¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 28 de marzo de 2011   |  Número 28
Acceda a nuestra hemeroteca
LA APERTURA DE NUEVOS CENTROS AISLA LOS SERVICIOS DE ALGUNAS ESPECIALIDADES
Gerentes valencianos se plantean derivar a hospitales selectos la atención de patologías específicas
El Instituto Cardiovascular del Hospital General de la capital está en la línea de lo que se busca

Redacción. Valencia
La apertura de nuevos hospitales en la Comunidad Valenciana aboca a la posible atomización de “superespecialidades” como la neurología, la cirugía vascular o la cirugía cardiaca, lo cual, a su vez, redunda en que mengüe el número de casos clínicos atendido por cada centro. En consecuencia, la curva de volumen-resultado (cuantos más casos se operan mejores resultados se obtienen) puede hacer que hospitales con menos pacientes atendidos tengan un mayor número de complicaciones.

Sergio Blasco, gerente del Hospital General de Valencia, y Luis Rosado, secretario autonómico de Sanidad.

Esto, unido a que los hospitales con un volumen importante de pacientes obtienen una reducción de coste por enfermo tratado, debería hacer que se cuestionase la creación de nuevos servicios en estas especialidades. Por el contrario, se debería reducir su número concentrando la actividad en un grupo selecto de hospitales.

Esta experiencia ya se ha hecho en países como Alemania y Suecia, que han creado grandes unidades monográficas que atienden a un número elevado de pacientes de gran complejidad.

Esta política entronca con la dinámica emprendida por el Hospital General de Valencia en el sentido de crear agrupaciones clínicas, como el Instituto Cardiovascular, que en 2010 realizó más de 600 casos de cirugía cardiaca de adulto. De este modo, es el de mayor volumen de la Comunidad Valenciana y está dentro de los primeros cinco de España.

Éstas son algunas de las conclusiones a las que han llegado los asistentes al curso “Nuevas formas de gestión sanitaria”, que se ha celebrado esta semana en el Hospital General de Valencia y en el Hospital de la Ribera y que ha reunido, durante tres días, a gerentes de diversos hospitales nacionales e internacionales y expertos del ámbito sanitario.

Los responsables de ambos centros han organizado esta acción formativa a partir de las claves reflexivas que posibiliten el estudio y debate para hallar soluciones de gestión, ante una crisis del sistema sanitario que, a todas luces, reclama nuevos modelos de colaboración entre los sectores público y privado.

Los sistemas sanitarios y sus reformas; los servicios clínicos de excelencia; las nuevas formas de gestión de la investigación o la colaboración de los sistemas público y privado, entre otros, son los contenidos que se han presentado y debatido durante estas sesiones.

En la inauguración, Luis Rosado, secretario autonómico de Sanidad, destacó que “estamos obligados al cambio, porque el modelo español sanitario es insostenible”. Cuatro son las directrices que ha indicado Rosado para este cambio: “Que el sector privado no compita con el público, sino que se funda dentro de él; promocionar la salud, desde la consideración de que atender a personas sanas es más beneficioso para el sistema que atender a personas que ya han enfermado; dar calidad en los servicios, con lo que se reduce el coste que provoca la falta de calidad y, por último, integrar los niveles de atención sanitaria”.

Sergio Blasco, gerente del Hospital General de Valencia presentó un recorrido de un hospital –con una historia que pronto cumplirá su quinto centenario– en su paso de una organización dependiente de la Diputación Provincial de Valencia a un modelo consorcial de características especiales, al ser una entidad de gestión pública con financiación compartida procedente de la Consejería de Sanidad, de la Diputación de Valencia y del Ministerio de Administración Pública.

Sergio Blasco ha destacado que “el General cuenta con un modelo óptimo en el que las acciones de gobernanza, sometidas a una revisión periódica, ya apuntan hacia una filosofía del modelo concesional en cuanto a la gestión y relación con la Consejería de Sanitad, que permita transferir el riesgo al Consorcio Hospital General, basado en un pago caritativo”.

Blasco cerró la primera parte de este encuentro de expertos con la afirmación de “que la colaboración, más allá de una competencia entre el sector público y privado, será la clave de éxito para mantener un sistema sanitario de calidad”.

Eficiencia y sistemas de información

José Soto, gerente del Hospital Clínico San Carlos, habló de la crisis de los sistemas sanitarios y la necesidad de ser eficiente y sacó a debate la producción (carteras de servicios, potenciar la salud y la importancia de lo sociosanitario).

Por su parte, Luis Barcia, gerente del Hospital de Torrevieja, hizo hincapié en los sistemas de información como clave del futuro del sistema sanitario. Asimismo, Julián Pérez, director general de Osakidetza, también señaló la importancia de las incorporaciones tecnológicas y la nueva gestión de los pacientes crónicos.

Alberto de Rosa, director general de Ribera Salud, expuso la colaboración público-privada de la sanidad. Ángel Giménez, director gerente del Hospital de Denia, la experiencia de su hospital y Roberto Ferrándis, gerente del Hospital San Jaime de Torrevieja, también habló de la gestión privada, experiencia y modelos.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com