¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Viernes, 06 de julio de 2012   |  Número 58 Ao III
Acceda a nuestra hemeroteca
LA FRONTERA ENTRE DEPENDENCIA Y CRONICIDAD, RETO PARA LA ASISTENCIA
La atención integral del anciano ha de eludir ingresos innecesarios
Los gestores coinciden en que los sistemas sanitario y social no se diseñaron para ser sinérgicos

Cristina Mouriño / Imagen: Diego S. Villasante y Pablo Eguizábal. Aranjuez (Madrid)
Un modelo orientado al anciano e integral es la respuesta para acabar con la frontera que existe entre los sistemas sanitario y social a la hora de abordar la cronicidad y la dependencia. Así lo han puesto de manifiesto Juan José Equiza, director gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias; Ricardo Herranz, director gerente del Gregorio Marañón; Joaquín Martínez, gerente de la Clínica La Luz; Manuel de la Puente, director gerente del Hospital Universitario de Fuenlabrada; y José Soto, director gerente del Hospital Universitario Clínico San Carlos; durante la mesa ‘La frontera entre dependencia y cronicidad, reto para la asistencia’.

De izq. a dcha., Ricardo Herranz, director gerente del Hospital Gregorio Marañón; Joaquín Martínez, gerente de la Clínica La Luz; Juan José Equiza, director gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias y moderador de la mesa; Manuel de la Puente, director gerente del Hospital Universitario de Fuenlabrada; y José Soto, director gerente del Clínico San Carlos.

Equiza ha subrayado que “es el momento de poner en marcha iniciativas y procesos para una integración clínica real que evite ingresos innecesarios”. Ha puesto como ejemplo el Plan de Crónicos de Euskadi en que propone atender a este tipo de pacientes implicando a todos los agentes: pacientes, profesionales sanitarios, profesionales de los servicios sociales, cuidadores y familiares. “El objetivo, ha explicado, es reducir consultas y hospitalizaciones innecesarias, reduciendo así los costes y haciendo más eficientes los recursos”.

Por su parte, el gerente del Gregorio Marañón, Ricardo Herranz, ha destacado que “en muchas situaciones el anciano no encaja en nuestras guías clínicas. No hay un modelo para ellos, cuando es el colectivo que más recursos consume”. Herranz ha señalado la importancia del “deterioro de la capacidad funcional de los mayores como factor que mejor describe la situación de nuestros ancianos y como parámetro más fiable”. En este sentido, el objetivo primordial es prevenir la discapacidad a través de una atención integral y multidisciplinar. “Tenemos todavía un sistema poco adaptado al anciano”, ha apuntado. “La mejora de la esperanza de vida genera otros problemas como el aumento de la tasa de dependencia y genera, por lo tanto, nuevas necesidades”, ha señalado Joaquín Martínez, gerente de la Clínica La Luz. “Hay dificultades, ha continuado, para derivar pacientes dependientes del sistema sanitario al sistema de atención social puesto que son dos modelos diseñados para cosas distintas”. “Nuestros sistemas no se diseñaron para ser sinérgicos”. “El Sistema Nacional de Salud ha desarrollado su red asistencial para atender adecuadamente a los agudos pero no a los crónicos”. En este sentido, en esa búsqueda del espacio sociosanitario Martínez destaca la necesidad de que exista un liderazgo político, de integrar las políticas destinadas al espacio sociosanitario en un único departamento y que este departamento ejerza autoridad.

Herranz: “Nuestro objetivo absoluto es la prevención de la discapacidad”.

Según Martínez los sistemas sanitario y social no se diseñaron para ser sinérgicos.


Manuel de la Puente, director gerente del Hospital Universitario de Fuenlabrada, ha reconocido que “existe una barrera entre lo social y lo sanitario”. De la Puente ha señalado que en los enfermos crónicos el gasto supone el 70 por ciento y “solo nos centramos en los ancianos, cuando el 25 por ciento de la población mayor de 45 años ya tiene cronicidad. No debemos perder la perspectiva”. En este sentido, el gerente del Hospital de Fuenlabrada ha señalado que es necesario adaptarse a las necesidades del paciente, coordinar la Atención Primaria y la Especializada, fomentando el trabajo de equipos multidisciplinares.

Por último, José Soto, director gerente del Hospital Clínico San Carlos, ha apuntado que “no podemos utilizar la cronicidad y dependencia para resolver problemas económicos”. Soto aboga por mejorar la salud de la población atendiendo las pluripatologías, la cronicidad y el envejecimiento, “para mejorar nuestros resultados en salud”. Entre las deficiencias del sistema, ha destacado que “aprendimos a crear un sistema para atender lo agudo, en el que se han desarrollado procesos paralelos e inncesarios”. “Este modelo no nos sirve”, ha concluido.

El gerente del Hospital Universitario de Fuenlabrada asegura que existe una barrera entre lo social y lo sanitario.

José Soto define los nuevos problemas de salud en la población: pluripatología, cronicidad y envejecimiento.


| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com