¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 20 de junio de 2011   |  Número 34 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
ALGUNOS GENERAN HASTA 300.000 KILOGRAMOS DE RESIDUOS AL AÑO
La mayoría de hospitales españoles no dispone de acreditación ISO en gestión medioambiental
El Universitario de Elche y el General de Valencia son algunas de las excepciones

Javier Barbado. Madrid
La mayoría de los hospitales españoles no posee el certificado ISO: 14001 que acredita la calidad en gestión medioambiental de sus instalaciones, y algunos rebasan la media nacional de eliminación de residuos debido a una segregación incorrecta de los materiales, según ha explicado a Publicación de Directivos de la Salud Francisca Noves, coordinadora del Comité de Gestión Medioambiental del Hospital Universitario de Elche en Alicante (Comunidad Valenciana).

Francisca Noves, en el Hospital U. de Elche.

De hecho, este centro es uno de los pocos que dispone de esa clase de comité y de la acreditación ISO en medioambiente, que reconoce un conjunto de medidas más allá de la reducción obligatoria de residuos básicos (requisito mínimo obligatorio para todo hospital). “Cuando empezamos, hacia 1997, solo el Clínico San Carlos de Madrid [disponía del certificado]; ahora se han implicado más centros, por ejemplo de Granada y del norte de España, como el Hospital de Galdakao-Usansolo (Bizkaia), pero la mayoría no lo tiene”, ha precisado.

De acuerdo con Noves, un hospital de 500 camas como el Elche genera alrededor de 120.000 kilogramos de residuos al año, lo que le sitúa en la media nacional, en tanto que “hay hospitales que sacan, con 500 camas, 300.000 y hasta 400.000 kilogramos anuales, lo que se debe a que no segregan y retiran los residuos de manera adecuada”.

El Hospital de Elche, según fuentes del centro, ha llevado a la práctica varias medidas en este sentido. Por ejemplo, los responsables del centro han implantado “puntos verdes” en los que hay instalados una serie de contenedores destinados a diferentes tipos de residuos urbanos (como pilas, plásticos, papel, latas y vidrio), así como contenedores de documentación confidencial cerrados con llave, donde el personal deposita documentos para desechar que contienen información considerada confidencial.

También se han llevado a cabo medidas con el objetivo de disminuir el consumo de agua, energía y papel. El ahorro de agua se ha conseguido implementando sistemas ahorradores en los grifos de todos los aseos públicos del centro, se han sustituido varios tramos de tuberías que estaba en mal estado para evitar futuras fugas y se ha aprovechado estos cambios para incrementar el número de llaves de corte para reducir el consumo ante vaciados por mantenimiento.

En cuanto a la energía eléctrica se ha optado por luminarias de bajo consumo y pantallas de balastro en las nuevas instalaciones o sustituciones necesarias. Para aprovechar en todo momento la luz natural se han instalado interruptores crepusculares, detectores de presencia y reguladores de intensidad.
Por otro lado, en el año 2009 se suprimió la impresión de informes analíticos del servicio de Urgencias Generales y en 2010 se puso en marcha la iniciativa de no imprimir los informes del Laboratorio de Microbiología, siendo la consulta de estos on-line y dando un paso así en el camino hacia la historia digital.

Todas estas medidas se traducen en un ahorro de casi 4.000 metros cúbicos de agua (4 millones de litros) en el año 2.009 con respecto al 2.008 y casi 9.000 metros cúbicos si se compara con el 2.007. En el primer trimestre del 2010 se habían ahorrado ya 4,1 millones de litros respecto al año anterior. El consumo eléctrico se ha visto reducido en unos 188.000 Kw con respecto al 2.008 y se han gastado 40.800 litros menos de gasóleo. Por último, en 2009 en Urgencias se ahorraron 85.000 folios de papel y en el Laboratorio de Microbiología en 4 meses del año 2010 se ahorraron 10.000 folios.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com