¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Viernes, 31 de enero de 2014   |  Número 91 Ao IV
Acceda a nuestra hemeroteca
GESTIÓN AUTONÓMICA
CON UN SISTEMA DE TUBO NEUMÁTICO
El Hospital de Bellvitge ahorra 49.500 euros anuales en recogida de residuos
El centro genera alrededor de 1.000 toneladas al año de desperdicios

Redacción. Barcelona
En el Hospital de Bellvitge se generan unas 1.000 toneladas anuales de residuos del grupo I (asimilables a los residuos urbanos) y del grupo II (residuos sanitarios no peligrosos). Con la gestión de estos residuos utilizando el sistema de tubo neumático se consigue su mínima manipulación. De hecho, fuentes del centro estiman en 49.500 euros el ahorro conseguido en el último año en el centro gracias a este sistema, dinero que se ha destinado a otras tareas del hospital, según ha informado su director de Servicios Generales y Proyectos, Guillermo Bardají.

Alfredo Garcia Díaz,
gerente del Hospital de Bellvitge.

“Una de las principales ventajas de la puesta en marcha del tubo neumático en la recogida de residuos y ropa es el de la higiene y la limpieza, ya que evita el traslado manual y la manipulación de bolsas de ropa sucia y residuos por pasillos y ascensores y zonas limpias”, ha explicado Bardají. “Otras ventajas son la comodidad, ya que las tolvas de carga están ubicadas cerca de los puntos de generación. También es destacable la rapidez y eficiencia, ya que este sistema supone una mejora de la logística interna en el Hospital, con rendimientos de hasta 2.500 kg por hora”, ha subrayado.

Mediante este sistema, es posible transportar bolsas de residuos de una capacidad máxima de 10 kilogramos. Las bolsas pueden alcanzar velocidades de 20 a 25 metros por segundo en el interior de la conducción. Se trata de un sistema que funciona las 24 horas al día y los 365 días al año de manera autónoma. “El tubo neumático minimiza los recursos necesarios en comparación con otros sistemas convencionales que requieren más personal. En este sentido, con la instalación de este sistema el hospital ha ahorrado 49.500 euros en el último año. En este caso, el ahorro conseguido se ha destinado a la mejora de otras tareas del hospital”, ha puntualizado Bardají.

El Hospital de Bellvitge puso en funcionamiento en el año 2013 la recogida de ropa por medio del tubo neumático y, de forma paralela, comenzaron las obras de adecuación que han permitido poner en marcha el mismo sistema en la recogida de los residuos. Los espacios para este sistema están ubicados en los almacenes de residuos intermedios de las unidades, al igual que el tubo de recogida de ropa, señalizados por separado. Desde el sistema de control central, se monitoriza en tiempo real el funcionamiento de la instalación (bolsas en circulación, descargas, alarmas, informes de envíos, estadísticas, nivel de llenado del compactador). Asimismo, el ordenador de control se encuentra conectado permanentemente vía módem, de forma que se pueda garantizar la supervisión total de la instalación.

Los residuos son recogidos respectivamente en bolsas de color negro y amarillo, que son transportadas desde las unidades de hospitalización hasta los compactadores situados en el exterior del recinto por personal de limpieza. De una manera completamente automatizada, las bolsas son transportadas evitando el uso de carros por pasillos, ascensores y zonas limpias. Por último, estas son depositadas en los tubos neumáticos y conducidas automáticamente hasta la zona de descarga en el hangar de residuos. Cada tubo de carga (estaciones de carga) dispone de una puerta automática de accionamiento neumático, que se abre y cierra por orden del ordenador central de control.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com