¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 31 de enero de 2011   |  Número 24
Acceda a nuestra hemeroteca
ALFREDO MORENO, DIRECTOR DE ENFERMERÍA DEL HOSPITAL LUCUS AUGUSTI DE LUGO (GALICIA)
“La investigación enfermera todavía está en pañales”
A pesar de algunas iniciativas tanto por parte de organismos estatales como autonómicos

Javier Barbado. Madrid
Larga trayectoria profesional y la misma ilusión de siempre. Éste es el resumen de lo que se percibe en el entrevistado cuando se conversa con él y se repasa su trayectoria profesional, por cierto muy dilatada y diversa. No en vano, ha pasado por numerosos grandes hospitales del sistema sanitario público en calidad de director de Enfermería, e incluso ejerció como director de Recursos Humanos en Gestión Sanitaria de Mallorca. Destaca, entre sus logros, el “cambio de rumbo” en el mundo de la gestión sanitaria española que, a él, le pilló como gestor del Ramón y Cajal, razón de que subraye su labor en el centro. Por otro lado, considera que la investigación de los enfermeros en España se nutre de algunas iniciativas por parte de organismos estatales como el Instituto de Investigación Carlos III, y también de departamentos específicos en hospitales como en el que trabaja, pero, no obstante, se encuentra todavía lejos del grado de desarrollo deseable.

Alfredo Moreno Alegre.

Usted ha participado activamente en el traslado del centro, ahora bautizado como Hospital Lucus Augusti. ¿De cuántos enfermeros dispone?

Tenemos una plantilla de Enfermería de algo más de 169 personas: 109 enfermeras, 54 auxiliares, cuatro matronas y dos fisioterapeutas.

¿Mantiene la misma estructura organizativa?

No. Hemos cambiado la estructura organizativa, ya que hemos desdoblado las unidades de hospitalización y ése ha sido un cambio estructural importante en la incorporación del nuevo edificio.

¿Cómo es el edificio?

Es un edificio moderno, me atrevería a decir que dotado de tecnología puntera, de vanguardia, con habitaciones provistas de camas eléctricas… y otro tipo de materiales avanzados a la cabecera del enfermo que permiten al personal sanitario consultar la historia clínicas, los registros de Enfermería, los datos de laboratorio o pruebas de imagen, etc.

¿Cómo funcionan las unidades de hospitalización?

Hay un responsable, un supervisor del equipo, en el contexto de una descentralización de la gestión a partir de la dirección al resto de profesionales. Por otro lado, también existen indicadores de la calidad de los cuidados, que evalúa la dirección general del Sergas.

El modelo de gestión del centro es por completo público…

Sí, por completo.

Volvamos al traslado del complejo hospitalario de Lugo en el que trabaja. ¿Ha concluido?

Terminamos el día 31 de este mes. Trasladaremos las urgencias del hospital y daremos con ello por terminado, digámoslo así, el complejo hospitalario a ese nuevo edificio, que es el Lucus Augusti. Ahora estamos en pleno traslado. El Complejo Hospitalario Xeral-Calde tenía también el Hospital de San José en la diputación. Estaba formado por tres hospitales: el de Calde, situado a siete kilómetros de Lugo; la residencia u hospital materno-infantil y el hospital de la diputación, ambos en Lugo también. Las tres organizaciones las trasladamos al nuevo edificio.

¿Cuáles son las principales diferencias que observa como gestor?

Como he dicho, cambios en la organización a partir de la descentralización del organigrama, es decir, los supervisores de Unidad asumen el liderazgo y la gestión con autonomía, y dependen directamente de la subdirección de Enfermería del hospital. No hay, pues, cargos o puestos intermedios (antes estaban los supervisores de Área).

¿Qué se gana con ello?

Aporta facilidades a la gestión del centro, y luego, con ella, viene la resolución de problemas. En el caso de la dirección, le permite conocer directamente los problemas al eludir los estados intermedios.

¿Puede repasar su dilatada experiencia profesional como gestor?

Yo estuve de director de Enfermería en el Ramón y Cajal de Madrid, unos cuatro años; después estuve en el Hospital General de Valencia, que hoy es un Consorcio, donde ejercí siete años también como director de Enfermería. Después estuve en el Complejo Hospitalario Xeral Cíes de Vigo, aquí en Galicia. Después pasé a ser director de Enfermería del Clínico de Madrid durante siete años aproximadamente. A eso hay que añadir cuatro años en el Hospital La Paz de Madrid, y también ejercí como director de Recursos Humanos en el Gesma (Gestión Sanitaria de Mallorca) unos dos años y medio... y por fin me vine aquí a este proyecto.

¿Observó en alguna de esas organizaciones mayor eficiencia gestora?

Yo creo que, en el Clínico de Madrid, conseguimos un cambio sustancial en la gestión del hospital. También es destacable el arranque en el Ramón y Cajal, ya que, por entonces, tuvo lugar un cambio de rumbo en la gestión sanitaria de los hospitales públicos, en concreto cuando estaba Reventós como director general, y se aplicaron indicadores específicos de gestión desde el punto de vista médico y de Enfermería. Se publicaron por parte del Insalud en forma de libro y, en fin, se empezaron a aplicar políticas de calidad en los hospitales, parámetros para establecer el rendimiento de las áreas quirúrgicas, de los servicios y de las unidades… Creo que fue un revulsivo importante en el mundo sanitario de aquella época. En el Ramón y Cajal, yo creo que fuimos un ejemplo de cambio en el modelo de gestión en aquellos momentos (por entonces estaba de gerente Miguel Ángel Zamarrón, neurorradiólogo).

La investigación y la docencia forman una parte importante del profesional sanitario. En el caso del Lucus Augusti, ¿se va cuidar este aspecto en el caso de los enfermeros?

Tenemos una Unidad que se está creando ahora. Estamos reformando y modificando totalmente el modelo, siempre con la participación de los profesionales. No es un asunto difícil ni fácil, pero estamos empeñados, desde la gerencia al resto de directivos, en hacer participar a los profesionales en el cambio.

Desde el punto de vista de la investigación y la docencia de los enfermeros, el hospital mantiene contactos con la Universidad por medio de la Escuela de Enfermería (tenemos en el centro alumnos en formación). En cuanto a la formación continuada, disponemos de un departamento específico de Enfermería y la Fundación del hospital, que fomenta líneas de trabajo y de investigación, por ejemplo en el cuidado de las úlceras de presión y, en general, cualquier tipo de actividad científica que después se presenta y difunde en jornadas especializadas.

Nos interesa su opinión de la revista Tesela, ya que se trata de una de las pocas publicaciones que recoge artículos de investigación en España especializados en gestión enfermera. ¿Considera que el enfermero español investiga lo suficiente?

Es una revista pionera en su campo y es la que más se consulta por parte de las universidades. Yo creo que, en España, hay que fomentar mucho más la investigación de los enfermeros. En el modelo del que hablaba antes de gestión sanitaria desarrollado en los años 80 por parte del Insalud, se planteaba la distribución de horas del profesional sanitario para dedicarse a la investigación, pero no se incluía al enfermero. En Enfermería se ha estado investigando –y hay, por supuesto, enfermeras que se dedican a ello– pero creo que hay que fomentarlo mucho más.

El Instituto de Salud Carlos III, por ejemplo, fomenta y potencia la investigación y desarrollo en el campo de la Enfermería. Nosotros también tenemos una línea de trabajo por parte de un enfermero que acaba de incorporase a la Unidad de Formación y Docencia, y que está llevando a cabo una investigación sobre las curas de las úlceras por presión. En todo caso, estamos todavía en pañales en este ámbito.

Como vocal en Galicia de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería, ¿qué proyectos inmediatos tiene pensados?

Anteriormente el vocal era Tomás Lerma, que estaba de director de Enfermería en Vigo. Yo estuve de vocal en Galicia en mi etapa anterior, cuando estuve en el Complejo Hospitalario Xeral Cíes de Vigo. He retomado la situación con la intención de fomentar y potenciar la asociación en la comunidad. El día 7 de abril, por ejemplo, tenemos organizada una jornada sobre bioseguridad, que parece que es un asunto candente demandado por muchos profesionales y que debe tenerse en cuenta. Se celebrará en Santiago de Compostela como acto de presentación de la asociación.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com