¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 18 de octubre de 2011   |  Número 40 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
SEGÚN DATOS DE 2009 DEL OBSERVATORIO DEL PLAN AVANZA
El 98% de los centros de salud dispone de historia clínica digital y el 40% dispensa con receta electrónica
En 2007 apenas el 12 por ciento de los ambulatorios del país prescribía sin usar papel

Javier Barbado. Murcia
El Plan de Calidad del Ministerio de Sanidad ha logrado que el 98 por ciento de los centros de salud dispongan desde 2009 de historia clínica digital (3.718 ambulatorios de Atención Primaria) y que el 40 por ciento (1.513) dispense medicamentos por medio de la receta electrónica, según datos expuestos por el director del Observatorio del Sistema Nacional de Salud, Javier Carnicero, durante el XXIX Congreso de la Sociedad Española de Calidad Asistencial, que se ha celebrado en el Auditorio y Centro de Congresos Víctor Villega de Murcia.

De izq. a dcha.: Salvador Peiró Moreno, del Centro Superior de Investigación en Salud Pública (Csisp) de Valencia; Tomás S. Fernández Pérez, moderador de la mesa y director gerente del Área VI de Salud del Servicio Murciano de Salud; Javier Carnicero Giménez de Azcárate, director del Observatorio del Sistema Nacional de Salud; e Hipólito Caro, director de Atención Primaria de la Unidad de Hospitalización a Domicilio y Psiquiatría del Departamento de Salud de Torrevieja.

Estos datos reflejan una buena implantación de esta clase de tecnología en España, al tiempo que se echa de menos una evaluación de su impacto, aspecto en el que Carnicero ha coincidido, en el mismo foro, con Salvador Peiró, del Centro Superior de Investigación en Salud Pública (Csisp) de Valencia.

Para Peiró, en la actualidad se dispone de de sistemas de información de servicios sanitarios muy potentes pero, al mismo tiempo, se carece de métodos que permitan evaluar su uso. “Poco sabemos de la calidad de algunos sistemas de información –por ejemplo, de uno de los más conocidos, el Conjunto Mínimo de Bases de Datos o CMBD–, y menos aún de la calidad de otros sistemas como las historias clínicas, los sistemas de información poblacionales o la prescripción”, razonó.

Desde su punto de vista, el sistema de medición y de establecimiento de indicadores en los servicios sanitarios obedece a un esquema muy disfuncional, porque la evaluación de la calidad parte del conocimiento basado en la evidencia y de la gestión, no de disponer de una serie de aparatos sofisticados. No obstante, también destacó de esta tecnología, la llamada e-Health, su capacidad para aumentar la calidad y cantidad de la información sanitaria disponible; la posibilidad de extrapolar los datos que se obtienen con ella a los servicios de información poblacionales (lo que permite estratificar a los ciudadanos en grupos de riesgo, por ejemplo) y, en tercer lugar, su capacidad para construir nuevas medidas de la calidad a partir de su propio uso.

En la misma mesa redonda, el director de Atención Primaria en el Departamento de Salud de Torrevieja, Hipólito Caro, explicó al auditorio cómo funciona el sistema de información “Florence” instalado en el centro y que debe su nombre a la conocida figura histórica de la Enfermería. Además, destacó la utilidad del portal de salud del hospital y el potencial ahorro por este medio de visitas presenciales y de frecuentación de los servicios de Urgencia.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com