¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Jueves, 26 de febrero de 2015   |  Número 103 Año V
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
LOS Grupos Relacionados con el diagnóstico PASARÁN DE 684 A 316, pero contendrán más información
Dos registros más para el ‘big data’ de Especializada
Incluirán eventos adversos e iatrogénicos atribuibles al paso del enfermo por cada centro

Javier Barbado. Madrid
El proyecto de big data en el que trabaja el Ministerio de Sanidad (el Registro de Actividad de Atención Sanitaria Especializada), reducirá de 684 a 316 los Grupos Relacionados con el Diagnóstico (GRD) e incluirá dos nuevos para los pacientes que son ingresados y aquéllos otros a los que se les dé el alta, de tal forma que la comparación entre ambos detecte toda la evolución de la enfermedad (incluidos los posibles eventos adversos e iatrogénicos).

Los GRD son el registro casuístico de los pacientes de cada centro y forman parte de la matriz de datos del sistema sanitario público: el Conjunto Mínimo de Bases de Datos (CMBD). Además, se prevén otros avances en las bases de datos sanitarias como la denominada AP (de All Patient en inglés) que pasará a llamarse AP-R (de All Patient Refined), pues incluirá muchas más referencias (GRD con APR).

El director comercial de Sigesa, Diego López.

En la práctica, esto significa que se comprime la información, y, al mismo tiempo, se multiplican sus bits o capacidad de almacenamiento de datos, pues cada GRD poseerá cuatro niveles en función de la gravedad de la enfermedad y otros cuatro de acuerdo con el riesgo de mortalidad que lleva aparejado, tal como ha explicado a Publicación de Directivos de la Salud el presidente de Nueva Gestión Sanitaria (Nugesan) y director comercial de Sistemas de Gestión Sanitaria (Sigesa), Diego López.

El Ministerio que encabeza Alfonso Alonso ha adjudicado a esta compañía (como otros años) la gestión de esta reconversión de los GRD en el primer nivel asistencial, así como de otros sistemas de agrupación de pacientes como el APR. “Sigesa ha fabricado, junto con 3M Health Information Systems, un analizador estadístico clínico que integra los agrupadores AP, APR, IR y CRG, y que explota toda la información contenida en el CMBD, para la mejora de la gestión clínica y económica de los centros sanitarios”, ha expuesto el presidente de Nugesan.

Todo ello se inscribe, a priori, en el proyecto mencionado de big data, del que informó Redacción Médica el pasado 10 de febrero y en el cual altos funcionarios de Sanidad trabajan en este momento, según han corroborado a este periodista fuentes del departamento.
Los GRD se corresponden con grupos de pacientes clasificados a partir de su diagnóstico clínico en cada recinto sanitario, y sirven para su comparación con los de otros centros. La labor asignada a Sigesa consiste en reelaborarlos a partir de un nuevo software (fabricado por la empresa) más complejo pero a la vez más rico en información, según ha corroborado a Publicación de Directivos de la Salud el director de Administración de la entidad, Francisco Álvarez.

De acuerdo con su colega López, en efecto “vamos a pasar de 684 GRD de la última versión de AP-27 a 316 con APR-32, es decir, se hacen menos códigos de los GRD pero, a cambio, cada uno estará estadificado de forma más específica”.
Además –ha conformado– se aportarán dos nuevos GRD englobando a los pacientes que ingresan en el centro y a los que se les da el alta, de modo que se recoja la información clínica relacionada con la estancia del enfermo (eventos adversos e iatrogenia incluidos).

“En el Registro de Actividad de Atención Especializada se va a incluir el PQA (Present on Admission) que indica qué diagnósticos responden a cada paciente en el momento de la admisión, lo cual, comparado con el GRD al alta, permitirá observar el incremento de morbilidad del paciente durante su estancia en el centro hospitalario”, ha precisado López.

La Clasificación Internacional de Enfermedades en 2016

En el mismo contexto del big data, se espera que, a partir de enero del año que viene y conforme a las directrices que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS), España adopte la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades CIE-10 (hasta ahora está vigente la CIE-9). De hecho, el CMBD del Sistema Nacional de Salud se elabora a partir de esa referencia clasificatoria internacional y se obtiene de las historias clínicas de los enfermos.

Todo indica que, a partir de 2016, el CMBD con los nuevos códigos servirá para crear el big data o Registro de Actividad de Atención Especializada, como lo ha bautizado el propio Ministerio.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com