¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Miércoles, 25 de marzo de 2015   |  Número 104 Año V
Acceda a nuestra hemeroteca
en primera persona
600 SON DE LA PARTE DE IMAGEN
El SNS ‘congela’ 1.600 millones para compra de equipos tecnológicos
Siemens aboga por que nuevas fórmulas de gestión liberen el capital retenido para desahogar el mercado

Javier Barbado. Madrid

 Ramón Roncero, director comercial para el negocio Healthcare en Siemens Financial Services.

El Sistema Nacional de Salud (SNS) mantiene congelados unos 1.600 millones de euros destinados, en exclusiva, a la compra de equipamiento tecnológico hospitalario, de los cuales 600 se corresponden con la parte relacionada con la imagen médica. Y están así, por rigidez de la Administración, por la misma razón por la que no externaliza servicios asistenciales. Por eso, expertos reunidos en el XIX Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, que se celebra esta semana en Alicante y Elche, han instado a las autoridades sanitarias a desbloquear esa capital inmovilizado para que el dinero fluya y mejore no solo el mercado de la tecnología de la salud, sino de la gestión general del sistema sanitario público.

Al menos ésta es la firme opinión de Ramón Roncero, director comercial para el negocio Healthcare en Siemens Financial Services, que ha asistido al foro y ha atendido a este periódico en la sede del Congreso. Desde su punto de vista, no cabe duda de que, si se liberara esa bolsa de dinero (los datos los ha proporcionado él mismo a Publicación de Directivos de la Salud y los acota en el periodo 2004-2012), “se podría amortizar por medio de una fórmula de gestión alternativa a la directa tradicional como, por ejemplo, el Renting, el Leasing, los contratos de servicios, los PPP (de Public-Private Partnership, más conocido como modelo Alzira) o la concesión administrativa”, todos ellos analizados en la jornada.

“Así, por ejemplo, el Renting o el Leasing liberaría el capital durante un periodo de cuatro años; el modelo de concesión administrativa transferiría el riesgo al sector privado (el cual, por lo general, no lo retendría) y en el PPP se compartiría el riesgo”, ha añadido.

La cuestión capital para el entrevistado estriba en que, si países tan dispares, en su modelo sanitario, como España y Estados Unidos (mientras en la primera la sanidad es universal, en el segundo se financia en su mayor parte con banca privada) adolecen sin embargo de similares problemas con la gestión de sus recursos, “eso quiere decir algo”, esto es, existe un margen de mejora en el caso español que, afortunadamente desde su perspectiva, comienza a apreciarse en el hecho de que, cada vez más, “los hospitales hablen de inversión en lugar de gasto”.

Estados Unidos congela 30.000 millones de euros

Según ha recalcado, en efecto la sanidad estadounidense, en la que su Gobierno invierte el 18 por ciento del producto interior bruto (PIB; el doble que España), también posee un capital inmovilizado para la adquisición de equipamiento tecnológico del campo de la salud, en concreto 30.000 millones de euros (y otro país potente en Europa como Alemania, 5.000 millones).

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com