¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 10 de septiembre de 2014   |  Número 98 Año V
Acceda a nuestra hemeroteca
en primera persona
ALBERTO GIMÉNEZ, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN ECONOMÍA Y SALUD
“Es posible ahorrar el 20% en sanidad por la vía de la eficiencia”
Debería figurar entre las prioridades de Sanidad y los consejeros autonómicos

Javier Barbado. Madrid
La vía de la eficiencia permitiría constreñir el gasto sanitario y reducir el 20 por ciento de sus necesidades presupuestarias, según ha asegurado a Publicación de Directivos de la Salud el presidente de la Fundación Economía y Salud, Alberto Giménez, quien cita a su vez experiencias internacionales que así lo han demostrado y que él juzga aplicables en España.

Alberto Giménez preside la Fundación Economía y Salud.

Cosa distinta es que, en la práctica, se lleve a cabo ese camino, y no se recorte más que “en prestaciones que no afectan directamente a la salud –o no, al menos, en un primer nivel–”. “Hablamos de gastar menos dando lo mismo, lo cual es posible tanto en lo que atañe a los medios de diagnóstico como en lo relativo a los recursos humanos”, por citar dos parcelas de gasto.

“También podemos resultar más eficientes utilizando mejor las TIC [Tecnologías de la Información y la Comunicación]: una historia clínica que informe bien al médico evita posibles errores en los medicación que no solo eluden perjuicios para la salud, sino también el gasto adicional en rectificarlos”, ha subrayado.

En este sentido, Giménez se muestra en especial crítico con la distribución presupuestaria que lleva a cabo el Ejecutivo central en las comunidades autónomas, pues, de acuerdo con el último informe publicado por la fundación que preside, existe un desequilibrio llamativo entre la cantidad de dinero que invierten algunos gobiernos regionales en la salud y el gasto que, después, producen en esa parcela, lo cual lo atribuye a que no todas las comunidades autónomas reciben la misma cantidad. Por lo tanto, los presupuestos deben ser finalistas además de igualitarios en el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS) tal como lo ve este analista.

“Así, mientras en el País Vasco se gasta, por habitante, más de 1.800 euros anuales en sanidad, o, en Asturias, también cerca de esa cifra, en la Comunidad Valenciana el dato es de 1.200 euros al año por paciente, similar al de por ejemplo, Baleares. Sin embargo, cuando nos fijamos en el esfuerzo presupuestario en Asturias o en el País Vasco, es del 35 por ciento, mientras que en la Comunidad Valenciana es del 41 por ciento del presupuesto autonómico”, argumenta. E su opinión, resulta evidente que este desajuste se explica porque cada autonomía no recibe la misma cantidad de dinero del Estado central para invertirla en la atención sanitaria.

Próxima reunión interterritorial

Preguntado por qué debería abordar la ministra de Sanidad, Ana Mato, en su reunión informal de comienzo del curso político (el Ministerio aún no ha confirmado qué asuntos se pondrán sobre la mesa, aunque todo apunta a que se analizarán, entre otros, la reciente aprobación del registro de profesionales médicos y del decreto de troncalidad para la formación específica de este colectivo), Giménez no duda de que la gestión eficiente de los recursos disponibles sin pérdida de la calidad, por una parte, y la atención sociosanitaria y la dirigida a enfermos crónicos, por otra, deberían figurar entre las prioridades de los políticos.

Desde su punto de vista, España dispone de una de las mejores cifras en esperanza de vida pero, al mismo tiempo, no provee la calidad vital del ciudadano como otros países. Además, señala al desplazamiento costoso e innecesario del enfermo crónico a hospitales de agudos, lo cual deriva en gastos evitables. Con respecto a la reciente publicación de un estudio internacional que sitúa a España a la cola europea de número de camas hospitalarias, el presidente de la Fundación Economía y Salud no duda del cariz relativo de esta realidad ya que, de puertas adentro en el SNS, “nos sobran las camas de agudos y las que en realidad faltan son las destinadas a pacientes de media y larga estancia”.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com