¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 16 de diciembre de 2014   |  Número 101 Año IV
Acceda a nuestra hemeroteca
en primera persona
CARLO SAN GREGORIO, GERENTE DEL HOSPITAL DEL SURESTE
“El paciente nos aprecia a pesar de las circunstancias”
La marcha atrás de parte del Plan de Garantías no ha mermado la calidad asistencial

Javier Barbado. Madrid
Pese a la parálisis del Plan de Garantías de la Sostenibilidad, que preveía que algunos hospitales se gestionaran en su parte asistencial por una empresa privada, la calidad de los centros madrileños no ha disminuido un ápice y así lo demuestra el índice de apreciación ciudadana de la atención recibida, según asegura el entrevistado. Por el contrario, estos hospitales cumplirán con lo pactado en su momento con las concesionarias que dirigen su mantenimiento, gestión energética e infraestructuras arquitectónicas, y ampliará sus dotaciones para estas áreas de trabajo de aquí a 2017.

El gerente del Hospital del Sureste, Carlos Sangregorio.

La política sanitaria en la Comunidad de Madrid no ha pasado por sus mejores momentos en los últimos años. ¿Cómo valora su situación?

Lo cierto es que, por su impronta, trayectoria y desarrollo, y también por su asentamiento, la sanidad madrileña  ha soportado toda clase de avatares. Es verdad que llevamos dos años y pico con cierta convulsión, fluctuaciones, proyectos que no se han consumado, variaciones, etc. Sin embargo, la asistencia sanitaria en Madrid sigue siendo muy potente, mantiene su calidad a pesar de las circunstancias que se han producido, y eso, a la postre, indica que los cimientos son buenos, que han dado el soporte necesario para seguir manteniendo cifras de calidad de la atención muy elevadas que, además, aprecian mucho nuestros pacientes.

En este sentido, en el hospital que dirijo, he de decir que las encuestas de satisfacción de los enfermos han mostrado resultados muy positivos coincidiendo con la fecha en que se han producido esas circunstancias, pues el Hospital del Sureste, como sabe muy bien, ha estado en el ojo del huracán [fue uno de los escogidos, en el Plan de Garantías de la Sostenibilidad, para cambiar su fórmula de gestión]. Tenemos un altísimo índice de apreciación de nuestros usuarios y a mí eso me da tranquilidad y me llena de satisfacción.

Así que el hospital preserva su fórmula de gestión…

El Hospital del Sureste es público como cualquier otro [del servicio madrileño de salud –Sermas–]; tal debate, suscitado hace unos meses, en realidad es absurdo. Aquí la gestión es modelo PFI mixta, un sistema concesionarial en los servicios no asistenciales (limpieza, seguridad, restauración…).

Usted conoce el terreno, de todos modos, todos los terrenos.

Tengo la suerte de ser un gestor que ha trabajado con casi todas las fórmulas de gestión existentes: hospital público tradicional (Puerta de Hierro y 12 de Octubre) y empresa pública (Fuenlabrada) y PFI en la actualidad. Le diré que no importa tanto la fórmula como su desarrollo, saber cómo se ultima y de qué modo podemos aprovechar  las bondades de los sistemas para mejorar la eficiencia en la prestación de la sanidad. No se puede hablar de fórmulas buenas y malas –créame, insisto, se lo digo por experiencia–, sino de hasta dónde llevamos esas fórmulas y cómo podemos trabajar con ellas.

Pero los partidos políticos las utilizan como arma electoral de forma sistemática…

Son, como usted mismo dice, argumentarios políticos. Todas las fórmulas jurídicas se desarrollaron en España hace ya bastantes años [la primera fue la Agencia Pública Sanitaria Costa del Sol, en 1994; tras el decreto de 1997, proliferaron muchas más fórmulas de gestión alternativas a la gestión directa que caracterizó la etapa del Instituto Nacional de la Salud –Insalud–] buscando en todo momento mejorar la gestión. Pero en ningún caso –menos todavía en el de los hospitales de la Comunidad de Madrid– se ha cuestionado que la sanidad tiene que ser pública. Por mi parte, soy un defensor a ultranza de los postulados de la sanidad pública, evidentemente.

En definitiva, se trata de herramientas que, desde el interior del hospital, se ven de una manera, y probablemente en el ámbito político se pueden utilizar de otra.

¿Qué proyectos tiene sobre la mesa para el Hospital del Sureste?

Este hospital está teniendo un incremento de actividad muy grande; como los otros cinco “nuevos” o de construcción reciente, se erigió hace pocos años, en concreto en 2008: es muy joven todavía. Suelo decir que se encuentra en esa etapa en la que el niño deja de gatear y se pone a andar, de modo que hay que intentar estabilizar sus pasos y marcarle adónde debe dirigirse.

Se trata de un hospital que nació por la propia demanda de acercamiento a la población y de incremento de actividad, y eso se ha notado, pues las cifras han ido aumentando año tras año. Ahora se trabaja en dilucidar aquéllas áreas que generan más demanda por parte de los ciudadanos: somos un centro generalista, no de alta especialización; trabajamos, por ejemplo, en la aproximación al paciente extrahospitalario, y, en este sentido, se ha trabajado bastante en el ámbito de la Geriatría. Nuestros geriatras se acercan a las residencias y también nos esforzamos mucho en atención domiciliaria. Disponemos de 21 poblaciones a las que atendemos, algunas de las cuales distan entre sí bastantes kilómetros de distancia. En definitiva, procuramos acercarnos al enfermo.

Por otra parte, pese a tratarse de un hospital generalista, su índice de complejidad resulta elevado. Los servicios aumentan su complejidad asistencial con el tiempo. Este hospital, en 2017, tiene una segunda fase de desarrollo pactada desde el momento de su constitución, y que consiste en una ampliación de camas, quirófanos, paritorios. Estamos trabajando en ello y planificando esa área de desarrollo.

El entrevistado, en su despacho de trabajo.

La Comunidad de Madrid ha concedido, tras el verano, dos contratos de gestión integral de la energía a sendas concesionarias para el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares y La Paz, en el centro de la capital. ¿Dispone el Hospital del Sureste de un Plan de Eficiencia Energética?

Este asunto posee una capital importancia en esta clase de hospitales debido a su modelo de gestión mixta. La parte de gestión no sanitaria corre a cargo de la concesionaria, en efecto, y, por esa razón, el control sobre el gasto y ahorro energéticos es muy detallado, ya que se busca que esta última proporcione la gestión que el hospital necesita en esa materia, que puede, en definitiva, asumir.

Así que, como le digo, nos preocupa muchísimo el apartado energético, junto con los programas de calidad de tipo ISO y acreditaciones que permitan constatar, si cabe todavía más y no solo mediante seguimiento de contrato, que la gestión energética es la adecuada, que se dé al hospital lo que requiere y a un coste, evidentemente, asumible.

¿De cuántos ingenieros dispone la plantilla del hospital?

El hospital no los tiene, pero sí la concesionaria, que dispone, en efecto, de un servicio de mantenimiento y conservación con un directivo de la empresa dedicado a ello. Y, en fin, de una dotación bastante amplia dedicada al mantenimiento y también al campo de la electromedicina, que en este hospital posee un peso considerable.

¿Le ve futuro a la figura del ingeniero hospitalario?

Es obvio: se lo puedo asegurar. He sido subdirector de Mantenimiento en otra etapa, y, en fin, le aseguro que esa figura es vital. También he estado en hospitales de la complejidad del 12 de Octubre o del Puerta de Hierro y me reafirmo en mi postura. Estamos hablando de verdaderas ciudades, de empresas dotadas de una tecnología avanzadísima con requerimientos adicionales de infraestructuras de los que carecen otras empresas. Además, son lugares que no cierran nunca y que no se pueden permitir caídas energéticas. Así que el futuro es obvio no solo para los ingenieros, sino para muchas otras áreas que también cuentan con subdirecciones.

Por último, en cuanto a seguridad del paciente y eventos adversos, ¿está bien equipado y medido el centro?

Claro. La Consejería de Sanidad nos fijo unos ratios por cumplir y el cumplimiento de ese aspecto se ha acentuado más si cabe para reforzar tanto la seguridad del paciente como el control de los eventos adversos. Hacemos un seguimiento constante, mes a mes, informando a la Consejería y con capacidad de respuesta, aunque, en todo caso, los índices obtenidos en esta área hasta la fecha son satisfactorios.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com