¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 09 de mayo de 2011   |  Número 31 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
EN LAS JORNADAS DE ECONOMÍA DE LA SALUD EN PALMA DE MALLORCA
Ildefonso Hernández subraya la ausencia de indicadores de equidad asistencial incluso en las socialdemocracias
El ex director general de Salud Pública recuerda es un objetivo prioritario de la UE

Redacción. Bilbao
La XXXI edición de las Jornadas de Economía de la Salud, celebradas en Palma de Mallorca, han contado con una mesa monográfica sobre equidad del sistema sanitario, su situación actual y los retos de futuro existentes en este pilar de la sanidad pública española. Dentro de la misma, ha participado Ildefonso Hernández, de la Universidad Miguel Hernández de Alicante y ex director general de Salud Pública y Sanidad Exterior del ministerio de Sanidad, quien ha centrado su ponencia en las conclusiones de un informe independiente de expertos, comisionado por la Presidencia Española de la UE.

Ildefonso Hernández.

Tal y como ha manifestado, en la búsqueda de la equidad, “los expertos ven necesario tener unos objetivos e indicadores para ilustrar la distribución de la salud, y, por ello, consideran que es preciso ofrecer una visión de las perspectivas intersectoriales en la planificación de las intervenciones, con el fin de apoyar a los sectores de población más vulnerables y a los de todo el gradiente social. De hecho, es el conjunto de las políticas de los gobiernos el que afecta tanto a la equidad del sistema como a la salud de los ciudadanos”.

Hernández ha hecho hincapié en que “la equidad en salud es uno de los objetivos de la Unión Europea”. Sin embargo, ha llamado la atención acerca de que “muchas de las políticas actuales no están pensadas desde el eje de la equidad, lo que da lugar a políticas regresivas y no redistributivas, que son las que hacen falta. Ni siquiera, ha matizado, “los partidos socialdemócratas ponen suficiente acento en las políticas redistributivas”.

Cambio de paradigma

El experto ha abogado por un “cambio de paradigma de los métodos actuales que se emplean para medir el funcionamiento de una sociedad. Aspectos meramente económicos, como el Producto Interior Bruto (PIB), no son suficientes para mensurar correctamente el bienestar de un país y sus objetivos sociales. Hay que trabajar para encontrar otros mecanismos, ya que los objetivos sociales son de una gran amplitud y complejidad”.

En cuanto al informe independiente de expertos comisionado por la Presidencia Española de la UE, que tiene por nombre ‘Hacia la equidad en salud: monitorización de los determinantes sociales de la salud y reducción de las desigualdades en salud’, “busca los mecanismos para llegar a esa citada equidad en salud”.

Los objetivos, según se recogen en el informe de conclusiones, son “aquellos logros que podría alcanzar un país, sociedad u organización dentro de un periodo de tiempo específico. También estos objetivos tienen que identificar el resultado esperado y deseado de un programa, intervención o política”. Hernández ha recordado que “los indicadores son las medidas cuantitativas o cualitativas que proporcionan un medio válido y fiable para medir el progreso hacia el objetivo indicado o el logro del mismo”.

“La utilidad de un indicador está en función de lo que mide realmente y de cómo puede utilizarse esta información, ya sea como apoyo, para establecer la agenda, como aportación al establecimiento de prioridades, para políticas o marcos de responsabilidad. Por ello, la selección de los objetivos a medir puede basarse en prioridades políticas y en el desarrollo subnacional, nacional, regional o mundial, o en el contexto del país o región, y frecuentemente refleja indicadores existentes medidos en un área definida”, ha explicado.

Para llevar a cabo esa selección de objetivos el informe destaca que “los procesos políticos nacionales son importantes para establecer enfoques para cumplir objetivos y asegurar la responsabilidad hacia el progreso”.

Cristina Hernández, Ignacio Abásolo, Aki Tsuchiya e Ildefonso Hernández.

“El reto es identificar los datos necesarios y la forma de construir cada indicador de manera que esto quede totalmente claro para los diferentes agentes y grupos objetivos. Para la monitorización de la equidad en salud, las medidas más sencillas pueden resultar más transparentes y fáciles de interpretar que los complejos indicadores de síntesis”, ha manifestado.

En Europa, la selección de indicadores también podría reflejar lo que resulta útil tanto dentro de la Unión Europea, como para otros Estados miembros de la región europea miembros de la organización mundial de la salud.

Por último, el experto ha puesto de manifiesto que las políticas de la Unión Europea “confirman la necesidad de incorporar las dimensiones de los determinantes sociales y de equidad en los mecanismos de monitorización existentes en toda Europa”. Se entiende por equidad “la existencia de unas garantías mínimas de salud mínimas en un territorio determinado”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com