¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Viernes, 06 de julio de 2012   |  Número 58 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
UNANIMIDAD ENTRE LOS GERENTES DE HOSPITAL Y DIRECTIVOS DE LA SALUD
El pago per cápita se postula como opción financiera para la sanidad pública
La fórmula completa debería incluir la gestión de la Atención Primaria y los incentivos

Javier Barbado / Imagen: Diego S. Villasante y Pablo Eguizábal. Aranjuez (Madrid)
La financiación per cápita de los servicios hospitalarios se postula como una fórmula adecuada para contribuir a que funcione y se sostenga el Sistema Nacional de Salud con independencia de que éste necesite un cambio estructural, de acuerdo con los gerentes de hospital y altos cargos directivos del ramo reunidos en el I Encuentro Madrileño de Directivos de la Salud organizado por Sanitaria 2000, grupo editor de este periódico, auspiciado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud y la Fundación Ad Qualitatem, y que ha contado con la colaboración de Boston Scientific, Dräger, Elekta, Gasmedi y Roche.

Granados llama a observar "con tiempo" la cápita.

Bermejo antepone el bien del sistema al de cada centro.

El gerente del Hospital La Princesa de la capital, Miguel Ángel Andrés Molinero, fue el primero en fijar su respaldo a las “múltiples ventajas” que ofrece este sistema de pago al proveedor de la asistencia, si bien señaló, al mismo tiempo, la dificultad de adaptarlo de forma integral al sistema sanitario público, y puso como ejemplo la retribución por incentivos a los profesionales.

En este punto, el gerente del Ramón y Cajal de Madrid, Javier Maldonado, recordó que “por primera vez, contamos con los sistemas de información que permite conocer un mapa muy preciso de los pacientes”, en alusión a la libre elección de médico, enfermero y centro de salud implantada en la Comunidad de Madrid. Este aspecto, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el ámbito de la salud, también fue destacado por Carlos San Sangregorio, gerente del Hospital del Sureste de Madrid, quien glosó las opiniones del auditorio (unos cincuenta directivos sanitarios) con relación a este asunto al aseverar que “todos apostamos por la inclusión de todos los factores posibles en el modelo de la cápita, porque ya no se paga por enfermedad, sino por salud”. E incidió en que, en efecto, la comunidad autónoma madrileña “va a iniciar un programa espectacular para conocer el flujo real de pacientes”.

Andrés Molinero explica su posición favorable a la cápita.

Sangregorio resume qué piensa el directivo en esta mesa.

César Pascual, gerente del Marqués de Valdecilla de Santander, abundó en un improvisado eslogan: “Cápita sí, pero no así”. Al igual que sus colegas, insistió en que la cuestión no es aceptar la fórmula de la cápita (ninguno en la sala la puso en duda) sino aprovecharla en la totalidad de sus posibilidades: “Si no se extiende a la Atención Primaria, si no incluye retribución variable… sería una oportunidad perdida”, reflexionó. También el director de Planificación y Proyectos de Ribera Salud, el grupo empresarial que estrenó el modelo Alzira en 1997, se unió a las alabanzas al sistema de pago per cápita, al que definió como una fórmula “basada en la salud percibida que lleva consigo un modelo asistencial cimentado en la actuación preclínica”, es decir, en la Medicina preventiva.

Cristina Granados, Rosa Bermejo, Miguel Ángel Andrés Molinero y Carlos Sangregorio Yáñez.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com