¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Lunes, 28 de marzo de 2011   |  Número 28
Acceda a nuestra hemeroteca
EL CLÍNIC DE BARCELONA ES EL PRIMERO EN SU PUNTO DE MIRA
Boi Ruiz quiere un solo representante del Catsalut en los hospitales públicos
Un ex alto cargo de la Consejería de Salud confirma a Redacción Médica sus intenciones

Javier Barbado. Madrid
El consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, tiene en mente extender a todos los hospitales públicos catalanes la misma idea que baraja para el Hospital Clínic de Barcelona y que ha trascendido en algunos medios: reducir al mínimo el control de la Administración pública para agilizar la gestión y funcionamiento de los centros en tiempos de crisis económica.

Josep María Piqué, nuevo director general del Hospital Clínic de Barcelona, y Boi Ruiz, consejero de Salud de Cataluña.

En el caso de este importante centro hospitalario, la intención del consejero es que permanezca el patronato que él mismo preside, pero con un solo representante de la Administración público entre sus filas, frente a los cinco o seis con que ha contado en los último años (en la actualidad, lo conforman portavoces del departamento de Economía y Salud, de la Universidad de Barcelona y miembros de la dirección del hospital), según ha confirmado a este periódico un ex alto cargo de la Consejería de Salud autonómica.

Esta misma fuente corroboró la existencia de “información” en el sentido de que este primer paso se acompañase más tarde “de hacer del hospital una entidad parapública o con menos control público”, lo que no equivaldría, en todo caso, a una privatización del hospital, como han apuntado miembros de algunos sindicatos. “A corto plazo, habrá un patronato distinto del que saldrán directores y subdirectores generales de diferentes departamentos de la Generalitat que serán sustituidos”, apuntó. Cosa distinta es que, detrás de esa continuación del “dramático” recorte de responsabilidades directivas para contener el gasto en la comunidad autónoma, hubiese intenciones de dar cabida a la entrada de capital privado, extremo que no ha sido corroborado por Publicación de Directivos de la Salud.

En realidad, lo que Boi Ruiz y el nuevo director general del Clínic de Barcelona , Josep María Piqué, han querido decir, de acuerdo con la fuente consultada, es que el patronato deben limitar el número de funcionarios y directores de la Administración pública que lo integran, “o sea, que lo conformen más gente, digamos, de la comunidad y de la sociedad”. Pero “esto no es una privatización, sino, hasta cierto punto, una modernización del funcionamiento de los órganos del Gobierno”, concluyó.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com