¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Viernes, 31 de julio de 2015   |  Número 108 Año V
Acceda a nuestra hemeroteca
PATRICIA GÓMEZ PICARD, CONSEJERA DE SALUD DE BALEARES
“La tecnología todavía entra sin evaluar en los hospitales”
La exvocal de ANDE desbloquea la asistencia sanitaria a los inmigrantes
 

Javier Barbado. Madrid
Convertida en la primera enfermera que ostenta una consejería de sanidad en España (con permiso del titular madrileño Jesús Sánchez Martos, nombrado poco antes), Gómez Picard ha devuelto a Publicación de Directivos de la Salud la atención que se le prestó en forma de otras tres entrevistas hace varios años, cuando desempeñaba responsabilidades de primer nivel en el propio servicio de salud del archipiélago. Quien también fue vocal de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE) repasa sus primeras impresiones nada más hacerse con el cargo, y destila en ellas la sobrada experiencia que atesora como gestora en el campo de la salud.

La consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez Picard, ha atendido a Publicación de Directivos de la Salud.

Junto con el consejero madrileño, es usted la primera enfermera nombrada consejera de Sanidad en España. ¿Qué expectativas tiene en mente?

Ante todo, estoy muy agradecida a la presidenta de Baleares por haber confiado en mí para desempeñar este cargo; es un reto apasionante con una fuerte carga de responsabilidad.

La Enfermería posibilita el desempeño profesional en todos los ámbitos: Atención Primaria, hospitalario, socio sanitario, salud pública, investigación, docencia y gestión, todo lo cual supone una visión transversal de las organizaciones. Me siento muy afortunada por haber tenido la oportunidad de desarrollar mi recorrido profesional durante casi 30 años en cada uno de los ámbitos sanitarios, si bien es cierto que gran parte dedicada a la gestión.

Al margen de mi profesión, soy consejera de Salud y durante los próximos cuatro años espero dar las mejores respuestas a los intereses de los pacientes y a todos los colectivos que confluimos en el mundo sanitario, así como a todos sus profesionales.

Debo agradecer la posibilidad de formar parte de equipos de alto rendimiento. Ahora, para esta nueva etapa, cuento con un amplio equipo de profesionales muy valiosos y experimentados y espero que los ciudadanos nos evalúen por nuestra gestión.

El desarrollo competencial y universitario de la Enfermería como grado universitario, con acceso a especialidades, máster y doctorado, y la profesionalización de la gestión abrirá sin duda muchas puertas.

Ha anunciado la inmediata devolución de las 20.000 tarjetas sanitarias que se eliminaron en la pasada legislatura. ¿Es posible hacerlo sin contravenir el Real Decreto 16/2012?

Nosotros siempre nos hemos mostrado en desacuerdo con este decreto-ley porque creemos y defendemos una sanidad universal y gratuita. Este decreto ha sido una injusticia social que ha atacado directamente a los ciudadanos más débiles de la sociedad y por ello consideramos que ha sido especialmente cruel.

La consejera de Salud balear, durante su intervención, este mes, en el último Consejo Interterritorial.

Teníamos muy claro que nuestra primera medida sería terminar con esta injusticia social. Hoy, en Baleares, ya podemos decir que la sanidad es de nuevo universal y gratuita. Hemos devuelto el derecho a la asistencia sanitaria a los inmigrantes sin recursos en situación administrativa irregular, que desde el 20 de julio ya pueden solicitar el documento acreditativo para que se les asigne un médico de familia y una enfermera. Con acceso a toda la cartera de servicios de la comunidad autónoma y la prestación farmacéutica, igual que cualquier residente.

Una crítica recurrente del sector sanitario es la falta de evaluación de las prestaciones. ¿Es partidaria de una agencia evaluadora nacional o prefiere que haya una por cada gobierno autonómico?

Tenemos 17 realidades en este país, así que resulta necesario el consenso para la toma de decisiones, sobre todo teniendo en cuenta que no siempre se decide conforme a la evidencia científica. En estos momentos, la tecnología entra directamente por los hospitales; considero que es una situación muy mejorable en un entorno aún de crisis financiera, donde la inversión en innovación debe ser una prioridad.

Países de nuestro entorno como Reino Unido disponen de agencias evaluadoras a nivel nacional con muy buenos resultados (NICE).

¿Cuáles son sus prioridades en Recursos Humanos?

La gestión de las personas es siempre el mayor reto. En los últimos cuatro años, y, sobre todo, tras la publicación del RD 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del SNS, los profesionales de la salud han visto reducidos sus derechos en muchos sentidos: pérdida de empleo (1.200 personas); reducciones de salario; aumento de jornada laboral; disminución drástica del número de sustituciones; disminución de días de permiso circular; eliminación del derecho a percibir la nómina completa en caso de enfermedad, etc.

Además, las políticas impositivas, la falta de diálogo y consenso han imperado durante la anterior legislatura.

Tengo muy claro que los profesionales son el mayor valor de una empresa, estamos obligados a devolver la ilusión, fomentar la participación y tomar decisiones siempre contando con ellos.

La sanidad pública balear cuenta con unos magníficos profesionales que hay que cuidar y escuchar para conseguir máxima calidad y dar a los ciudadanos la atención que merecen.

¿Es partidaria de las unidades de gestión clínica como recurso alternativo a las gerencias de hospital tradicionales?

Me encanta la pregunta, ya que hace más de diez años que en los cursos de gestión sanitaria en los que he participado como docente he impartido el tema de la gestión clínica.

La gestión clínica requiere liderazgo transformacional, visión transversal, equipos maduros altamente cualificados, participación de todos sus miembros en la toma de decisiones y sistemas de información que permitan una monitorización y evaluación continuas.

¿Están preparados nuestros centros sanitarios para dar respuesta a estas premisas?

Si el modelo se impone, desgraciadamente está condenado al fracaso, es suficiente mirar en nuestro entorno para ver qué ha sucedido hasta la fecha.

Creo en el modelo de gestión clínica que ofrece información a todos los profesionales que toman decisiones sobre el paciente y permiten por eso tomar las mejores, las más eficientes; al frente de las áreas de gestión deben estar los profesionales que ya disponen de la autoridad moral por ser considerados los mejores por todo el equipo.

He visto en numerosas ocasiones que lo único que se favorece son los reinos de taifas y, al cabo de poco tiempo, se agota un modelo que per se tiene muchas ventajas.

Por otro lado, siempre será necesario un equipo directivo para homogeneizar las directrices, evaluar y comparar resultados, establecer las líneas prioritarias y desarrollar el plan estratégico.

Patricia Gómez Picard atiende a los medios en la sede del Ministerio de Sanidad.

Este mismo mes los jueces han llamado como imputado al director general de Gestión Económica y Farmacia, César Vicente Sánchez, por no haber convocado concursos para oficinas de farmacia. ¿Va a mantenerlo en el cargo? ¿Qué ha ocurrido con esos concursos tal como usted lo ve desde la Consejería?

César Vicente, en la actualidad, no es el director general de Farmacia. Esta dirección general ha desaparecido para integrarse dentro de la Dirección General de Planificación, Evaluación y Farmacia que dirige Joan Poa Bordo, profesional médico de reconocido prestigio con una amplia trayectoria tanto asistencial como gestora.

El concurso de oficinas de farmacia es paralelo a la denuncia interpuesta por un farmacéutico particular contra el anterior Gobierno. Por supuesto, nosotros respetaremos el proceso judicial.

Con respecto al próximo concurso, éste se encuentra en una fase ya muy avanzada, se ha publicado el catálogo de oficinas de farmacia y el siguiente paso es publicar el concurso en un periodo máximo de seis meses.

¿Qué planes tiene para la Fundación Banco de Sangre y Tejidos y la Fundación de Investigación Sanitaria de Baleares Ramón Llalla?

Tanto la Fundación Banco de Sangre como la de Investigación son organismos que trabajan de una manera muy autónoma y gestionan sus recursos con un alto grado de independencia. Cuentan con profesionales muy especializados y con unos objetivos muy claros.

Quiero destacar los excelentes resultados de la Fundación Banco de Sangre y Tejidos y la implicación de sus profesionales en la consecución diaria de las metas fijadas. Nos han manifestado su voluntad de dar un impulso al avance tecnológico e innovador en cada una de las áreas.

En relación con la Fundación de Investigación Sanitaria y el Avispa, debo agradecer la apuesta de su director científico, el doctor Fiel, por ampliar las líneas de investigación e incrementar el número de investigadores (unos 550 en estos momentos).

Mi deseo es abrir las puertas a todos los profesionales del resto de hospitales públicos y ampliar la participación de los de Atención Primaria.

El Ib-Salut ha acordado con Indra la gestión integrada de los laboratorios hospitalarios. ¿Considera adecuada la gestión privada de este servicio público y por qué razón?

Si bien es cierto que, en determinadas áreas como las compras, los laboratorios y la Radiología existen apuestas claras de centralización para conseguir mayor eficiencia, debemos estudiar a fondo el proyecto antes de poder emitir una opinión.

Algunos profesionales de análisis clínicos han manifestado que no han participado activamente en el proyecto. Me gustaría, en breve, incorporar la voz de los profesionales para tomar las mejores decisiones al respecto.

El Partido Popular ha criticado el nombramiento del director general del Ib-salut, Juli Fuster; usted defiende la decisión por su trayectoria profesional. ¿Considera justificada la reacción de la oposición en este aspecto?

Entiendo que puedan hacerse algunas críticas. Yo quiero contar en mi equipo con los mejores profesionales y así lo he demostrado con todos los nombramientos de los directores generales. En el caso de Juli Fuster es un profesional con más de 20 años acreditados en la gestión pública, goza de un amplio reconocimiento por parte de los profesionales del sector sanitario. Ya estuvo al frente del Ib-Salut en 2002 con excelentes resultados en el delicado momento de las transferencias sanitarias, son muchos los proyectos que deben desarrollarse desde el primer día de la legislatura y es imprescindible la experiencia para dar un buen servicio a los ciudadanos.

Quisiera contrarrestar las críticas de las personas de fuera del sistema sanitario ofreciendo información. El servicio de salud gestiona más de la tercera parte del presupuesto total de la comunidad autónoma. Es la mayor empresa de Baleares, con 14.500 trabajadores. Para dirigir esta empresa no sólo no sirve cualquiera sino que la población se merece a los más preparados.

Usted da prioridad a la profesionalización de los directivos de la salud como vocal que fue de ANDE en la comunidad autónoma. Hay autonomías que han tomado medidas concretas en este sentido, en particular aquéllas en las que Ciudadanos forma parte del Gobierno. ¿Van a actuar en esa dirección desde el PSOE?

Forma parte del programa del PSOE: tanto el de la conferencia política nacional como el autonómico. La apuesta por la profesionalización de la gestión garantiza mejores resultados en salud y así lo demuestran múltiples publicaciones al respecto.

No debemos olvidar que nuestras decisiones hoy tendrán consecuencias en el futuro a medio y/o largo plazo. Por lo tanto, hace falta mucho más que responsabilidad: la preparación técnica y la evaluación de resultados son imprescindibles.

Como vocal de ANDE y miembro de Sedisa he podido participar en diferentes foros y espero seguir haciéndolo, ya que son dos asociaciones que, de la mano, han trabajado duro en la defensa de una sanidad pública liderada por los mejores gestores. Queda camino pero la ventaja es que sabemos cómo hacerlo.

¿Considera acertado separar sanidad de política social, algo que se ha hecho en varios de los nuevos gobiernos autonómicos?

En Baleares, concretamente son áreas que siempre han estado diferenciadas, y, cuando ha habido un intento de unirlas, como en la anterior legislatura, al final han terminado separándolas de nuevo; tienen mucho en común pero también grandes diferencias a la hora de gestionar.

La premisa es trabajar de manera transversal en lugar de fragmentar la atención y establecer amplias medidas de coordinación. Es necesario que las políticas de atención a los colectivos más desfavorecidos, a los mayores y a personas con necesidades especiales sean tomadas de forma consensuada y vayan en la misma dirección, pero no necesariamente deben estar bajo el paraguas de una misma consejería.

¿Va a apoyar la prescripción enfermera o no hará nada al respecto?

¿Más todavía? La indicación de productos, accesorios y medicamentos no sujetos a prescripción médica fue una realidad en Baleares, impulsado por la dirección de cuidados y coordinación sociosanitaria, cargo que ocupé en la legislatura 2007-2011, y aprobado mediante un Real Decreto en 2011.

Los sistemas informáticos de receta electrónica y soporte papel están preparados, se consiguió el consenso con el colectivo médico, y el programa de formación también se definió en su momento.

Para resumir lo que ha sucedido: el Consejo de Enfermería denunció el decreto y el Tribunal Superior de Justicia de Baleares desestimó la denuncia. El PP no lo puso en marcha, teniendo la oportunidad de hacerlo. El Consejo recurrió al Tribunal Supremo y ha fallado en contra hace escasamente un mes. No cabe recurso por nuestra parte.

Nunca he podido entender por qué el propio Consejo Nacional de Enfermería impide el desarrollo de una competencia enfermera que, por otro lado, dice defender. ¿Alguien puede explicar que sea el que interpone denuncias en contra?

Estoy segura de que imperará la voluntad del colectivo profesional con el objetivo de atender mejor a los ciudadanos, por encima de otros intereses, y, en ese sentido, cuentan con mi apoyo absoluto.

¿Va a aliviar la situación del colectivo enfermero de algún modo, uno de los más castigados en las reducciones de plantilla por la crisis?

Efectivamente el colectivo enfermero es uno de los que más han sufrido las decisiones de gestión que se han tomado en esta crisis financiera (no tanto económica), en muchas ocasiones de forma arbitraria. Al tratarse del colectivo más numeroso ha sido el que más recortes de plantillas ha sufrido.

Si basamos nuestras decisiones en la evidencia y gestionamos conforme a ella, debemos tener en cuenta que menos enfermeras supone: más mortalidad, más reingresos, más complicaciones, más estancia media, menos seguridad y por tanto menos eficiencia, como demuestran artículos publicados en revistas científicas de máximo prestigio de ámbito nacional e internacional (recientemente en Lanceta).

Los recortes indiscriminados nos llevan a un empeoramiento de los resultados en salud. Uno de nuestros objetivos prioritarios de gobernabilidad, durante los próximos cuatro años, consiste en recuperar las plantillas de profesionales que en los últimos años se han visto mermadas, así como los derechos perdidos, que no son pocos.

Con la ilusión de un futuro mejor podremos ir recuperando credibilidad política, ilusión profesional y por tanto implicación de profesionales y ciudadanos para conseguir una sanidad excelente.

¿Se ha puesto en contacto, o piensa hacerlo, con los colegios enfermeros y el Consejo General?

Es mi voluntad reunirme con todos los colegios profesionales, ya lo hemos hecho con algunos, escuchar las inquietudes y trabajar conjuntamente en algunos proyectos es una prioridad. Agradezco las muestras de apoyo tanto del colegio de médicos como del colegio enfermero, así como de otros colectivos profesionales.

Y como le decía durante la entrevista, gobernar desde una postura de diálogo, participación y consenso será uno de los pilares durante esta legislatura.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com