¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 14 de febrero de 2011   |  Número 25
Acceda a nuestra hemeroteca
LA MEDIDA PERMITIRÍA AHORROS POR CENTRO DE ENTRE TRES Y CUATRO MILLONES
Gerentes de la sanidad catalana proponen subir el 7 por ciento la duración de la jornada laboral
Centralizar compras y compartir instituciones son las medidas más reclamadas para los hospitales

Javier Barbado / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Directivos de la salud catalanes han coincidido en la oportunidad de aumentar la jornada laboral de los profesionales sanitarios en el sector público, algo que las autoridades pueden hacer por medio de decreto-ley, como medida anticrisis y para descartar reducciones de plantilla, según ha asegurado el director gerente del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, Jordi Varela durante una jornada organizada en Madrid por el Centro de Innovación del Sector Público de PwC e IE Business School.

José Soto, director gerente del Hospital Clínico San Carlos de Madrid; Jordi Sevilla, exministro de Administraciones Públicas; y Josep María Pomar, director general del Servicio Baleaer de Salud (Ib-Salut).

Varela ha añadido, ciñéndose al centro que dirige, la propuesta de que esa subida en el número de horas trabajadas por cada sanitario sea del 7 por ciento, de manera que se retorne a las 1.750 horas anuales en lugar de las 1.650 actuales. En su opinión, de este modo se ahorraría “entre tres y cuatro millones de euros”.

A esta sugerencia se suma, por parte del gerente del Sant Pau de Barcelona, la de compartir plataformas científicas entre los hospitales universitarios como, por ejemplo, los institutos de investigación, así como promover la fusión de los laboratorios y proveedores de los centros y las reestructuraciones en general, para lo cual ha reclamado de los poderes públicos la creación de una reserva de fondos específica.

Otros directivos sanitarios presentes en la jornada hicieron suya parte de las propuestas de Valera. Así, el director general del Servicio Balear de Salud (Ib-Salut), Josep Pomar, mencionó entre los objetivos del Plan de Eficiencia que la comunidad autónoma publicó en 2009 una “revisión de algunos capítulos” sobre los recursos humanos del sector, y una decidida apuesta por que las unidades de gestión clínica compartan centros e instituciones (por ejemplo “un instituto oncológico o uno hematológico” para uso de varias unidades).

Pomar también mencionó otras medidas como la gestión energética, el desarrollo de sistemas de información y de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), aspecto que también citó el gerente del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Joaquín Martínez, y que, en el caso de la comunidad balear, ha llevado a disminuir el diez por ciento del número de consultas médicas gracias a la receta electrónica. Martínez, por su parte, puso como ejemplo un sistema de reconocimiento y dictado de voz que ha logrado una considerable liberación para el personal del centro de la carga administrativa.

De izq. a dcha.: Ignacio Riesgo, director de Sanidad PwC, Juan Antonio Marqués, director gerente del Hospital Universitario de Elche. En la última instantánea, Jesús María Fernández, viceconsejero de Sanidad del Gobierno vasco, y Joaquín Martínez, gerente del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Intervinieron también en este acto el gerente del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Soto, y el director gerente del Hospital Universitario de Elche, Juan Antonio Marqués. Para este último, no puede obviarse la eficiencia de los modelos de gestión público-privada como el “modelo Alzira”, desarrollado en la Comunidad Valenciana y en otras autonomías, ni de otros recursos estratégicos para el ahorro como la política de compras centralizada, la continuidad de los sistemas de información, la política basada en acuerdos de gestión la autonomía de gestión, la gerencia única, el presupuesto caritativo y el uso racional del medicamento.

Soto, por su parte, enumeró algunas iniciativas del centro que dirige encaminadas a contener el gasto como, por ejemplo, la gestión medioambiental por parte de un servicio especializado; el desarrollo de un programa de telemedicina “potente” con empresas externas; la promoción del benchmarking y la puesta en marcha de un programa de 48 prácticas, a una por semana, en la que el responsable de cada área del hospital notifica su labor de gestión y ahorro para conocimiento de la gerencia.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com