¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 18 de julio de 2011   |  Número 36 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
LOS DEPENDIENTES DEL ICS ACABAN DE COMPLETAR EL PROCESO
Hospitales y centros catalanes ahorrarán tres millones de euros al digitalizar y compartir las pruebas de imagen
El proyecto se ha acelerado desde la llegada del consejero de Salud Boi Ruiz

Javier Barbado. Madrid
Los hospitales, ambulatorios y centros de Atención Primaria de Cataluña compartirán en breve, en formato digital, la información visual de las pruebas de diagnóstico por imagen que se practiquen en cualquiera de ellos a los pacientes; en el caso de los dependientes del Instituto Catalán de la Salud (ICS), ya es posible hacerlo y, en el resto de proveedores asistenciales autonómicos, lo será a corto plazo, según ha explicado a  Publicación de Directivos de la Salud el director técnico del Proyecto Argos del ICS, Jordi Gabalda.

Jordi Gabalda, director técnico del Proyecto Argos.


De forma paralela, el Catsalut desarrolla el proyecto de Historia Clínica Compartida de Cataluña (HCCC), de manera que aquellos centros no dependientes del ICS que todavía no han puesto en común sus pruebas de imagen a partir de la iniciativa comandada por Gabalda, puedan hacerlo por medio de esta otra vía. “De ese modo también puede consultarse la información por nuestra parte; en este sentido, todavía no hemos desplegado la totalidad de los centros del ICS: nos falta uno; pero estará todo listo a finales de mes”, ha explicado Gabalda.

El proceso de digitalización supondrá un ahorro estimado de 2-3 millones de euros anuales, porque a los 1,5 que no gastará el ICS deben sumarse los del resto de centros de Cataluña, de acuerdo con este directivo.

Preguntado por la influencia del consejero de Salud Boi Ruiz y su política de contención de gastos en la conclusión de este proyecto de digitalización, Gabalda no la considera determinante porque, aunque el trabajo se inició en 2008 y se ha acelerado entre noviembre y junio de este año, en realidad su importancia y ritmo general de implantación ha permanecido más o menos constante desde el principio. “Es un proyecto con todo sentido, más aún, es verdad, en las actuales circunstancias” de restricción económica, ya que, según ha subrayado, los beneficios de ahorro son considerables, en especial al no tener que imprimirse las placas, eludir la repetición de pruebas y reducir el tiempo de espera, además de mejorar la calidad de la asistencia.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com