¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 31 de enero de 2011   |  Número 24
Acceda a nuestra hemeroteca
JOSEP SANTACREU, CONSEJERO DELEGADO DE DKV SEGUROS
“Con la crisis, la figura del gestor de la salud adquiere más sentido que nunca”
El sector de las aseguradoras se mantiene estable pese a la turbulencia financiera, asegura el entrevistado

Javier Barbado. Madrid
El sector de las aseguradoras de salud, al contrario que otros, se mantiene estable en épocas de turbulencia económica y financiera como la que vivimos, según explica el consejero delegado del Grupo DKV Seguros. Este directivo, que acaba de ser nombrado vicepresidente de Femcat, entidad independiente formada por empresarios y directivos catalanes de la que era patrono desde su constitución en 2005, insiste en la estabilidad de las aseguradoras pese a la crisis, en especial en el ramo de la salud.

Josep Santacreu, consejero delegado del Grupo DKV.

La crisis económica ha obligado a las aseguradoras a tomar medidas para que sus clientes puedan pagar las pólizas. En el grupo DKV Seguros, ¿qué tipo de estrategias se han llevado a cabo (por ejemplo, modelos de copagos altos)?

Bueno, yo el balance del grupo lo veo positivo si se tiene en cuenta que puede considerarse estable a pesar de la crisis. El comportamiento no es tan malo como el que cabría esperar. Ha habido una pérdida de clientes compensada con la estabilidad del grupo, lo que prueba que la gente valora mucho lo que recibe por lo que paga.

Así que una primera constatación positiva es que el seguro de salud en nuestro país, comparado con el de los países de nuestro entorno, es un producto que se da a cambio de un precio módico por no decir barato. Dicho esto, es obvio que, con la crisis, hay más cancelaciones, más caída de primas, según hemos visto en buena parte debidas a motivos económicos. Vemos que la gente cancela sus pólizas por esa razón.

Para enmendarlo, hemos impulsado un paquete de acciones: productos de menor cobertura; copagos (es también una alternativa aunque todavía hay poca cultura en este punto)… Se trata de ayudar a que el cliente pueda mantener las prestaciones de su seguro de salud.

Compare este ramo de la compañía con el resto: ¿es una parte del negocio rentable?

El ramo de la salud se ha mantenido constante si se le compara con otros ramos en términos de crecimiento. En cuanto a la rentabilidad, parece que la última información de que disponemos de Icea [patronal del sector] es que el conjunto del sector ha perdido rentabilidad el año pasado. Debido en parte a la crisis, ha habido una contención en el incremento del precio de las primas y una disminución de clientes. Eso hace que haya cierta tensión de margen.

En 2009, usted formó parte de un movimiento que portaba el lema “Actúa contra la crisis”. ¿Puede hablarme de esta experiencia?

Se trata de una iniciativa que me pareció muy interesante. Creo que la crisis generó un estado de shock, y, en fin, ante esa situación hay quien huye, quien se queda parado y quien se pone a resolver las cosas. Era un llamamiento para ver cómo las personas y las empresas, ante la situación de crisis, proponían acciones e ideas que se tradujeran en experiencias concretas que esas organizaciones no hacían hasta ese momento, todo ello para tratar de superar la situación.

¿Cree que el Grupo DKV ha estado entre los que ha resuelto la situación?

Nosotros hemos promovido acciones concretas. Una de ellas es la innovación de productos pensados para una época de ciclo económico negativo, como es el caso. Son medidas de tipo interno para poder demostrar que, en época de crisis, hay que actuar de manera distinta sin que signifique que no se puedan hacer algunas cosas.

El sector de seguros de salud, en general, es un sector anticíclico. Es decir, cuando la economía era muy boyante quizá no creció tanto como otros sectores, pero, en cambio, cuando hay un ciclo de perfil bajo, tenemos capacidad de liquidez, de ser prudentes, de una gestión de las cosas a largo plazo… De hecho, en estos momentos el sector no ha destruido empleo; tal vez no ha crecido con el mismo ritmo de antes, pero está dando una respuesta a la situación y aportando estabilidad.

¿Qué expectativas tiene el grupo para 2011?

Bueno, el entorno está un poco revuelto en general. Pero, en particular, como he dicho antes, creo que el crecimiento para nuestro sector, y para nuestras compañías, está siendo bastante bueno a pesar de la crisis, teniendo en cuenta que se parte de una situación un poco delicada pero que, aún así, queda margen gracias a que se conserva estabilidad. Ahora bien, si la amplitud de la crisis se hace mayor o termina por alcanzar a más gente, resulta inevitable que termine afectándonos. Así que somos optimistas por un lado, pero también sabemos que estamos saliendo de una situación con un fuerte impacto negativo.

¿Cree que los gerentes de la salud poseen un papel fundamental frente a la crisis?

Entiendo que se refiere al directivo sanitario en general, tanto del sector público como del privado.

Así es.

Yo creo que estamos en una situación muy difícil en la que no solamente cuesta reducir el déficit e impedir el crecimiento del gasto, sino que, además, hablamos por primera vez de crecimiento negativo y de claros recortes, y no sólo en el sector sanitario (en realidad, en éste ya ha habido épocas en las que las administraciones públicas han pasado por esa situación en este país). Pero la realidad es que, en general, se han anunciado presupuestos inferiores a los del año anterior en muchos ámbitos. Así que, a este paso, va a ver recortes de todo tipo.

Sin embargo, yo creo que donde se halla el problema, también se encuentra la oportunidad, y el sector sanitario, en un momento difícil como éste, en lugar de llevarse las manos a la cabeza o de cruzar los brazos y pensar “eso no lo puedo hacer”, ha de ponerse al frente de los problemas para buscar ese difícil punto de equilibrio que lleve a garantizar aquellos servicios prioritarios y aquellos ámbitos de actuación de sus equipos que sean necesarios, todo ello con el fin de obtener la máxima rentabilidad en términos de salud. Y para lograr eso la figura del gestor sanitario en nuestro país adquiere más sentido que nunca. Para eso debe saber recortar en algunas áreas, gestionar y adoptar responsabilidades.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com