¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 28 de febrero de 2011   |  Número 26
Acceda a nuestra hemeroteca
RECONOCEN LA “RELATIVA LENTITUD” DE SU IMPLANTACIÓN EN ESPAÑA
Gobierno, autonomías y empresas llaman a estandarizar las TIC en la sanidad
La receta electrónica y la historia clínica digital se citan como ejemplos exitosos

Javier Barbado / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Representantes del Ministerio de Sanidad, de los servicios de salud de las distintas comunidades autónomas y de varias empresas tecnológicas han coincidido este miércoles, durante el XIV Congreso Nacional de Informática de la Salud (Inforsalud), en la necesidad de fijar estándares protocolarios que aceleren la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la sanidad española.

El encuentro, que organiza y ofrece estos días la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) en el Palacio de Congresos de Madrid, ha incluido una mesa redonda en la que altos cargos directivos de las administraciones central y autonómicas, y de compañías privadas como Atos Origin, Telefónica e Isoft, en efecto analizaron la aparente lentitud en la implantación y extensión de las aplicaciones TIC para la salud, entre otras cuestiones.

De izq. a dcha.: de pie, Andrés Fernández; Jesús García Marcos; Luis Manzanero; Luis E. Rosado; director gerente de la Agencia Valenciana de Salud y moderador del debate; Antonio Alonso, Enrique Palau y José Perdomo; sentados, Joan Guanyabens; Zaida Sampedro; Jesús García Cruces; Celia Gómez y Pilar Polo.

Para el director de Desarrollo Estratégico en Sanidad de Atos Origin, Enrique Palau, esa lentitud se debe a tres factores fundamentales: la complejidad del negocio (a diferencia de lo que sucede en otros sectores); la planificación y las dificultades añadidas en este sentido para las administraciones, que a menudo se ven comprometidas a implantar cambios (puso de ejemplo la llanada factura sombra) sin que figuraran en los planes estratégicos predefinidos por cada Gobierno autonómico; y, en tercer lugar, la deficiente financiación (según puntualizó, las organizaciones sanitarias destinan más del 80 por ciento de su presupuesto a actividades recurrentes, es decir, a mantener proyectos en vigor y no a otros de nueva cuña). José Perdomo, director de la Unidad Global de e-Health de Telefónica, se mostró por el contrario más optimista dado que, según aseguró, aunque la implantación de las TIC en España es lenta no lo es su velocidad de crecimiento en comparación con otros sectores y con otros países.

En este sentido, tanto Andrés Fernández, de la División de Desarrollo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), como Antonio Alonso, director general de la Unidad de Negocio de Isoft para Latinoamérica, recordaron al auditorio que hay países en Hispanoamérica y fuera de ella donde el problema no es la lentitud de la TIC en la sanidad, sino el simple hecho de que los gobiernos decidan destinar dinero para su desarrollo e implantación.

Por parte de la administración central, el subdirector general de Tecnologías de la Información del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, Jesús García Marcos, justificó en parte el retraso de las TIC en el sistema sanitario público de España, a tenor de la mayoría de los presentes bastante relativo. Desde su punto de vista, existen guías de implementación de buenas prácticas, sistemas de acreditación y de seguridad y otros requisitos que son necesarios pese a que hagan más lenta la implementación de programas y estrategias relacionadas con las TIC. Además, enfatizó que, “aunque se ha tardado ocho años en conseguirlo, en este momento la sanidad de todas las comunidades autónomas está sincronizada en una sola base de datos en el Ministerio”.

En la misma línea y sin negar que resulte necesario cambiar, Pilar Polo, gerente de Sanidad en la plataforma Red.es defendió ese carácter relativo de la lentitud de aplicación de las TIC en el sector de la salud, y puso como ejemplos de logros más o menos palpables el registro unificado de listas de espera y la receta electrónica.

Por otra parte, Joan Guanyabens i Calvet, consejero delegado de la Agencia de Información, Evaluación y Calidad en Salud del Departamento de Salud de la Generalitat de Catañuna, recalcó “la escasa importancia que todavía se le da a la implantación de estándares” para regular el uso de las TIC así como la “deslocalización de responsabilidades”, aspecto en el que coincidió con Alonso, para quien “vamos lentos por la infinita capilaridad de las decisiones” en alusión a la “dilución de las responsabilidades” en este ámbito.

Participaron también en el debate la directora general de Sistemas de Información Sanitaria del Servicio Madrileño de Salud, Zaida Sampedro; el director general de Desarrollo Sanitario del Servicio de Salud de Castilla y León, Jesús García Cruces; y el subdirector de TIC del Ibsalut, Luis F. Manzanero.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com