¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 09 de mayo de 2011   |  Número 31 Ao I
Acceda a nuestra hemeroteca
POR MEDIO DE UN SISTEMA DE GESTIÓN CLÍNICA INFORMATIZADO
La UCI del Infanta Cristina de Badajoz prescinde del papel para monitorizar a sus pacientes
Sus 30 boxes incluirán una estación con pantalla táctil y lector de código de barras

EP. Badajoz
La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Infanta Cristina, de Badajoz, se ha convertido en una de las primeras unidades españolas de este tipo en implantar un sistema de gestión clínica completamente informatizado, que le ha permitido, entre otras cosas, prescindir definitivamente de la utilización de las gráficas manuscritas en papel en las que la mayoría de las UCI del país registran todavía los datos de monitorización y tratamiento de cada paciente.

Servicio de Urgencias del Hospital Infanta Cristina de Badajoz.

Los 30 boxes –compartimientos para cada enfermo de la UCI pacense– están dotados con una estación clínica informática con pantalla táctil, teclado, ratón y lector de código de barras, que se encuentra conectada a los dispositivos de monitorización del enfermo y a los aparatos de soporte respiratorio o cardiovascular, de manera que el sistema recoge todas las variables y elabora la gráfica del enfermo automáticamente. Al mismo tiempo, el sistema está enlazado con la intranet del SES, y permite el acceso a los datos de radiología o laboratorio.

Antes de la puesta en marcha del sistema de gestión clínica, el personal de Enfermería de la UCI dedicaba alrededor del 40 por ciento de su tiempo de trabajo a la elaboración de la gráfica en papel, una tarea que además de recoger todos los datos citados (en muchos casos cada hora) requería transcribir las órdenes de tratamiento –fármacos, fluidos, perfusiones– y los resultados analíticos, de gasometrías y otras variables en una larga y compleja gráfica manuscrita, según ha informado la Junta.

Este sistema ha permitido mejorar considerablemente la seguridad del paciente, dado que el sistema de gestión incluye protocolos estandarizados y dosis de fármacos preinstaladas, lo que reduce considerablemente la posibilidad de errores, Además, se incrementa la cantidad de datos disponibles sometidos al control de sistemas de alarma, y se eliminan los posibles errores en la trascripción a la gráfica.

Por otra parte, la supresión de esa importante carga de trabajo burocrático permite ahora a los enfermeros dedicar más tiempo a la atención directa sobre el paciente y eso ha tenido una influencia muy directa en la mejora de la calidad asistencial.

La introducción de sistemas de información clínica supone un “cambio drástico” en el funcionamiento de una UCI, el lugar de un hospital destinado al manejo de los pacientes críticos, es decir, de los enfermos cuya supervivencia puede verse comprometida durante su evolución porque no les funcionan correctamente uno o varios de sus órganos o sistemas y por tanto, según una definición académica, “la muerte es una alternativa posible para ellos”.

“Esa peligrosa proximidad del paciente a la línea que separa la vida de la muerte obliga a utilizar un buen número de dispositivos de monitorización para controlar continuamente las constantes vitales –temperatura, respiración, tensión arterial y pulso– , los balances de entrada y salida de fluidos, los parámetros del respirador y a reflejar todos los datos obtenidos en una gráfica que resulta fundamental para que el facultativo de Medicina Intensiva pueda adoptar las decisiones adecuadas en el tratamiento del enfermo”, ha apuntado la Junta.

Mientras que antes los datos se recogían cada hora -salvo incidencias especiales- el sistema actual recoge información continuamente, minuto a minuto, de forma automática, lo que permite un análisis de las incidencias mucho más minucioso. Por otra parte, la accesibilidad de la estación clínica dispuesta en cada box estimula a escribir más comentarios médicos y de enfermería sobre la evolución del paciente, lo que enriquece la historia clínica de manera muy significativa.

Igualmente, incorpora toda la documentación clínica relacionada con historia clínica de ingreso, comentarios médicos y de enfermería, órdenes de tratamiento, escalas de gravedad y otras, cálculo de balances, e informe de alta de UCI.

Tras la reforma y la instalación de un sistema de gestión clínica para pacientes críticos, la UCI actual queda totalmente informatizada de manera que coloquialmente es una UCI “sin papeles”.

Aunque muchos hospitales del país están instalando sistemas informáticos de gestión clínica en cuidados intensivos, actualmente, según asegura Luis López Sánchez, jefe de sección de Medicina Intensiva del Complejo Hospitalario de Badajoz, no existe en España una UCI de estas dimensiones totalmente informatizada.

Según López Sánchez, la metodología de integración de la gasometría arterial (medición de gases en la sangre) el desarrollo de informes y comentarios clínicos, o el protocolo de exploración clínica de muerte encefálica, son de desarrollo exclusivo en el Hospital Infanta Cristina, que también es pionera en el sistema de explotación de datos de actividad.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com