¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 17 de enero de 2011   |  Número 23
Acceda a nuestra hemeroteca
ESTUDIO EN EL CARLOs HAYA DE MÁLAGA
La mitad de los ingresados en áreas médicas corre riesgo de enfermedad tromboembólica
La investigación que lo revela ha partido de las guías de práctica clínica de uso internacional

EP. Málaga
Especialistas y médicos residentes de la Unidad de Medicina Interna del Hospital Regional Carlos Haya de Málaga han desarrollado un estudio en el que se advierte de que la mitad de los pacientes ingresados en áreas médicas, no intervenidos quirúrgicamente, tiene riesgo de padecer un tromboembolismo o enfermedad tromboembólica venosa (ETV).

El director gerente del Hospital Carlos Haya de Málaga, Antonio Pérez Rielo.

Este estudio, que ha merecido el galardón a la mejor comunicación presentada en el XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), ha analizado el riesgo de padecer esta patología en pacientes hospitalizados en servicios médicos y se ha regido por el estudio del cumplimiento de las medidas preventivas implantadas de acuerdo con distintas guías de práctica clínica de ámbito nacional e internacional.

En la comunicación se expresa la necesidad de difundir entre los centros sanitarios protocolos consensuados de acciones preventivas de la enfermedad tromboembólica venosa para los pacientes ingresados en áreas médicas, ya que se trata de una patología que se puede prevenir con las medidas profilácticas adecuadas.

En el estudio han participado 149 pacientes ingresados en los servicios de Medicina Interna, Digestivo, Enfermedades Respiratorias, Enfermedades Infecciosas, Oncología Médica y Neurología del Hospital Regional de Málaga.

La enfermedad tromboembólica se manifiesta en la trombosis venosa profunda y en la embolia pulmonar. La trombosis venosa se produce cuando se forma un coágulo o trombo en las venas profundas, principalmente en las piernas, el cual puede emigrar hasta el pulmón y producir una embolia pulmonar.

En la actualidad, la enfermedad tromboembólica venosa es considerada la tercera causa de muerte por enfermedad vascular, por detrás del infarto de miocardio y el infarto cerebral. Su incidencia estimada al año en España es de 160 casos diagnosticados por 100.000 habitantes.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo destaca una edad superior a 60 años, estar inmovilizado y padecer otras patologías como cáncer, enfermedad pulmonar obstructiva, obesidad, insuficiencia cardiaca e infecciones agudas, además de intervenciones quirúrgicas mayores.

Como medidas preventivas, se llevan a cabo en el hospital la administración de anticoagulantes, la movilización del paciente para mejorar la circulación sanguínea y medidas de compresión para favorecer la circulación.

La Unidad de Medicina Interna del hospital desarrolla un plan de mejora de las medidas preventivas que precisan los pacientes con riesgo de padecer un tromboembolismo y del diagnóstico y tratamiento para las personas con esta patología.

Así, profesionales de este servicio trabajan en la actualización de una guía clínica de uso interno sobre el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades tromboembólicas, editada por el hospital en 2003.

Además, han difundido entre diferentes servicios la única guía española de práctica clínica avalada por sociedades científicas, Pretemed, basada en la evidencia científica sobre prevención de enfermedad tromboembólica venosa en patología médica.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com