-Health ‘made in Spain’ ganan enteros en Europa
Tres pymes de origen español exponen sus proyectos a la Comisión Europea

Javier Barbado. Dublín (Irlanda)
Los ganadores de la competición de e-Health de la Unión Europea han sido los proyectos UK Preventive Medicine y Brain Control, británico e italiano y en las categorías “Champion” y “Promise”, respectivamente. En esta última, han llegado como finalistas dos empresas españolas: SaludNova, de la Corporación Mondragon, y TedCas Medical Systems. Por su parte, SaludOnNet ha sido la única del país en la fase final de la máxima distinción. La competición, que ya ha celebrado varias ediciones y hace coincidir la sede del evento con el país que ostenta la Presidencia comunitaria, está financiada con fondos de la Comisión de la Unión Europea y en ella participan su Unidad de Salud y Bienestar de la Dirección General parea Redes de Comunicación, Contenido y Tecnología (DG Connect), y, asimismo, la asociación española TICBiomed.

 El director de Comunicación de SaludOnNet, Rómulo Delgado, contesta una de las preguntas tras su defensa del proyecto.

La plataforma de servicios “360 grados” on-line SaludOnNet ha regresado de Dublín con el orgullo de haber sido la única española finalista, en la categoría “Champion”, en el mejor escaparate posible de nuevas tecnologías aplicadas a la salud en Europa: The e-Health Solution EU SMS Competition 2013, que cumple con ésta su cuarta edición. No ha resultado ganadora, pero, como reitera cuando se le pregunta por ello su director de Comunicación, Rómulo Delgado, el solo hecho de haber sido seleccionado entre cuatro centenares de pymes con proyectos emprendedores en soluciones e-Healh equivale a un éxito prometedor.

De hecho, cuando el tribunal que dirimió este lunes sobre los ganadores se dirigió a los responsables, ya pasada la entrega de los galardones, para departir con ellos en persona (en concreto lo hizo por medio del coordinador del evento y representante de la entidad organizadora, la española TICBioMed), al equipo de SaludOnNet le mostró su máxima consideración y le explicó que, ante las dudas surgidas en sus deliberaciones, se antepuso otra candidatura por la presunta dificultad de extender el proyecto español a otros países. Sin embargo, lo cierto es que la empresa está en contacto con entidades que trabajan para internacionalizar la plataforma, por la sencilla razón de que se trata de una idea muy buena: hacer transparentes las aseguradoras y los centros médicos a quienes trabajan en ellos y a los propios pacientes. Tan sencillo como falto de realidad en los servicios de salud nacionales.

En España, donde opera la compañía, resulta muy necesario y se trata de un campo virgen desde el punto de vista comercial, razones que invitan al optimismo a su director y fundador, Carlos Falcato, quien aventura la proyección internacional del proyecto cuando se le pregunta por el futuro y, al mismo tiempo, no para de manejar su i-Phone 5 “porque tenemos una gran semana” repleta de reuniones e incluso apariciones en los grandes medios de comunicación con motivo de la convención celebrada en Irlanda.

Jesús Pérez Llano, director ejecutivo
de Ted Cas.

Visto desde fuera, los dos directivos mencionados más el responsable de Marketing, Guillermo Prieto, constituyen la cúpula de una entidad que ha logrado hacerse un hueco en el sector sanitario durante la última década. Por el momento, se trata de una pyme con más de una treintena de empleados con sede en Las Rozas (Comunidad de Madrid). Visto con perspectiva, ha cobrado suficiente fuerza como para merecer, como mínimo, el reconocimiento conseguido.

Los orígenes

Si se indaga en los comienzos del proyecto, hallamos a Falcato como gerente de un hospital privado que pertenecía a sus padres tras estudiar la carrera de ingeniería superior de informática. Como veía que, en 2003, todavía no se citaba a un solo paciente por internet ni en la sanidad privada ni en la pública, aplicó sus conocimientos de programación adquiridos durante la carrera a esa idea en apariencia tan simple. Y funcionó. Ese mismo año dio la primera cita médica desde el ordenador de casa; en 2005, fue pionera en almacenar los datos de las clínicas sanitarias en “la nube”, incluida la historia clínica de los pacientes, y, en 2008,  SaludOnNet –entonces CitasOnNet– hizo realidad el segundo portal de citas por internet (solo se le adelantó una plataforma neoyorquina).

Presencia española en la competición

Pero no ha sido la única empresa del país en participar en la competición. En la categoría de “Promise”, dos proyectos más de origen español se han hecho un hueco entre los finalistas y han salvado con holgura sus presentaciones: SaludNova y TedCas.

En conversación con este periódico, el CEO de la TedCas, Jesús Pérez-Llano, ha explicado la originalidad de su aportación: “Una serie de interfaces visuales de usuarios pensados para permitir que los médicos puedan controlar cualquier tipo de información médica que deseen por medio de gestos y de comandos de voz en lugar de permanecer atados a las limitaciones del hardware (teclados, ratones…)”. Lo cual –según él mismo se apresura a puntualizar– ofrece la ventaja inmediata de la higiene, algo nada despreciable en el entorno hospitalario como prevención de infecciones nosocomiales, por ejemplo.

 Juan Santaella García, gerente de SaludNova.


Su empresa tampoco es ajena a expandir el proyecto fuera del país, y, mientras mantiene la conversación con el periodista, le enseña la sede de Telefónica en Dublín (a espaldas de ambos, frente al Centro de Convenciones) y le habla de un proyecto-piloto de su iniciativa en el St. James's Hospital. Por el momento, los hay ya implantados en el Clínic de Barcelona, la Clínica Universitaria de Navarra, el Hospital del Mar y el Clínico San Carlos de Madrid, uno de cuyos profesionales más activos y colaboradores –confirma– es el director de la Unidad de Innovación, Julio Mayol. También en Andalucía se ha puesto en marcha otro plan de desarrollo de la aplicación.

En cuanto a SaludNova, según ha explicado su director gerente, Juan Santaella, consiste en aplicaciones para dispositivos móviles que ponen en contacto al paciente con su médico o con una central de datos del servicio o centro de salud que redirige la petición del paciente: “Monitorizamos constantes vitales de pacientes crónicos en casa de forma personalizada, y estudiamos la disponibilidad del centro sanitario y del especialista para solucionar la alarma o aviso emitido por el paciente”.

Funciona desde hace cuatro años y su máximo accionista es Corporación Mondragon. Está implantada en cinco hospitales del servicio vasco de salud (Osakidetza) y en la Atención Primaria de comarcas de Bilbao. Además, dispone de un proyecto-piloto en el Hospital de Getafe de la Comunidad de Madrid e incluso lleva a cabo otro, con una entidad privada, Sanitas, para pacientes con diabetes mellitus.

Trabas de la Administración

Detrás de cada uno de estos planes y empresas asoma el esfuerzo somero de grupos reducidos de emprendedores o, como poco, de profesionales interesados en hacer prosperar su negocio y satisfacer demandas no cubiertas en la prestación sanitaria. Sin embargo, si en algo coinciden muchos de ellos –consultados por este periódico– es en que las administraciones no facilitan la tarea o, como  mínimo, dejan al descubierto una deficiente gestión de los recursos disponibles. Tal vez la incursión de la tecnología e-Health desde la iniciativa personal sea tenida en cuenta cuando amaine la crisis económica que asola al continente europeo (o eso aventuran las propias voces con las que se ha conversado).

Pero también eso mismo deja entrever el mensaje de la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, pronunciado en el contexto del foro celebrado en la capital de Irlanda. En él cita el Plan de Acción en e-Health del organismo comunitario adoptado el pasado mes de diciembre. De acuerdo con este programa, el punto de mira de Europa para hacer de ello una realidad se sitúa en 2020, y sugiere varios desafíos diseñados para conseguirlo, entre ellos aumentar la capacidad de operación entre las herramientas tecnológicas y los servicios de trabajo en el campo de la salud.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com