¿Quiere recibir la Publicación de Directivos de la Salud en su correo de forma gratuita?
Martes, 18 de octubre de 2011   |  Número 40 Año II
Acceda a nuestra hemeroteca
EN EL CONTEXTO DEL PLAN DE CALIDAD ASISTENCIAL
Andalucía integra las guías clínicas en la gestión de procesos
Se trata de protocolos sistemáticos que incluyen la formación del profesional

Javier Barbado. Murcia
La Administración sanitaria andaluza desarrolla desde hace una década un sistema de  procesos de gestión integrada en sus servicios que, en palabras de Emilio Ignacio García, nuevo presidente de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), “constituyen un paso más allá de las guías de práctica clínica”.

María Isabel Dotor Gracia, profesional de la Administración andaluza; José Ramón Luis-Yagüe Sánchez, director del Departamento de Relaciones con las Comunidades Autónomas de Farmaindustria; Emilio Ignacio García, nuevo presidente de la SECA, y Armando Santo González, médico de Atención Primaria y representante de Semergen / Javier Barbado.

García resumía con esa frase la exposición de María Isabel Dotor, administrativa del Servicio Andaluz de Salud que dio a conocer, en el contexto del XXIX Congreso de la citada asociación los proyectos de gestión sanitaria desarrollados en esta comunidad autónoma.

En palabras de Dotor, las guías de práctica clínica se definen como “recomendaciones sistemáticas en relación con el abordaje clínico de una enfermedad concreta”. Su uso disminuye la variabilidad de la práctica clínica y, además, existen herramientas que permiten adaptarlas a diferentes poblaciones y sectores, según esta profesional.

En el caso de Andalucía, el Plan de Calidad Asistencial desarrolla procesos que, en efecto, no solo incluyen los protocolos o guías clínicas como herramienta, sino que además integra a equipos multidisciplinares adaptados a cada enfermedad. “El equipo hace uso de elementos como la revisión sistemática de las guías de práctica clínica,  o bien recurre a las referencias de la Agencia de Evaluación de la Calidad Sanitaria”, explicó.

Aparte de la gestión clínica y de la gestión por procesos, en esta región también se potencia la gestión por competencias por medio del Observatorio para la Formación, en el que ahora mismo se identifican las habilidades adquiridas por cada profesional y las que debe desarrollar a medio plazo. En este método de evaluación se usa, según matizó Dotor, una medida llamada CRP que consiste en una entrevista personal del director de Área con el profesional.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com