¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 20 de junio de 2012   |  Número 57 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
MONTSERRAT BUSQUETS, DOCENTE EN LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA
“El cuidado enfermero es una cuestión de justicia social”
La entrevistada reivindica la atención sanitaria como un derecho elemental

Javier Barbado. Madrid
El cariz humanitario de la profesión enfermera no ha pasado desapercibido en la cita anual de las Jornadas Nacionales de Enfermeras Gestoras que organiza ANDE, en esta ocasión en A Coruña. La profesora titular de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Barcelona, Montserrat Busquets, ha conversado con este periódico acerca de su intervención en el foro sobre “la responsabilidad ética del gestor enfermero en tiempos de crisis”.

Montserrat Busquets.

En su exposición, Busquets citó dos estudios canadienses en los que se refleja la percepción de los médicos y las enfermeras respecto a los conflictos éticos perceptibles en la práctica clínica cotidiana de los centros sanitarios. “Las investigaciones revelan que, para estos profesionales, parte de esos conflictos están relacionados con la gestión, ya que la viven de forma poco clara, sin recibir explicaciones previas y sin sentido de la tradición; asimismo, médicos y enfermeras aseguraban que parte de los conflictos éticos que vivían tenían que ver con la clínica y con el trato del paciente y de la familia, aparte de los relacionados con los diferentes criterios de gestión”, explicó.

Preguntada por cómo se enmendaría esa falta de armonía entre los profesionales y la dirección de los centros, esta docente contestó que “trabajando con la transparencia y el diálogo; haciendo que todos los cambios y situaciones que se den se organicen potenciando y fomentando el trabajo autónomo de la enfermera”. En suma, para Busquets resulta necesario dotar a la enfermera de mayor poder decisorio y menor distancia respecto a los mandos directivos; en síntesis, “potenciar su participación activa en los criterios de gestión”.

La influencia de la crisis en la profesión enfermera, por otro lado, queda patente por el hecho de que “las reformas y los nuevos decretos centran casi toda su atención en los problemas de índole más médico, es decir, en las enfermedades y en su tratamiento desde un punto de vista hospitalario y no tanto atendiendo a la prevención y a la educación para la salud”. “La situación es muy conflictiva, porque, como enfermeros, hemos participado muy poco en esas reformas y recortes, en pensar cómo optimizarlos; y no solo las enfermeras: colegios, asociaciones, Universidad… han participado muy poco”, reflexionó.

Formación del directivo

En cuanto a la formación que debe reunir el directivo de Enfermería, la entrevistada secunda las opiniones más extendidas con relación a este asunto, ya que defiende la carrera académica (Grado) e incluso la especialización en el ámbito de la gestión por medio de másteres o posgrados como la vía adecuada para capacitar al sanitario enfermero en la gestión y dirección de los centros. Por último, reflexionó sobre el carácter filosófico y la vertiente humanista del trabajo de las enfermeras “hoy día”, y concluyó que la calidad “del cuidado de las personas es uno de los componentes esenciales de la justicia social, que no solo se basa en unos derechos y prestaciones concretos, sino que es una cuestión de equiparar esos derechos, y, precisamente por tratarse de una cuestión de salud, lo es también de justicia social”.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com