¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 13 de marzo de 2012   |  Número 50 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
LOS INDICADORES APUNTAN A LA EXCELENCIA DEL CUIDADO ENFERMERO
El San Juan de Dios de Mallorca elimina la úlcera por presión del paciente en coma
Se aplican guías de práctica clínica compartidas con otros centros

Javier Barbado. Madrid
Los directivos de Enfermería del Hospital San Juan de Dios de Palma de Mallorca acumulan motivos para sentirse orgullosos. Entre ellos, llama la atención el éxito del protocolo anti-ulceraciones por presión que se aplica en la Unidad de Neurorrehabilitación, ya que ha logrado contener la incidencia de esta complicación en la totalidad del centro, y, en el caso concreto de los enfermos en coma atendidos en la Sala de Daño Cerebral Irreversible, la ha eliminado desde hace más de cinco años, según ha explicado a Publicacion de Directivos de la Salud la directora de Enfermería de la organización, Mercedes Vacas.

Mercedes Vacas, directora de Enfermería del San Juan de Dios de Palma de Mallorca.

El paciente en coma irreversible plantea un desafío especial al enfermero, ya que permanece mucho tiempo ingresado (entre dos y tres años de media) y debe recurrirse a indicadores de salud objetivos para asegurar el confort y calidad de su asistencia, lo que incluye desde la selección de superficies de reposo al cambio inducido de postura o la vigilancia del estado de nutrición. Para Vacas, no cabe duda de que la desaparición de las úlceras por presión en esta clase de pacientes constituye un logro llamativo de los cuidados enfermeros.

Detrás de ese mérito se halla la aplicación escrupulosa de las guías de práctica clínica compartidas con otros centros y que a menudo poseen un carácter interdisciplinar. En el caso de la Dirección de Enfermería que encabeza la entrevistada, uno de los proyectos colectivos en los que desempeña un importante papel reside en la forma de abordar el cuidado del enfermo con daño cerebral, sea irreversible o potencialmente recuperable. “Estamos definiendo la estructura física de la Unidad que atiende al enfermo con deterioro cognitivo y problemas de movilidad; se está cambiando su estructura y se le quiere dar otro enfoque”, apuntó. “Además –prosiguió Vacas– disponemos de indicadores de salud que nos permiten presumir de cuidados de alta calidad”, recalcó.

Calidad asistencial

La calidad de la asistencia en el hospital no se reduce a las unidades reseñadas, como lo prueba que el centro recibiera en 2005 la acreditación de la EFQM y el Sello de Plata 400+. De acuerdo con la fuente consultada, el San Juan de Dios de Palma de Mallorca es de tamaño pequeño, lo forman unos 300 trabajadores que mantienen una estrecha y fructífera relación profesional entre sí y se caracteriza, como rasgo distintivo, porque se organiza en especialidades de cuidados en lugar de hacerlo en especialidades médicas, como es habitual (por ejemplo, daño cerebral, cuidados paliativos, etc.).
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com