¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Viernes, 26 de octubre de 2012   |  Número 63 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
GESTIÓN E INNOVACIÓN
SEGÚN REVELA UN estudio con 55 profesionales DEL hospital RAMÓN Y CAJAL DE MADRID
El ‘smartphone’ ya es la tercera vía de acceso a información in situ para el médico
Las dos primeras son internet y la interconsulta en el propio hospital

Javier Barbado / Imagen: Adrián Conde. Madrid
El teléfono móvil inteligente o smartphone ya se ha convertido en la tercera vía escogida por los profesionales de la Medicina para obtener información adicional a la cabecera del enfermo, según ha revelado un estudio llevado a cabo en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid a partir de una muestra de 55 médicos del centro, a quienes se entrevistó entre los meses de marzo y junio de este año. La investigación, desarrollada por la Unidad de Innovación del Instituto de Investigación del hospital, el Irycis, ha revelado asimismo que el 42 por ciento de las consultas realizadas por los galenos con estos aparatos se relaciona con la búsqueda, uso y prescripción de medicamentos, y, el 24 por ciento, con las posibles interacciones entre ellos en la práctica clínica.

Victoria Ureña, directora ejecutiva del Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria (Irycis), y el gerente del hospital, Javier Maldonado, en la presentación del estudio.

Para llevar a cabo el estudio, calificado de “prospectivo y observacional” por Sergio Vañó, miembro del Comité de Innovación del Irycis, se utilizó la aplicación médica iDoctus, que permite disponer en el smartphone de alertas de actualización científica, información sobre medicamentos y su prescripción, monografías de patologías, comprobación de interacciones entre fármacos, calculadoras médicas e incluso colecciones multimedia de imágenes y un caso clínico por desvelar por el usuario a partir del sobrenombre “reto de la semana”, según explicó al auditorio este especialista en Dermatología.

De las entrevistas y sondeos de que consta el informe también se deduce que el 69 por ciento de los galenos resuelve sus dudas con móviles y, el 42 por ciento, dispone también de otros dispositivos similares como las tabletas. Además, el 40 por ciento demanda el smartphone para consultar información cada día y, según se estima en el trabajo, un médico que vea como media a 15 pacientes diarios ahorra “entre 90 y 120 minutos a la semana” con el uso de este recurso.
En cuanto a las ventajas derivadas de su uso destacadas por los profesionales, el 91 por ciento cita la mayor disponibilidad de información; el 89 por ciento, la mayor seguridad en el diagnóstico y en la prescripción, y, el 87 por ciento, el ahorro de tiempo.

“El estetoscopio del siglo XXI”

Pero los resultados de esta investigación limitada al hospital madrileño son un reflejo de un fenómeno creciente en la Medicina occidental, tal como recordó el socio fundador de i-Doctus, Ángel Díaz Alegre, al precisar que “hoy existen más de diez mil ‘apps’ sobre el entorno médico y, solo en 2011, se destinaron 720 millones de dólares en ‘health apps”. Y, dentro de este floreciente mercado, se ha detectado “una mayor frecuencia del uso de herramientas ‘point of care” que podría traducirse como la atención del enfermo a pie de cama. En este sentido, Vañó no dudó en hablar del móvil como una suerte de “estetoscopio del siglo XXI”, dado el extendido uso entre los profesionales en un margen corto de tiempo.

De izq. a dcha.: Miguel Á. Moreno, director de la Unidad de Innovación; Sergio Vañó Galván, coordinador del Grupo de Tecnologías Médicas de la misma unidad; Victoria Ureña; Marisa García, responsable de Gestión de la unidad y Ángel Díaz Alegre, socio fundador de iDoctus.

De izq. a dcha.: Del Ramón y Cajal de Madrid, los médicos Félix Paradinas Jiménez, coordinador del Servicio de Neurofisiología Clínica; Pedro Jaén, jefe del Servicio de Dermatología y Juan Carlos Martínez, neurólogo.

José Antonio Gutiérrez, de la Fundación Lilly; María José Hernández, director de Contenidos de i-Doctus; Manuel Núñez, del Consejo General de Farmacéuticos.

En la primera instantánea, Víctor Abraira Santos, jefe de Bioestadística Clínica del centro. En la otra imagen, vista del auditorio.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com