¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 27 de marzo de 2012   |  Número 51 Año III
Acceda a nuestra hemeroteca
FRANCISCO MIRALLES, COORDINADOR del hospital PARQUE SAN ANTONIO DE MÁLAGA
“El médico debe conocer el valor económico de la prueba”
Atrás queda la época en la que los galenos se centraban solo en la clínica

Javier Barbado. Madrid
Un buen acto médico no debería suplirse con el abuso de las pruebas de imagen, no obstante imprescindibles hoy día para aportar certezas donde antes solo cabía la elucubración. El entrevistado aplica esta máxima a todas las especialidades médicas, pero más todavía, si cabe, a la Medicina Interna, y, al mismo tiempo que recalca la importancia de la práctica clínica, reconoce la función gestora del profesional de la Medicina como un elemento que no debería descuidarse en modo alguno, menos aún en situaciones de crisis en las que el racionamiento de los recursos se convierte en una imperiosa necesidad. Preguntado por el papel del sector sanitario privado en España, lo considera más eficiente que el público, y, en todo caso, complementario, razón de que sugiera la configuración de mapas sanitarios que permitan distribuir centros estatales y particulares en función de lo que convenga a los ciudadanos.

Francisco Miralles Linares es vocal de Medicina Privada y Concertada en la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

¿Hay tanta diferencia como se dice entre un directivo de hospital privado y otro de centro público?

Supongo que, desde el punto de vista administrativo, sí, y digo supongo porque nunca he participado en la dirección de una entidad pública. Sin embargo, si ponemos como eje de la gestión el bienestar de los pacientes y la búsqueda de la calidad asistencial, con matices será bastante parecido.

Los directivos sanitarios con más experiencia desean que el desempeño de su trabajo se dote de un rango académico y profesional. La Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) estudia una propuesta de formación específica que acredite al profesional de la dirección hospitalaria y evite que ostenten su cargo personas no cualificadas, por lo general designadas por los políticos sin criterios definidos. ¿Ve muy lejos ese cambio en los hospitales públicos españoles?

No debería estar muy lejos la profesionalización del gestor, si bien es difícil definir qué materias ha de dominar y cuál es el perfil académico ideal para desarrollar esta actividad. Son varias las áreas que ha de conocer, tan diferentes como la asistencia clínica, los grupos diagnósticos, el manejo de costes, la legislación sanitaria, las técnicas de negociación, etc. La mayoría de ellas no las estudiamos los médicos en la facultad pero tampoco lo hacen los economistas en su periodo formativo. Sería bastante lógico que se dispusiera de una formación específica para desempeñar este trabajo.

Como usted sabe, la figura del Jefe de Servicio ha experimentado una evolución histórica en España. Hace cuarenta o cincuenta años se le veneraba como el maestro de los médicos de su servicio. ¿Cuál es la imagen que queda hoy de esta figura?

Poco queda efectivamente de esa figura. Era otra época, en la que los médicos se dedicaban sólo a la asistencia clínica y conocían poco de la gestión en general. En la actualidad es imprescindible que un jefe gestione no sólo en términos económicos puros y duros, sino que también ha de realizar gestión de las personas, del tiempo, de las actividades, de los pacientes... Ha de plantear medidas que redunden en el bienestar del enfermo, y, en segundo lugar, en el de su equipo, permitiendo el desarrollo personal de cada uno de sus integrantes. Debe ganarse el respeto de sus compañeros desde la cercanía y no desde la imposición ni la distancia.

¿Es el jefe de Servicio un gestor sanitario, un médico clínico o ambas cosas?

Creo que, en los tiempos actuales, todos los médicos han de ser buenos clínicos y buenos gestores. Al fin y al cabo, cuando un clínico decide si a un paciente le realiza una determinada prueba u otra, aplica uno u otro tratamiento está gestionando en base a su conocimiento lo que considera de menor riesgo y de mayor beneficio para su enfermo. El médico debería  conocer el valor económico de los procedimientos. En muchas ocasiones realizamos pruebas sin tener en cuenta el coste por el mero hecho de ser incruentas, aunque aporten poca información o no se vaya a cambiar la actitud tras su resultado. El jefe de Servicio,  además de tener una mayor obligación en la gestión, ha de promover en su servicio que los clínicos la pongan en práctica a diario. Creo que redundaría en el bien de la sociedad y del paciente.

Nos interesa que nos hable de algún proyecto en especial llamativo que se lleve a cabo en la actualidad en su servicio.

Somos un servicio de gente joven, bastante dinámico, por lo que estamos continuamente desarrollando proyectos. En la actualidad estamos implantando la utilización de la ecografía por parte de todos los miembros de la Unidad. Estamos consolidando la Unidad de riesgo quirúrgico, en la que llevamos realizados más de 1600 estudios. Desarrollando una Unidad de Corta Estancia que comenzará su andadura con el recrecimiento de nuestro centro para el último trimestre de 2012. Y también estamos estudiando cómo podemos incorporar los últimos adelantos genéticos para la prevención  de la salud.

¿Qué importancia tiene la tecnología sanitaria para un servicio de Medicina Interna?

La tecnología es vital actualmente en la sanidad. En gran medida gracias a ella hemos avanzado en los últimos años más que en décadas anteriores. Es difícil plantear en la actualidad un diagnóstico sin apoyo en test de imagen sofisticado y múltiples pruebas tecnológicas que son capaces de objetivar y medir lo que antes en muchas ocasiones eran elucubraciones. Sin embargo, no debemos los médicos (y especialmente los internistas) perder la esencia del acto médico, que se basa en una buena historia clínica. Es la herramienta que más información ofrece y está avalada en múltiples estudios como el arma más eficiente. La tecnología no ha de distanciarnos del paciente sino ayudarnos para llegar a un diagnóstico más preciso o a un tratamiento más eficaz.

¿Desarrolla el Hospital Parque San Antonio actividades de docencia e investigación?

Desarrollamos desde hace años docencia en periodo pregrado, colaborando con la Facultad de Medicina en la formación de los alumnos de 6º curso de Medicina en la Unidad de Medicina Interna y Pediatría, con una alta satisfacción por parte de los alumnos. El grupo de Medicina Interna está muy volcado con la investigación clínica y publicamos de forma regular, además de colaborar con otros servicios de Medicina Interna especialmente de centros públicos con los que hemos desarrollados múltiples trabajos de investigación. Desde comienzos de 2012 este servicio ha publicado tres trabajos en revistas internacionales y otros tres en revistas nacionales.

¿Qué responsabilidad tienen los directivos de la salud en el origen del déficit que arrastra el Sistema Nacional de Salud y qué deben hacer para enmendarlo?

No parece sensato culpar de todo a los gestores, ya que gran parte del déficit está originado en decisiones políticas. Lo que parece claro es que, cuanto más profesional y más imparcial sea un gestor, más probabilidad habrá del éxito en la dirección del centro. Creo que la primera medida debería ser la despolitización de los hospitales públicos.

Por otra parte, es difícil de comprender que se mantenga una falta de entendimiento entre el sector privado y el público. No es razonable que haya lugares con oferta de camas privadas y demanda, en cambio, de camas públicas, de modo que los pacientes soportan listas de espera o el político de la zona se plantea realizar un hospital público. Sería lógico desarrollar mapas sanitarios en los que se distribuya la oferta en función de las necesidades de la zona, contando con el sistema privado que ha demostrado hacerlo, al menos, igual de bien que el público, siendo claramente más eficiente.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com