¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 18 de julio de 2011   |  Número 36 Año I
Acceda a nuestra hemeroteca
EL “MÉTODO OSLA” APORTA MAYOR CERTEZA AL DIAGNÓSTICO DEL TUMOR
El Complejo Asistencial de Ávila incorpora una técnica costo-eficaz para el abordaje del cáncer de mama
El procedimiento permite hallar metástasis en ganglios linfáticos

Redacción. Ávila
El Complejo Asistencial de Ávila ha incorporado el “método OSNA” en su servicio de Anatomía Patológica para mejorar el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, lo que incluye ahorro de costes para el centro. Desde el Comité Oncológico de mama se ha elaborado un protocolo de la técnica de biopsia selectiva de ganglio centinela. A partir de este trabajo conjunto se han conseguido avances en el abordaje del tumor de mama, como la implantación de la técnica de biopsia selectiva de ganglio centinela y la utilización del método OSNA en Anatomía Patológica.

María Antonia Pedraza, gerente dle Complejo Asistencial de Ávila.

La técnica de biopsia selectiva de ganglio centinela puede aplicarse a determinadas pacientes que presenten cáncer de mama. Consiste en localizar el primer ganglio en el que drena el tumor (el llamado ganglio centinela) y, en el mismo acto quirúrgico en que se realiza la tumorectomía, extraerlo y analizarlo. Si el ganglio centinela es negativo (no metastático), se considera que el resto de la cadena ganglionar también lo es. Si, por el contrario, el ganglio centinela es positivo (metastático), en función del tamaño tumoral de la neoplasia mamaria y de la cirugía prevista, se realiza el vaciado de todos los ganglios de la cadena axilar en el mismo acto quirúrgico.

El hecho de poder realizar esta linfadenectomía axilar en el mismo momento (frente a la posibilidad de extraer el ganglio, estudiarlo en diferido y, si es necesario, realizar una segunda intervención para el vaciado axilar) comporta importantes ventajas: para la paciente: una sola operación en lugar de dos; el cirujano: la reintervención en una axila recientemente operada es problemática; y el hospital: coste de una sola intervención frente al coste de dos intervenciones.

El ganglio o ganglios se marcan el día anterior a la intervención en el hospital de referencia (Servicio de Medicina Nuclear). Se inyecta el radiotrazador a la paciente, que migra al territorio del ganglio centinela. Al día siguiente es intervenida en el Hospital de Nuestra Señora de Sonsoles, identificando mediante una sonda GPS la localización del ganglio centinela en el acto quirúrgico a través de una pequeña incisión axilar.

La muestra es enviada al Servicio de Anatomía Patológica para ser diagnosticada en biopsia intraoperatoria, mediante la citada técnica OSNA (One Step Nucleic Acid Amplification /Amplificación de Ácidos Nucléicos) en un solo paso que detecta la presencia o no de un marcador de células epiteliales CK19 (citokeratina 19) en la totalidad del tejido ganglionar.

Si este marcador está presente, aunque sea en una cuantía mínima (células aisladas, micro o macrometástasis) es detectado por esta técnica y permite un diagnóstico de mayor certeza que la técnica convencional (improntas, tinción y visualización por el patólogo).

Otra ventaja del método OSNA es el análisis de todo el tejido ganglionar extraído. La técnica convencional analiza únicamente superficies de cortes ganglionares seriados.
La detección del cáncer de mama requiere un entrenamiento muy especializado del patólogo ya que se trata de un cáncer que puede manifestarse de forma muy diversa.

Una vez realizado el estudio de certeza, el segundo paso consiste en realizar un estudio de la extensión del cáncer, que permite conocer el grado y las zonas afectadas por el carcinoma. Recientemente se han introducido técnicas que automatizan la detección de la extensión del cáncer de mama más allá del lugar de origen, es decir, conocer las metástasis a ganglios linfáticos (como el método OSNA). Estas técnicas, de patología molecular, son muy sensibles y capaces de detectar incluso células tumorales aisladas en un ganglio metastatizado.

Pero sólo puede realizarse en los servicios de Anatomía Patológica si el patólogo comprueba que el tipo de tejido que se está estudiando corresponde realmente a ganglio linfático y si existe una confirmación previa mediante estudio anatomopatológico de la presencia de la lesión maligna en la mama.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com