¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 13 de marzo de 2012   |  Número 50 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
ESTA COMPLICACIÓN CUESTA ENTRE 10.000 Y 20.000 EUROS POR EPISODIO
El Gregorio Marañón reduce a la mitad la neumonía del ventilado mecánico en la UVI
Por medio de un programa conjunto con la Fundación Rafael del Pino

Javier Barbado. Madrid
La Fundación Rafael del Pino y la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid trabajan desde 2007 en la implantación de una serie de medidas que reducen la morbi-mortalidad por neumonía asociada a la ventilación mecánica, una complicación que, según el especialista de esta última Emilio Bouza, con quien ha conversado Publicación de Directivos de la Salud, ocasiona entre 10.000 y 20.000 euros de coste extra por episodio y paciente.

Emilio Bouza, de la Fundación para la investigación Biomédica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Por esa razón, una disminución de su incidencia en los centros hospitalarios supondría considerables ahorros para sus arcas, amén de prevenir el fallecimiento del enfermo, ya que la neumonía del ventilado mecánico, de acuerdo con la misma fuente, lleva pareja una mortalidad por paciente que oscila entre el 20 y el 50 por ciento en las estimaciones más conservadoras. Sin ir más lejos, en una de las unidades de vigilancia intensiva (UVI) del Gregorio Marañón se ha logrado, por medio de este proyecto conjunto, que la incidencia de la complicación y su fatal desenlace disminuya en más del 50 por ciento (para ser precisos, se ha pasado de los 35 episodios por cada mil días en la unidad a sólo diez con la instauración del programa).

Este protocolo incluye diversas estrategias entre las que destacan la localización de variables relacionadas con la mejora del paciente intubado y la prevención de la infección por el simple hecho de inclinar la cama del enfermo 45º (para disminuir el riesgo de secreciones que avanzan desde la tráquea al pulmón), o, por ejemplo, la aspiración subglótica continua por medio de un nuevo tubo importado de Estados Unidos que encaja y se adhiere en mayor grado a la tráquea que otros, lo que elude el alojamiento y propagación de los microorganismos de la cavidad oral. En este aspecto, el precio del tubo supera al del convencional, pero, a cambio, su efecto preventivo reduce el gasto en antimicrobianos en unos 200 euros por persona.

La neumonía por ventilación afecta al 2-10 por ciento de los pacientes intubados, porcentaje que aumenta de forma exponencial a medida que se estira el tiempo de exposición, y, según precisó Bouza, se calcula que tres o cuatro días o más con ventilación mecánica eleva la incidencia de neumonía al 50 por ciento de los casos. Como recordó el especialista, la ventilación mecánica se aplica a todo paciente intervenido en el quirófano con anestesia, pero lo habitual es que se retire una vez concluida la operación salvo cirugía muy complicada, en la que puede mantenerse hasta 24 horas. Por otra parte, existen pacientes con imposibilidad de valerse de sus músculos respiratorios por diversas razones, sean enfermedades o traumatismos, y aquí reside el mayor riesgo de infección por el neumococo intrahospitalario (la intubación que rebasa las 48 horas incurre en este peligro).
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com