¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Jueves, 08 de mayo de 2014   |  Número 95 Año V
Acceda a nuestra hemeroteca
gestión e innovación
AL AÑO EN EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD
La Medicina personalizada no farmacológica ahorraría 135 millones
Un estudio prueba su desarrollo sistemático en dolencias de cuello y espalda

Javier Barbado. Madrid
La Medicina personalizada no farmacológica a partir de modelos predictivos de la evolución clínica del enfermo no resulta inviable ni mucho menos imposible de desarrollar en España, pese a que las autoridades políticas del Ministerio de Sanidad así parezcan asumirlo, según ha incidido el presidente de la Fundación Kovacs durante la presentación del estudio que ratifica su opinión en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC).

 Francisco M. Kovacs; Juan José Rodríguez Sendín y Ana Royuela, en la sede de la OMC este miércoles. / J.B.

El artículo científico, publicado en la revista The Spine Journal, demuestra que se puede medir la probabilidad de que el paciente con dolor de cuello y espalda persistente durante más de 14 días responda o no a la terapia neurorreflejoterápica, tratamiento que consiste en implantar al paciente un dispositivo subcutáneo (de menos de 2 milímetros de extensión) que interrumpe la señal que llega a los receptores de la médula espinal que codifican la sensación dolorosa y la inhiben. De acuerdo con Francisco M. Kovacs, el 85 por ciento de los enfermos responde a la estrategia terapéutica “de forma positiva, pero quedaba por ver si se podía discriminar al 15 por ciento restante” por medio de modelos predictivos estadísticos, como así ha sucedido, de modo que el médico y el propio paciente conocen de antemano que no merece la pena recurrir a la terapia y eluden así sus efectos secundarios –muy pocos en este caso– aparte de suponer un ahorro de costes para el sistema sanitario público en absoluto desdeñable.

El trabajo se ha desarrollado en las autonomías de Madrid, Cataluña, Baleares, Asturias y Murcia, y, por lo tanto, ha probado que resulta factible llevar a cabo un seguimiento posimplantación de los enfermos, y, en consecuencia, diseñar un método para seleccionar candidatos a tratamientos específicos. Si ahora se generalizara la estrategia presentada al resto de servicios de salud regionales, Kovacs asegura que ello supondría al Sistema Nacional de Salud (SNS) un ahorro de 135 millones de euros.

Kovacs ha asistido al acto arropado por la primera autora de la investigación, Ana Royuela, del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp) y de la Unidad de Bioestadística Clínica del Ramón y Cajal de Madrid, y del presidente de los médicos españoles, Juan José Rodríguez Sendín.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com