¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 02 de noviembre de 2011   |  Número 41 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
COINCIDEN EN QUE ESTA CRISIS HARÁ QUE “NADA SEA IGUAL”
Gerentes de hospitales públicos ven inasumible el número de bajas laborales
Reclaman cambios en el régimen estatutario de los profesionales

Javier Barbado / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Una cuarentena de altos directivos de la salud se ha reunido en el 7º Workshop en Gestión Sanitaria patrocinado por la farmacéutica Novartis y, en un receso, tres de ellos han declarado a los medios su convicción de que la crisis económica conduce de manera inexorable a cambios en la gestión de los recursos humanos que reclamaban desde hace tiempo.

César Pascual, Xavier Corbella y José Manuel González Álvarez, fotografiados en un hotel de Madrid.

El máximo responsable del Marqués de Valdecilla de Santander, César Pascual, ha asegurado que “en ningún sitio del Estatuto está escrito, por ejemplo, que no se trabaje por las tardes o los sábados”, y ha insistido en que “la magnitud y profundidad” de la recesión obligará a usar “nuevas herramientas” en la dirección del personal, incluido el que disfruta de la condición de estatutario en el Sistema Nacional de Salud.

En la misma línea, el director gerente del Complejo Hospitalario de Pontevedra, José Manuel González, apuntó a la flexibilidad laboral y la movilidad del personal como medidas deseables en el escenario en que vivimos, y recordó que, en los hospitales públicos, la media de bajas laborales por incapacitación temporal ronda el 8-9,5 por ciento (media del 6 por ciento), algo “inasumible para cualquier empresa privada”. Por su parte, el gerente territorial del Área Metropolitana Sur del Instituto Catalán de la Salud (que incluye al Hospital de Bellvitge de Barcelona), Xavier Corbella, ha coincido con sus colegas en que “nada será igual” en el sistema sanitario público tras la debacle de las finanzas e incluso ha considerado este momento “una oportunidad para llevar a cabo cambios en las instituciones dando el liderazgo clínico a los especialistas y a los jefes de Servicio e introduciendo métodos de evaluación” de resultados.

Preguntado por la incursión creciente de la sanidad privada en el SNS, Corbella se ha mostrado partidario de la colaboración entre ambos sectores porque proporciona modelos más eficientes y asumibles por las administraciones en tiempos de crisis. Incluso mencionó, como proceso separado, el desarrollo de actividad privada en centros públicos del ICS como una propuesta fallida en el Parlamento catalán.

Por último, Pascual echó en falta una evaluación precisa del “impacto de salud” por hospitales e incluso por servicios o “líneas de producto”, medida que, para González, resulta demasiado difícil de medir si se tiene en cuenta, por ejemplo, la  posibilidad de que el paciente cambie por voluntad propia de centro sanitario (algo aprobado hace un año en la Comunidad de Madrid). Corbella también señaló como elemento curioso de la crisis el hecho de que el sistema se regule de manera casi espontánea al estar más concienciados los gestores y profesionales a la hora de racionar los recursos hospitalarios.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com