¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 05 de junio de 2012   |  Número 56 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
EL DE CRUCES FUE EL PRIMER CENTRO VASCO EN DERIVAR PACIENTES
La atención domiciliaria suple en Osakidetza el equivalente a 547 camas de hospital
El 94 por ciento de la población vasca accede a este servicio asistencial

Javier Barbado. Madrid
La asistencia sanitaria en el domicilio del paciente constituye una prestación extendida por toda la geografía española (salvo alguna autonomía) y que, en el caso del Servicio Vasco de Salud, descongestiona los centros al atender el equivalente a 547 camas hospitalarias (el 11 por ciento de la Atención Especializada autonómica), según ha explicado a Publicación de Directivos de la Salud el gerente del Hospital de Cruces (el primer centro público en derivar enfermos a la asistencia en el hogar en el año 1983), Gregorio Achútegui.

Gregorio Achútegui, gerente del Hospital de Cruces.

Además, con el tiempo, la comunidad autónoma vasca ha logrado que el servicio sanitario domiciliario (“el hospital en casa”, según expresión acuñada por el propio Achútegui) absorba a pacientes que no han llegado al nivel hospitalario, sino que han sido derivados desde su centro de salud en Atención Primaria (para ser precisos y de acuerdo con la fuente consultada, el 21,5 por ciento del total, “cuando, al principio, la mayor parte procedía de los hospitales de agudos”).

En la actualidad, el 94 por ciento de la población vasca disfruta de la atención hospitalario en domicilio o también denominada “tercer nivel asistencial”, tal como ha expuesto el propio gerente del Hospital de Cruces durante las Primeras Jornadas Sedisa-Fenin celebradas este martes en Valencia y que ha inaugurado el consejero de Sanidad autonómico, Luis Rosado. Preguntado por el perfil del paciente que recurre al denominado “tercer nivel asistencial”, Achútegui respondió que, aunque diverso, está identificado con meticulosidad y, su atención, “muy protocolizada”. “En la cartera de servicios, se sabe de qué clase de beneficiarios se trata, y, además, se busca el manejo y la mejora en un tiempo corto; de hecho, la media de estancia oscila entre 20 y 15 días por paciente”, aclaró. Asimismo, aseguró que “la satisfacción de estos usuarios es la más alta en las mediciones que se llevan a cabo en los diferentes niveles asistenciales, pues llega al 85 por ciento (más que en los hospitales y que en Atención Primaria) y, además, acarrea un coste que es, aproximadamente, un tercio de lo que costaría el ingreso en el hospital de agudos de ese paciente”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com