¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Viernes, 26 de octubre de 2012   |  Número 63 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
iv encuentro global de directivos de la salud
ANUNCIADO POR EL DIRECTOR GENERAL DE ASISTENCIA SANITARIA
La estrategia de crónicos de Castilla y León girará en torno a integración asistencial, autocuidado y formación profesional
Entre las prioridades, los procesos relacionados con enfermedades crónicas del aparato respiratorio, enfermedades cardiovasculares, ictus, artritis, artrosis, osteoporosis o enfermedades neurodegenerativas

Javier Barbado / Imagen: Pablo Eguizábal y Miguel Ángel Escobar. Sigüenza
El director general de Asistencia Sanitaria de Castilla y León, José María Pino Morales, ha desvelado el nuevo modelo de atención al enfermo crónico de esta comunidad autónoma, aún pendiente de su aprobación en Consejo de Gobierno, durante el IV Encuentro Global de Directivos de la Salud de Sanitaria 2000 celebrado en Sigüenza (Guadalajara) el pasado fin de semana. En una primera fase, los procesos asistenciales integrados a los que se concede prioridad son los relacionados con enfermedades crónicas del aparato respiratorio, enfermedades cardiovasculares, ictus, artritis, artrosis, osteoporosis, enfermedades neurodegenerativas, trastorno mental grave y crónico, diabetes, enfermedades del área digestiva y enfermedad renal crónica.

José María Pino Morales, director general de Asistencia de Castilla y León.


De acuerdo con Pino Morales, el plan está conformado por tres objetivos estratégicos, siete líneas de trabajo y veintitrés proyectos. Con relación a las segundas, las siete áreas en que se van a concentrar los esfuerzos de los gestores son, en primer lugar, tres encaminadas a “asegurar la continuidad asistencial”, en concreto la integración de los niveles de asistencia, la continuidad con la atención socio-sanitaria y la adaptación de la organización a las necesidades del paciente crónico. En segundo lugar, otras tres dirigidas a “potenciar la autonomía y la responsabilidad del paciente”: el autocuidado, la corresponsabilidad y participación, la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad. Por último, con el fin de fomentar la “gestión del conocimiento”, se explorarán otros tres campos de mejora: el desarrollo de tecnologías facilitadotas del cambio, la formación y la investigación.

El director general de Asistencia Sanitaria autonómico resumió los objetivos “del plan de despliegue” de esta estrategia dirigida a enfermos crónicos en “la definición de las responsabilidades de cada uno de los niveles de la organización involucrados en la estrategia”; “priorizar aquellos proyectos que se consideran claves para el éxito de la estrategia” a partir de criterios como “el mayor impacto asistencial y la efectividad organizativa y de gestión”; “establecer la cronología de las intervenciones previstas y de la interdependencia de algunas respecto a otras y para su desarrollo”; y, por último, “poner en marcha un plan de comunicación para dar a conocer la estrategia a profesionales, pacientes y asociaciones”.

Otros modelos

En la misma meda redonda, otros tres altos cargos directivos expusieron la experiencia de atención a los enfermos crónicos en las áreas asistenciales que les competen o incluso en la comunidad autónoma a la que pertenecen, caso del director general de Osakidetza, Julián Pérez Gil, quien informó sobre la que se revela, desde hace tiempo, como principal estrategia monográfica en este campo por parte de una autonomía.

Pérez Gil avisó de que, en los próximos años, será inevitable que se duplique el gasto generado por los enfermos crónicos, si bien “los cambios en Euskadi están permitiendo ahorros sin reducir carteras de servicios ni poner copagos”. Y, como ejemplos, citó la reducción del número de ingresos en el 60 por ciento registrada en el Hospital de Donostia, y del 77 por ciento en el número de visitas a las urgencias en este mismo centro. Asimismo, habló del cribado de cáncer de colon como plan exitoso que, en solo dos años y medio, ha sido capaz de autofinanciarse, y de la disminución en el 8 por ciento del número de ingresos en hospitales de atención a agudos en solo tres años, y del cinco por ciento en centros de subagudos.

De izquierda a derecha: Julián Pérez Gil, director gerente de Osakidetza; José María Pino Morales, director general de Asistencia Sanitaria de Castilla y León; José Manuel González Álvarez, director gerente del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra; Juan Antonio Marqués Espí, gerente del Departamento de Salud de Alicante-Hospital General; y Mario González, director gerente del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

El gerente del Miguel Servet de Zaragoza, Mario González, declaró que, por desgracia, la sanidad pública “está mal organizada, dotada de organizaciones que mezclan la atención de agudos y crónicos” cuando estos últimos, “en el 60 por ciento de los casos, al menos en lo que me compete, no suelen requerir de hospitalización”. “Si queremos ser eficientes debe cambiarse la organización, y, además, hay que eliminar la libertad de elección de especialistas para crónicos”, zanjó.

Por su parte, el gerente del Departamento de Salud de Alicante-Hospital General, Juan Antonio Marqués Espí, explicó al auditorio el programa “Valcronic”, plan dirigido a crónicos en esta comunidad autónoma en el contexto de la nueva estrategia de la Agencia Valenciana de Salud, y que está previsto funcione en la práctica de forma completa en 2014. Por el momento, el pasado mes de marzo se inició un ensayo-piloto en Sagunto y Elche, y, el año que viene, se extenderá el modelo de prueba a toda la Comunidad Valenciana.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com